Volin

Publicidad

Vsevolod Mikhaïlovitch Eichenbaum, más conocido por el seudónimo de “Volin” (1882-1945) nació el 11 de agosto de 1882 en Vorónezh. De familia burguesa y acomodada; sus padres eran médicos. Estudió en buenos colegios, donde aprendió alemán y francés. Hermano del eminente filólogo ruso Borís Eichenbaum, destacado representante del formalismo ruso.

Se matriculó en la Facultad de Derecho de San Petersburgo, que abandonó pronto por su dedicación completa a la militancia en el Partido Socialista Revolucionario.

El 9 de enero de 1905 se sumó a la manifestación del Domingo Sangriento, salvajemente reprimida por las tropas zaristas. Al día siguiente (10) intervino en la fundación del primer soviet, creado para ayudar a las víctimas y perseguidos de la matanza del día anterior. En los meses siguientes participó en la fundación del Soviet de San Petersburgo. En 1906 intervino en una insurrección contra el zarismo en la isla de Kronstad. Fue detenido y encarcelado en la fortaleza de San Pedro y San Pablo, y luego deportado a Siberia, aunque en 1907 consiguió evadirse y llegar a Francia, donde evolucionó hacia el anarquismo, completó sus estudios y frecuentó los círculos revolucionarios.

El 2 de setiembre de 1910 nació su primer hijo, Igor, fruto de sus relaciones con Tatiana Solopova. El 22 de enero de 1912 nació su segundo hijo, Georges, y poco después su compañera fue hospitalizada.

Desde 1913, y durante los primeros meses de la Primera Guerra mundial, participó en el Comité de acción internacional contra la guerra. Convivía con su segunda compañera Anna Grigoriev.

En 1915 fue detenido por sus actividades antimilitaristas. En verano murió Tatiana y en setiembre nació su tercer hijo, Natacha.

En el verano de 1916 fue deportado a un campo de concentración por el gobierno Millerand, Consiguió evadirse, gracias a la ayuda de unos camaradas franceses y, el 6 de agosto, en Burdeos, embarcó con destino a los Estados Unidos.

Allí trabajó en la Federación de Uniones Obreras Rusas, que contaba con más de diez mil afiliados. En la Federación fue muy bien recibido, encargándose de editar su órgano de expresión, Golos Truda/La Voz del Trabajo. Era asiduamente requerido para dar conferencias a lo largo y ancho de Estados Unidos y Canadá, ya que carecían de conferenciantes y propagandistas. Su colaboración fue muy eficaz, pues era un gran orador, como la prensa rusa ya había señalado durante los acontecimientos rusos de 1905. Se ganó una justa fama como propagandista, capaz de cautivar a las multitudes con su verbo fácil y colorista, su ágil y riguroso pensamiento y el atractivo vigor de su discurso.

El 4 de enero de 1917 nació su cuarto hijo, Leo. Ante las noticias de los primeros disturbios revolucionarios regresó a Rusia como militante anarcosindicalista, estableciéndose en Petrogrado. Padeció la extrema debilidad del movimiento anarquista, causada por la escasa atención que los ácratas dedicaban a la creación de una organización propia. Trató de solucionar la desunión existente entre los anarquistas que siempre habían vivido en Rusia, en su mayoría seguidores de Kropotkin, y los exiliados en tiempos del zar, que regresaban al país para ayudar a la revolución, con tradiciones e influencias muy diversas y ajenas al pensamiento anarco-comunista kropotkiniano. Ese trabajo de unificación se concretó en la Unión de Propaganda Anarcosindicalista de Petrogrado que decidió continuar la publicación del Golos Trudá, del que Volin era redactor.

Tras la revolución de octubre de 1917, el periódico se convirtió en diario, pero pasó a estar controlado por un comité de redacción bolchevique, que no gustó a Volin, quien después de la ruptura de las negociaciones de paz de Brest-Litovsk (3 de marzo de 1918), abandonó el periódico y la ciudad de Petrogrado.

Se marchó a Brobov, donde trabajó en el soviet de esa ciudad, reuniéndose por fin con su mujer y sus cuatro hijos, que acababan de regresar de Francia. Se encargó de la educación y propaganda popular, explicando a la población el significado político de los recientes acontecimientos revolucionarios. Poco después, participó en la redacción del diario Nabat (Toque de Alarma), editado en la región. Se sumó a los organizadores de la Conferencia de Kursk, encargada de redactar las resoluciones adoptadas y elaborar una declaración que unificara las numerosas tendencias del anarquismo, permitiendo que todos pudiesen trabajar en una única organización ácrata. Así fue como Volin formuló su idea de la Síntesis Anarquista, en la que cabían y colaboraban armoniosamente anarcosindicalismo, anarco-comunismo e individualismo, las tres corrientes fundamentales del movimiento libertario.

En el otoño de 1918, Volin creó, con otros compañeros, la Federación Anarquista de Ucrania, conocida con el nombre de Nabat, organización que tuvo una gran capacidad de movilización, dado su elevado número de afiliados.

En 1919, Volin se incorporó al movimiento makhnovista y fue responsable de la sección de cultura y educación del ejército insurreccional. Organizó reuniones, conferencias, charlas, consejos populares, ediciones de octavillas, manifiestos, carteles y cuantas publicaciones necesitaran los makhnovistas. Ese mismo año, Volin fue elegido presidente del Consejo de Insurgentes, en el que trabajó intensamente durante seis meses.

Su labor fue interrumpida cuando enfermó de tisis en diciembre de 1918. Fue trasladó a Moscú para ser hospitalizado. Debido a su forzada inmovilidad fue fácilmente detenido por los bolcheviques el 14 de enero de 1920, y abandonado en manos de la Cheka. Fue liberado en octubre de 1920, gracias a los pactos y la alianza firmada entre el Ejército Negro y el Ejército Rojo, con el objetivo de combatir conjuntamente a las tropas blancas del barón de Wrangel. Por otra parte, Néstor Makhno había exigido expresamente la excarcelación de Volin.

El 16 de noviembre Wrangel fue derrotado por el Ejército Rojo. El 26 de noviembre se rompió la alianza entre Makhno y los bolcheviques.

Volin se trasladó a Járkov, donde colaboró con la Confederación Nabat en la preparación de un Congreso anarquista, convocado para el 25 de diciembre. El día anterior, los bolcheviques detuvieron a Volin y a todos los anarquistas comprometidos con Makhno, que hubieran tenido cargos de responsabilidad. Desde Járkov, Volin y el resto de prisioneros fueron transferidos a Moscú.

A partir de entonces estuvo encarcelado, primero en la prisión de Butyrka y luego en la de Lefórtovo. En ambas prisiones sufrieron las brutalidades de la Cheka, a las que se opusieron mediante una huelga de hambre que duró unos diez días, cuando finalizó felizmente, gracias a la inesperada intervención de Emma Goldman, Alexander Berkman y Alexander Shapiro, delegados del sindicalismo europeo que asistían a un Congreso del Profintern (julio de 1921). Estos sindicalistas consiguieron de los bolcheviques el compromiso de liberación de diez prisioneros, entre ellos Volin, La única condición impuesta era el destierro perpetuo, bajo amenaza de muerte en caso de infringirlo. Todos pudieron viajar con sus familias en enero de 1922, distribuidos en diferentes destinos: París, Berlín, Nueva York.

Mientras estuvo encarcelado se produjo la muerte de Kropotkin (8-2-1921) y la insurrección de los marinos de Kronstad contra los bolcheviques (1-17 marzo 1921) y en el verano de 1921 el aplastamiento definitivo del movimiento makhnovista.

Se refugió con su familia en Alemania, donde fue acogido por la Unión Obrera Libre de Berlín, que publicó su folleto La persecución del anarquismo en la Rusia Soviética. Tradujo el libro de Archinov sobre la historia del movimiento makhnovista. Junto con Archinov fundó una revista llamada Anarjícheski Véstnik (El Heraldo Anarquista). Se juntó a los exiliados rusos que impulsaron distintos comités de ayuda a los camaradas presos por el régimen bolchevique.

Sebastián Faure le invitó a residir en Francia, con unas condiciones de vida algo más holgadas. Llegó a Francia con su familia en el verano de 1925. Colaboró en la Enciclopedia Anarquista. Editó varios folletos y artículos, algunos traducidos en la prensa extranjera. También con Archinov, participó en la publicación Dielo Trudá (Causa Obrera), del Grupo de Anarquistas Rusos en el Extranjero. En octubre de 1925 nació su quinto hijo, Dimitri.

A raíz de la publicación de la controvertida Plataforma Organizativa de los Comunistas Libertarios, en 1926, Volin rompió con Néstor Makhno y Piotr Archinov. La agria disputa marcó una profunda división en el seno del movimiento anarquista ruso en el exilio.

En abril de 1927 Volin, Sobol, Fléchine, Schwartz, Mollie Steimer y otros, publicaron un folleto, titulado “Respuesta a la Plataforma”, que atacaba y refutaba la Plataforma de Dielo Truda y abogaba por un humanismo universal que negaba la lucha de clases como única meta, asimilaba el texto plataformista con los principios organizativos bolcheviques y con la disciplina leninista o de cuartel. Volin y sus compañeros veían en la creación de un centro político, un ejército revolucionario y una policía antiburguesa, la defensa del principio de autoridad y del estatismo. Volin oponía a la PLATAFORMA, una organización de SÍNTESIS ANARQUISTA, que apuntara a la superación de las divisiones teóricas y organizativas existentes en el movimiento libertario: anarcosindicalismo, anarco-comunismo e individualismo. La polémica se generalizó y envenenó hasta el punto de que los partidarios de la síntesis acusaron a los plataformistas de querer inocular el virus bolchevique en el pensamiento anarquista.

En 1934, Prudhommaux y Volin fundaron Terre libre, que se convirtió, en 1937, en el órgano de la Federación Anarquista en lengua francesa (FA).

En 1936, tras un largo período de enfrentamientos y controversias, el movimiento libertario francés estaba dividido esencialmente en tres pequeñas organizaciones: el sindicato anarcosindicalista CGT-SR y dos organizaciones anarquistas: UA y FA. La Unión Anarquista (UA) propugnaba un amplio frente antifascista y reformista que incluía organizaciones socialistas, trotskistas y antifascistas de todo tipo (con figuras como Pivert o Guérin), mientras la Federación Anarquista (FA), prefería impulsar un frente anarquista con el sindicato Confederación General del Trabajo-Sindicalista Revolucionaria (CGT-SR).

A petición de la CNT española, Volin se encargó desde octubre de 1936 de la publicación en París del periódico en lengua francesa L´Espagne Antifasciste, del que se habían editado ya 11 números en Barcelona[1], bajo la responsabilidad de Prudhommeaux. Pronto criticó y denunció la política colaboracionista de la CNT, así como la alarmante dejación de principios por parte de los comités superiores de la CNT-FAI. El número 31, del 8 de enero de 1937, fue el último número, de esa publicación, porque la CNT decidió  su suspensión como único medio de acallar sus aceradas críticas.

En enero de 1937 Leo, hijo de Volin, vino a combatir en España como miliciano. Prudhommeaux y Volin prosiguieron sus críticas contra los comités superiores de la CNT y el colaboracionismo en L´Espagne Nouvelle y en Terre Libre, que se publicaban en semanas alternas. Volin, en sus artículos, solía diferenciar entre la burocracia “culpable” de los dirigentes y el sano instinto revolucionario de la base.

Instalado en Nîmes, colaboró intensamente con André Prudhommeaux en la edición de diversas publicaciones y folletos, además de la redacción, sostenimiento y distribución de L´Espange Nouvelle. No participó en los congresos de la AIT de diciembre de 1937 y de noviembre de 1938.

En junio de 1940, tras la fulminante victoria nazi en Francia y la instauración del llamado Régimen de Vichy, se trasladó a Marsella, donde acabó su obra La Revolución Desconocida, publicada póstumamente en 1947. Las privaciones de todo tipo y las terribles condiciones de la peligrosa actividad de los resistentes antinazi en la clandestinidad, obligada por su militancia anarquista y su nacionalidad rusa, minaron definitivamente su salud. Murió de tuberculosis, en Paris, el 18 de septiembre de 1945.  Sus cenizas fueron sepultadas en un columbario del Père-Lachaise.

 

Agustín Guillamón

Barcelona, 3 de mayo de 2020

En el Primer Confinamiento Mundial

 

[1] El número 1 se había publicado el 22 de agosto de 1936 en Barcelona, con la siguiente anotación: “Édition française de Solidaridad Obrera”. Volin, en esos primeros 11 números editados en Barcelona, se encargaba de la redacción de los artículos referentes a Francia.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More