Xavier Alegria reitera ante el juez que fue torturado por la Guardia Civil

Xabier Alegria ha comparecido hoy por quinta vez en un juzgado de Madrid para reiterar su denuncia de las torturas que sufrió a manos de la Guardia Civil durante el periodo de incomunicación, tras la operación contra «Egunkaria». Más de cien prersonas le han mostrado su apoyo desde Donostia.

MADRID-. Tras su comparecencia ante el juez, Xabier Alegria ha criticado en declaraciones a «Berria» que el magistrado no ha querido escuchar su testimonio, que pretendía terminar «cuanto antes» con la comparecencia y que se ha empeñado en buscar pequeños fallos de forma en los detalles más nimios.

Eljuez que lleva el caso e las torturas sufridas por Alegria archivó la denuncia, pero la Audiencia Territorial de Madrid ordenó tomar declaración a Alegria para escuchar de primera mano su testimonio, dado que observó «indicios de veracidad» en la denuncia formulada por el ciudadano vasco.

Al tiempo, más de cien personas se han concentrado en Donostia bajo el lema «Torturarik ez». Entre otros, han acudido a la protesta responsables de la Egunkariaren Alde Elkartea, Xabier Mendiguren (Kontseilua), RAfa Díez (LAB), Arnaldo Otegi (Batasuna) y los ex responsables de «Egunkaria» Martxelo Otamendi e Iñaki Uria, quienes también denunciaron malos tratos.

También ha estado presente Xabier Oleaga, quien ha expresado la «voluntad firme» de «llegar hasta el final en la investigación» y de recurrir a los tribunales europeos, si «el sistema judicial español no da lugar para eso». 

«No vamos a dejar que transcurra impunemente lo que ocurrió allá en el año 2000, y no porque pase el tiempo estamos dispuestos a olvidar», ha agregado Oleaga.

Oleaga ha explicado que la declaración de Alegria «viene con un signo positivo después de un signo negativo», puesto que inicialmente los jueces decidieron archivar su denuncia, pero posteriormente «una sala determinó que la investigación no se llevó debidamente a cabo» y exigió al tribunal que volviera a tomarle declaración «como es debido».

No obstante, según ha indicado Martxelo Otamendi, la actitud del juez ha sido hoy «negativa y distante».

La denuncia de Otamendi se encuentra en estos momentos en el Tribunal Constitucional, mientras que Iñari Uria prestó declaración recientemente y el caso de Oleaga está «parado», según los denunciantes.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS