Publicado en: 10 abril, 2019

“Yo no soy coyote”: Periodista Bartolo Fuentes, perseguido por Honduras, México y USA

Por German Reyes

Bartolo Fuentes, periodista hondureño, perseguido no solo en su país, sino también, en Guatemala, México y Estados Unidos, por darle cobertura periodística a las caravanas de migrantes, teme a que los gobiernos de Honduras y Estados Unidos conspiren una acusación criminal para extraditarlo.

Fuentes, hizo pública su denuncia en conferencia de prensa el 03 de abril, en Tegucigalpa, y señaló que vive una situación muy difícil que podría extenderse al resto de periodistas que solidariamente les dan cobertura a las caravanas de migrantes.

Sin embargo para éste periodista, no sería extraño que a sabiendas de que él no es traficante de personas, en cualquier momento aparezca el gobierno con una solicitud de extradición. “Y hacer el mismo trámite que hacen con los traficantes de drogas”, expresó.

En octubre del 2018 el periodista Fuentes, especializado en el tema de migración, acompañó y le dio cobertura a la segunda caravana de migrantes, que huyendo de la miseria y de la inseguridad, salió de San Pedro Sula, con rumbo a los Estados Unidos.

Al inicio era un aproximado de 500 personas que se reunieron y partieron de la Gran Central Metropolitana de San Pedro Sula, pero en el camino se unieron miles de hondureños y salvadoreños, que después de romper un cerco militar, instalado en frontera de Agua Caliente, en Ocotepeque, al Occidente de Honduras, entraron a Guatemala, avanzaron hacia México y siguieron la ruta a Estados Unidos donde solicitarían refugio.

Honduras es un país sumido en la corrupción, la pobreza, la violencia y falta de oportunidades, que históricamente ha expulsado centenas de personas diariamente. No obstante, esa huida masiva tuvo alta cobertura mediática y provocó que miles de personas se unieran en el camino, provocando reacciones negativas en los gobiernos de Estados Unidos y de los países del triángulo Norte de Centroamérica, que inútilmente, trataron de cerrar sus fronteras.

Por su parte, Honduras, criminalizó al periodista Bartolo Fuentes, primero por darle cobertura a esta salida masiva de hondureños. Contra él, levantaron sendas campañas de desprestigio y odio, lo acusaron de organizar el éxodo mediante engaños con fines políticos y lo tildaron de coyote, o de cobrarles a los migrantes por llevarlos a Estados Unidos. También lo señalaron de recibir financiamiento extranjero para darles alimentación y transporte.

Pero Bartolo Fuentes siempre ha sido un luchador social, perseguido desde la década de los ochenta, en tiempos del ex presidente Roberto Suazo Córdova y Gustavo Álvarez Martínez, ex Jefe de las Fuerzas Armadas, cuando apenas era estudiante de secundaria.

Es un crítico de la corrupción, de las políticas entreguistas del territorio nacional y de los recursos naturales, pero también ha sido solidario con los obreros, campesinos y estudiantes.

En marzo del 2015 el ex ministro de Educación, Marlon Escoto, acusó a Fuentes de organizar y dirigir las protestas que realizaban los estudiantes del Instituto José Pineda Gómez, en Tegucigalpa, por mejoras educativas. En ese momento, Bartolo era diputado del Congreso Nacional por el Partido Libertad y Refundación, LIBRE.

De la estigmatización a las acciones legales

El 18 de octubre del 2018, la Ministra de Relaciones Exteriores, María Eugenia Agüero, señaló a Bartolo Fuentes, de ser el incitador de las movilizaciones irregulares a Estados Unidos y llamó al Ministerio Público, a deducirle responsabilidades.

Agüero acusó que “durante varios años el señor Bartolo Fuentes ha promovido movimientos migratorios irregulares bajo engaños y falsas promesas para los connacionales”.

Por esas declaraciones el periodista fue detenido y deportado de Guatemala, mientras que en Honduras lo han perseguido mediante acciones legales infundadas y aseguran que él es uno de los investigados por Estados Unidos para criminalizarlo por delitos de trata de personas.

Ante tal situación el periodista ha manifestado temor a que el gobierno de Honduras pase de la estigmatización y la campaña de odio a las acciones judiciales.

Él no es delincuente, pero asegura que en este país centroamericano no están presos los que cometen delitos sino las personas que los jueces quieren enviar a la cárcel, aunque no tengan pruebas contra ellos.

Amplió que a finales del año pasado salió del país por miedo a ser capturado, que lo enviaran a la cárcel y que después de dos años lo dejaran libre por ser inocente, como ha ocurrido con muchas personas acusadas injustamente y enviadas, incluso, a cárceles de máxima seguridad.

Para defenderse de las acusaciones que le hace el gobierno, el periodista ha regresado a Honduras, pero enfrenta un nuevo escenario. Estados Unidos ha iniciado investigaciones de los periodistas involucrados en la cobertura de los migrantes y entre ellos está él.

Informó que en varios puntos migratorios de la región le han notificado que tiene una alerta migratoria, pero él mantiene en su poder una constancia de las autoridades hondureñas que establece lo contrario.

Pero, “me han hostigados en México, El Salvador y Honduras, detenido hasta cuatro horas con un hostigamiento que yo considero persecución”, afirmó Bartolo.

Asimismo acusó al gobierno de Honduras de esconder las verdaderas causas de la migración para favorecer las pretensiones de Donald Trump en su campaña para la construcción del muro en la frontera con México.

“Yo no soy coyote, jamás le he cobrado a nadie por llevarlo a una frontera, pero sí acompaño a los migrantes y eso lo hago desde hace 20 años”, aseguró Fuentes.

Entre 2000 y 2001, Fuentes era el coordinador del programa de migrantes, de Radio Progreso, y contribuyó a la formación del Comité de Familiares de Migrantes de El Progreso (COFAMIPRO), los acompañó a buscar en México a personas desaparecidas en la ruta a Estados Unidos y desde esa plataforma, él también apoyó procesos de repatriación de cadáveres y de personas mutiladas por la bestia.

Piden cese la persecución

La situación que vive el periodista Bartolo Fuentes ha comenzado a preocupar a los organismos defensores de los derechos humanos, como el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), que le ha solicitado al gobierno, abstenerse de crear falsas acusaciones penales contra él.

Mediante un comunicado leído en conferencia de prensa, el C-Libre ha manifestado que, las campañas de odio sostenidas por altos funcionarios de Honduras, Guatemala y Estados Unidos, llevaron como primera acción la detención ilegal en Guatemala, la cancelación de visas y otras acciones, contra, el periodista Fuentes.

Sostiene el documento que él solo ha cumplido con su trabajo de cubrir las caravanas de migrantes, por lo que C-Libre, también le ha solicitado al Ministerio Público, acusar a la Ministra de Relaciones Exteriores, María Eugenia Agüero, por el delito de apología del odio, en perjuicio de Fuentes.

.

http://www.pasosdeanimalgrande.com/index.php/es/denuncias/item/2441-yo-no-soy-coyote-periodista-bartolo-fuentes-perseguido-por-honduras-mexico-y-usa

 

COLABORA CON KAOS