Publicado en: 25 octubre, 2015

Willy Toledo: “En este país el problema es ser izquierdista, pero yo defiendo mi libertad de expresión y mi libertad al exabrupto”

Por Queralt Flotats

El actor, acostumbrado a llenar titulares con sus polémicas declaraciones, ha explicado para la edición local de Santa Coloma de EL PERIÓDICO su inmersión en el catalán para preparar la obra ‘Cremats’, su relación con Catalunya y sus proyectos de futuro. – Para la comedia ‘Cremats’ has recibido clases particulares de catalán. ¿Cómo ha ido […]

El actor, acostumbrado a llenar titulares con sus polémicas declaraciones, ha explicado para la edición local de Santa Coloma de EL PERIÓDICO su inmersión en el catalán para preparar la obra ‘Cremats’, su relación con Catalunya y sus proyectos de futuro.

– Para la comedia ‘Cremats’ has recibido clases particulares de catalán. ¿Cómo ha ido la inmersión lingüística?

El catalán lo entiendo desde hace tiempo porque llevo muchísimos años viniendo a Barcelona. Es la primera vez que participo en una obra con dos idiomas distintos y la dificultad principal, como actor, ha sido la concentración y la atención que requiere escuchar lo que dicen los compañeros para dar la réplica. Ha sido una experiencia única que al principio parecía un ‘handicap’ pero que me ha venido muy bien.

– Esta obra se ha presentado en Barcelona con Entresòl Produccions y no en Madrid como sueles hacer. ¿Cómo te recibe la ciudad?

A mí me encanta ir a Barcelona. Cada vez que vengo tengo la sensación de llegar a casa. Son muchos años de compartir experiencias tanto en lo profesional como en lo personal e incluso en lo emocional. Me siento muy bien recibido, casi tanto como en Madrid.

– La obra habla de personajes quemados por la crisis, la rutina, la economía, las relaciones… ¿Crees que el público se identifica con los problemas de los protagonistas?

‘Cremats’ es una obra que habla de relaciones humanas y hay una clara crítica a la hipocresía, a las apariencias, a la burguesía que pretende aparentar que nada sucede. Se habla de problemáticas como los celos, el amor por el dinero, la familia… pero básicamente es una comedia que quiere que el público se lo pase bien.

– A tu personaje (Jordi) no le gusta hablar catalán, es un tipo asocial y un poco desastre…

Es un tipo gris con una vida miserable que no ha deseado nunca. Se ha encontrado con una mujer a la que no ama, con una relación desastrosa carente de cariño y respeto. Es un profesor universitario que va de la facultad a casa y poco más hasta que un día sucede algo que le da la vida otra vez, a él y a los personajes.

Se trata de cuatro personajes que sufren, ya que es imposible hacer una comedia sin sufrimiento y es precisamente este sufrimiento en el que se reconoce el público porque se están riendo de sus propias desgracias.

– Durante estos días has sido polémico por manifestar turepudio literal a la monarquía y a la fiesta de la hispanidad y la Guardia Civil ha pedido que la Fiscalía te abradiligencias. ¿Hay alguna novedad en este aspecto?

Yo no tengo ninguna noticia más. De hecho no es la Guardia Civil sino una de las organizaciones que integran la Guardia Civil la que pide a la Fiscalía que abra diligencias porque ellos no tienen nada por lo que denunciarme. Yo estoy absolutamente tranquilo.

– A diferencia de otros actores, te implicas en diferentes aspectos sociales y no escondes tus opiniones. Esto ¿abre o cierra puertas a nivel profesional?

La implicación social no abre ninguna puerta, esto está claro. Si yo fuera derechista y dijera que apoyo al PP y que el Rey salva la democracia, posiblemente no hubiera tenido ningún problema. En este país el problema es ser izquierdista, pero yo defiendo mi libertad de expresión y mi libertad al exabrupto.

– Precisamente tu próxima obra teatral será una crítica política titulada ‘El Rey’ que también llegará a Santa Coloma el próximo mes de marzo. ¿De qué trata?

Es una historia de la transición contada a través de la figura del rey Juan Carlos, interpretado por Luis Bermejo. Y entre Alberto San Juan y yo damos vida a infinidad de personajes que fueron fundamentales durante la transición como Franco, Felipe González, Henry Kissinger, o Adolfo Suárez.

Intentamos explicar la transición o lo que yo llamo la ‘transacción’, en la que cambia la nomenclatura de los poderes del estado pero los poderes fácticos continúan siendo los mismos: policía, militares, empresarios, banqueros, medios de comunicación, etc.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/willy-toledo-este-pais-problema-ser-izquierdista-4609394

-->
COLABORA CON KAOS