¿Y si Baltimore estuviera en Venezuela?, ¿qué diría la prensa?

Publicidad

Hagamos un ejercicio mental para comparar el tratamiento a la información que actualmente la prensa española da a los que viene sucediendo estos días en Baltimore (EEUU) y lo que nos estaría diciendo si lo mismo estuviera ocurriendo en Venezuela. Para ello, sin más, bastaría con ver el tratamiento que dieron a los violentos disturbios que la oposición venezolana generó en 2014, que causaron 43 muertos (el 80% de ellos consecuencia de la acción de los opositores), y todo lo que se ha derivado de los mismos después. Esto es, obviamente, un ejercicio de opinión-ficción, pero, ¿alguien duda de que, en este caso, la realidad incluso superaría a la ficción?

Lo que dice la prensa ahora, Baltimore (EEUU)

Cerca de 200 personas han sido detenidas en Baltimore por los disturbios registrados en las últimas horas tras el funeral por Freddie Gray, un joven negro de 25 años de edad que murió por una lesión vertebral sufrida cuando estaba bajo custodia policial.

El Ayuntamiento de Baltimore ha confirmado que unos quince edificios y 144 vehículos han sido incendiados y que casi 200 personas han sido detenidas por su supuesta implicación en estos hechos. Por su parte, la Policía ha dicho que quince agentes han resultado heridos, seis de ellos de gravedad, en los incidentes de la noche del lunes al martes.

Durante los disturbios, algunas personas han aprovechado para saquear comercios, farmacias y un centro comercial mientras se registraban enfrentamientos con los agentes antidisturbios de la Policía, en los que han sido los mayores disturbios registrados en Estados Unidos desde los que tuvieron lugar en Ferguson (Misuri) a finales de 2014.

La Guardia Nacional ha desplegado a sus efectivos en la ciudad, incluida una unidad frente a la comisaría en la que murió Gray. El gobernador de Maryland, Larry Hogan, del Partido Republicano, ha declarado el estado de emergencia y ha impuesto un toque de queda de una semana en esta localidad con mayoría de población negra.

Durante la jornada del lunes, decenas de alborotadores lanzaron piedras contra la Policía, rompieron ventanas de vehículos e incendiaron en dos ocasiones la misma vivienda cuando los bomberos estaban sofocando las llamas. Los colegios de Baltimore han permanecido cerrados este martes tras los disturbios del lunes.

Los disturbios de Baltimore son los últimos de una larga serie registrada en Estados Unidos. En 1992, más de 50 personas murieron en Los Ángeles tras la absolución de cuatro policías que agredieron a un motorista negro. En 1968, decenas de personas murieron en todo el país, varias de ellas en Baltimore.

«Quienes no respetan el toque de queda están rechazando el cumplimiento de las órdenes de los agentes de la ley de que abandonen el área», ha indicado la Policía de Baltimore en su cuenta de Twitter, informando de que se trató de un grupo de personas en actitud «agresiva» que, además de atacar a los agentes, también prendieron fuego a las afueras de una biblioteca.

Los sucesos del martes han terminado con diez personas detenidas, la mayoría de ellas por no respetar el toque de queda, como ha informado el jefe de Policía de la ciudad, Anthony Batts. A última hora del lunes, los disturbios aislados que se produjeron durante la noche habían cesado y la Policía calificó la situación en la ciudad de «estable» y bajo control.

Dos mil miembros de la Guardia Nacional y otros 1.000 policías patrullaron el martes las calles de Baltimore para tratar de evitar que se repitiesen los violentos sucesos del lunes que concluyeron con varios agentes heridos y numerosos daños materiales. A la Policía de Baltimore se sumaron efectivos de poblaciones y estados aledaños como Pensilvania, Nueva Jersey y el Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital, para ayudar en un despliegue policial que ocupa gran parte de la ciudad.

Lo que diría la prensa si fuera en Baltimore (Venezuela)

El régimen de Maduro detiene a cerca de 200 personas en Baltimore por las protestas sociales registradas en las últimas horas tras el funeral por Freddie Gray, un joven negro de 25 años de edad que murió por una lesión vertebral sufrida cuando estaba bajo custodia de la policía venezolana. La muerte de este joven de raza negra es un nuevo caso de violencia policial contra la población negra del país, lo que ha provocado la ira de miles de jóvenes que han salido a las calles a protestar contra dicha violencia y a pedir al régimen que se ponga fin a la impunidad que suele rodear a estos casos. Solo por ello, casi 200 personas han sido detenidas por su supuesta implicación en estos hechos.

En respuesta a la protestas, la Guardia Nacional ha desplegado a sus efectivos en la ciudad, incluida una unidad frente a la comisaría en la que murió Gray. El gobernador de Maryland, Larry Hogan, del Partido de Maduro, ha declarado el estado de emergencia y ha impuesto un toque de queda de una semana en esta localidad con mayoría de población negra. El gobierno pretende así, en un claro ataque contra los DDHH y la libertad de manifestación, acabar con las protestas y evitar que la revuelta vaya a mayores, para lo que no ha dudado en multiplicar las fuerzas represivas en la ciudad. La oposición de todo el país denuncia esta nueva maniobra represiva del régimen bolivariano.

«Quienes no respetan el toque de queda están rechazando el cumplimiento de las órdenes de los agentes de la ley de que abandonen el área», ha indicado la Policía de Baltimore en su cuenta de Twitter, tratando con ello de intimidar a los jóvenes manifestantes y amenanzando a quienes osen desafiar las órdenes impuestas por el régimen.

Dos mil miembros de la Guardia Nacional y otros 1.000 policías patrullaron el martes las calles de Baltimore para tratar de evitar que se repitiesen las protestas del lunes. A la Policía de Baltimore se sumaron efectivos de poblaciones y estados aledaños como Pensilvania, Nueva Jersey y el Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital, para ayudar en un despliegue policial que ocupa gran parte de la ciudad. El régimen de Maduro ha convertido la ciudad en un fortín policial y los manifestantes temen que la represión pueda ir a más en las próximas horas.

Lo que dicen PP y PSOE al respecto ahora, Baltimore (EEUU)

Absolutamente nada. Ni una palabra. Nada de nada. No existe ni en sus mentes ni en su agenda.

Lo que dirían PP y PSOE si fuera en Baltimore (Venezuela)

La violencia policial y el ataque a los DDHH que está llevando a cabo el régimen de Maduro en Baltimore es intolerable. Militarizar la ciudad y reprimir a un pueblo que protesta contra los reiterados abusos policiales, que han causado miles de muertes en los últimos años, es propio de las peores dictaduras. Exigimos a PODEMOS e IU que condenen de inmediato estos hechos. Anunciamos, además, la convocatoria de un pleno en el Congresos para condenar los ataques a los DDHH y pedir la liberación inmediata de todos los detenidos por la represión.

Lo que hacen los productores de En Tierra Hostil y similares ahora, Baltimore (EEUU)

¿Baltimore? De eso ya se encargan los creadores de The Wire, igual ahora sacan más temporadas de la serie. ¿15.000 muertos por violencia policial en EEUU en los últimos 15 años?, ¿pero a alguien le interesa eso?, ¿alguien nos va a financiar los gastos que ocasionan hacer un programa sobre tal tema, que poco menos que va a presentar a EEUU como un infierno? Vamos, vamos. No hay nada que ver aquí. Esto ni tiene interés, ni, por supuesto, nos interesa.

Lo que harían tales productores si fuese en Baltimore (Venezuela)

Manda de inmediato un equipo para allá y ve tomando imágenes de todo. Busca, paga y entrevista en sitios claves a personas afectadas por la violencia policial. Busca todo lo morboso y escabroso que encuentres, y ve preparando un guión para montar un programa especial, centrado en tales hechos y encuadrado dentro del contexto de las 15.000 personas asesinadas por la policía en los últimos 15 años, para emitir antes de las próximas elecciones generales. Una semana antes de las mismas. Ya hay varias cadenas que se han ofrecido a emitirlo.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More