(Tren de Alta Velocidad) Y vasca: un tren de mentiras

Publicidad

El tren de alta velocidad (TAV), como siempre hemos denunciado, causa severos daños en diferentes aspectos (económico, ambiental, territorial…), sin embargo hoy, mediante esta nota, queríamos denunciar la falta de información referida a las obras del TAV del nudo de Bergara y lo relativo a los accesos del TAV a las capitales vascas.

En marzo del pasado año, para sorpresa de la oposición al TAV, diferentes tramos del nudo de Bergara se adjudicaron con rebajas del 50% sobre el precio previsto. La pasada semana el gobierno central anunció la anulación de dichas adjudicaciones, constatando de esta manera que una vez más los plazos de ejecución del TAV no son en absoluto reales. Nos han hecho creer que el final de la obra es inminente, transmitiendo la idea de que el proyecto es imparable e irreversible y sin embargo oimos cada vez con más frecuencia que el final de las obras de la Y vasca no llegará hasta el 2022-2025.

En cuanto a los accesos del TAV a las capitales vascas, decir que tanto el gobierno vasco como los alcaldes llevan muchos meses de conversaciones. Queremos denunciar la falta de información sobre dichas conversaciones, puesto que es más que evidente que en este asunto ya están negociando el nuevo reparto del pastel. El gobierno vasco y el ayuntamiento de Donostia le han propuesto al gobierno español hacerse cargo de la estación de Donostia. Prevén 115 millones de € para su construcción, sin detallar quién va a asumir los costes de dicha operación. La misma indefinición se esta produciendo con los accesos del TAV a Bilbao y Gasteiz. En el caso de que las entradas se hiciesen soterradas el coste se elevaría a 421 millones de € en el caso de Gasteiz y 314 millones de € en el caso de Bilbao. ¿Cómo es posible que después de diez años del comienzo de las obras todavia no tengan claro cómo y por dónde van a ser los accesos a las capitales? ¿Puede haber una inprovisación mayor?

Queda claro que en lo referente al TAV no nos dicen más que mentiras y que la pretendida transparencia de la que presumen no es sino pura falacia. Esta falta de trasparencia no es de ahora sino que ya quedó de manifiesto en varias ocasiones. Ponemos un par de ejemplos:

– El 24 de abril de 2006 el ministerio de Fomento y el departamento de Transportes y Obras Públicas del Gobierno Vasco firmaron el acuerdo de financiación de la Y vasca, acordando 4178 millones de € para su ejecución, de los cuales 1642 eran para el tramo guipuzcoano. Hoy en día se está viendo que el gasto final se va a disparar muy por encima de estas cifras.

– En Guipuzcoa se han parado varios tramos en obras sin que sepamos exactamente qué está ocurriendo en los mismo. Lo que si tenemos claro es que este parón nos está costando a los ciudadanos medio millón de € al mes.

El TAV es un proyecto basado en la mentira, la improvisación y la chapuza. Debemos pararlo cuanto antes y exigir responsabilidades a quienes nos han metido en este pozo. Cuanto más tiempo pase sin parar las obras, más dificil nos será salir de este pozo sin fondo donde nos quieren ahogar.

AHT GELDITU! ELKARLANA

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More