Zapatero se equivoca

La clase política, con honrosas excepciones, es una vergüenza, y lo peor, es que PP y PSOE rivalizan en ver cuál es más irresponsable. El PP al negar su papel en la crisis que nos ocupa y cargarle el marrón a Zapatero. El PSOE al no llamar a cada cosa y a cada cual por su nombre.

El voluntarismo niega la evidencia y confunde los deseos con la realidad. Lo más increíble es que desde Zapatero hasta el último cargo orgánico y político del PSOE están jugando a la defensiva marcando los goles en su propia portería. ¿Qué misterio le impide a Zapatero hablar claro a la ciudadanía y responderle como es debido a un PP que le está ganando la batalla de la opinión pública, y mañana, si no lo impide la virgen de Lourdes o Josué Blanco parando el sol sobre Jericó, hará que Gallardón le arrebate a Zapatero -en las urnas- algo más que las llaves de la Moncloa?

Nadie lo ignora, los mercados son múltiples y es uno en la Aldea Global. En la tormenta que hoy nos azota y encoge confluyen diversas causas y orígenes, pero tienen un efecto devastador los daños colaterales del huracán fuerza 9 que han desatado los neocons para forrarse sirviendo a las multinacionales USA, que seguirán extendiendo sus tentáculos y multiplicando sus beneficios durante y después de la crisis.

El poder tiene los medios y utiliza los gobiernos, compra plumas y voluntades para crear la opinión y elaborar las leyes que mejor sirvan a sus intereses. Con la venia de la justicia, la cúpula militar del Pentágono, la Casa Blanca y de la ONU, si se tercia. El poder destruye cuanto toca, sin mirar las consecuencias y el coste en vidas humanas de sus guerras de rapiña (preventivas, justas y necesarias) para hacer cuanto le plazca y tener las materias primas y el control de los mercados desde el oro negro hasta el sustento básico de la humanidad, los cereales que convierte hoy en biocombustibles. El terrorismo del poder empobrece a las más amplias capas y sectores económicos de la sociedad rural y urbana en USA y la UE, mientras expolia y sume a las neocolonias en la desesperación de la guerra y el hambre, de las enfermedades endémicas que matan anualmente a más de 15.000.000 de víctimas inocentes.

Pero vemos que la economía es el talón de Aquiles de Zapatero y que éste no ve que pierde su crédito al pedirle a Bush, al Pentágono y la OTAN que le perdonen su pecado de juventud, con el aporte voluntario y a fondo perdido de 22.000.000 de euros para formar y equipar a 600 soldados afganos prestos a defender el bisness USA de las amapolas en Afganistán. Y se equivoca Zapatero al decir "es un tema opinable si hay crisis o no hay crisis". ¿En qué campo juega Zapatero? Un presidente de Gobierno que debería legislar y gobernar presentando en el Parlamento nueve Proposiciones de Ley:

1ª Hacer que paguen las crisis quienes las provocan y salen más beneficiados, desde las multinacionales del petróleo, los fabricantes y traficantes de armas y los especuladores del suelo, a los capos del ladrillo.

2ª Realizar una política seria de ahorro energético, potenciando todas las fuentes de energía no contaminantes y renovables.

3ª Reducir drásticamente todos los gastos suntuarios e innecesarios de todos y cada uno de los ministerios y los salarios de los altos cargos.

4ª Reducir al mínimo necesario los gastos del Ministerio para la guerra y no jugar con la seguridad de nuestros ciudadanos y la vida de nuestros soldados en Afganistán. Nuestro ejército está para intentar evitar las masacres y genocidios de la población civil y para acudir donde haya una catástrofe natural, y no para hacer de mata-moros. Resumiendo; más escuelas y hospitales y menos cazas ultramodernos, carros blindados y misiles inteligentes para someter y matar a los diferentes.

5ª Controlar el gasto público y acabar con la corrupción y el despilfarro actuando con criterios de racionalidad y eficacia económica, priorizando las inversiones sociales que inciden en un mayor bienestar de todos los ciudadanos.

6ª Apostar decididamente por la investigación y la innovación, apoyando a las empresas que buscan mejorar la calidad de sus productos y los rocesos productivos, mejorando la formación profesional de los trabajadores que crean más trabajo y mayor riqueza.

7ª Realizar un ambicioso programa de inversiones que mejore la calidad de la enseñanza y el sistema sanitario, mientras se acometen nuevas iinfraestructuras y se renuevan las existentes mejorando el entramado vial el país, potenciando el transporte ferroviario, que nos permitirá

ahorrar combustible mientras reducimos las emisiones de CO2 a la atmósfera y la siniestralidad alarmante en las carreteras.

8ª Potenciar la construcción de viviendas de promoción pública y social, ayudando a las familias más necesitadas y desestructuradas, óvenes que buscan emanciparse, separadas y separados, mayores que viven en la más absoluta soledad…

9ª Penalizar a la banca y las entidades financieras que no han hecho su trabajo. Todo préstamo hipotecario o personal exige un estudio serio de su idoneidad y viabilidad de reintegro. Ya se sabe: la banca da el paraguas cuando luce el sol y lo quita cuando empieza a llover y, sin ningún escrúpulo -pese a la coyuntura económica-, ejecuta a quienes estáni infermos, tienen hijos y ancianos que cuidar, pueden quedarse en paro o no legarles el salario ni para comer.

Algo que también les puede ocurrir a los pequeños empresarios que les vienen mal dadas y no pueden hacer frente a los pagos. Por ello, es una uestión vital llevar al Parlamento una Proposición de Ley que les onceda a quienes pasan apuros cinco años de moratoria en la amortización
del capital si pagan los intereses del principal.

¿Qué le ocurre al compañero Zapatero al no ver que la demagogia inmisericorde del PP le está minando el terreno? ¿Es que le teme al poder e la banca, del imperio o de las multinacionales del petróleo.

Zapatero ha de tomar la iniciativa y pasar a la ofensiva con las nueve proposiciones de ley, y ver quién vota en contra en el Parlamento.

* Poeta (Democracia Cívica). Firman también este artículo María Ruiz Jiménez (PSOE, presidenta de Democracia Cívica), Antonio Ros Soler PSM-Democracia Cívica), Antonio Sierra Zamorano (Democracia Cívica), <Ramón González Gascón (Democracia Cívica) y José María García González (PSOE), Antonio Marín Segovia (República Valenciana).

Si quiere adherirse a este manifiesto escriba a democraciacivica@gmail.com.

¿Qué misterio impide al presidente hablar claro a la ciudadanía y responder a un PP que le gana la batalla?

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS