Viviendo al límite

Proyecto del filme.-

Vivimos en un siglo que ha nacido bajo una terrible amenaza. Esa amenaza se llama SIDA.

El Virus de Inmunodeficiencia Humana es todavía, para científicos o analfabetos, una gran interrogante. Un virus sin cura; sin vacuna; con uno y mil rostros. Un virus que avanza y cada día se hace más fuerte… Un virus del que mañana cualquiera de nosotros puede ser víctima…

Mientras tanto, una especie de conspiración tácita de vergüenza y silencio continúa acompañando al SIDA. Las personas que se identifican como VIH positivas continúan siendo objeto de rechazo y discriminación. Por ignorancia, por homofobia o por todo aquello de silencio y misterio que sigue rodeando al sexo.

Pero lo peor está aún por llegar. No hay país en el mundo que no esté infectado. Algunos como la India, relativamente indemne hasta hace pocos años, figura ahora hoy entre los que tienen una tasa más rápida de crecimiento de la enfermedad. Solo sumando recursos y trabajando en conjunto podrá ponerse fin a este avance. Sin embargo, la humanidad aun está lejos de lograr esfuerzos comunes y mientras los países desarrollados extienden la utilización de inhibidores, las cifras crecientes del continente africano golpean nuestros corazones.

Y en medio de todo, una pregunta: ¿CÓMO VIVIR CON VIH?…
El conflicto entre la vida y la muerte es el gran conflicto del hombre. ¿Cómo será este conflicto para los que viven marcados con la certeza de que la muerte es algo seguro y relativamente cercano?… ¿Cuáles son sus mayores preocupaciones…? ¿Aún socialmente marcados por esta especie de estigma escarlata son capaces de soñar y amar…? ¿Qué hace la sociedad por ellos y contra ellos…?

Este proyecto explorará en la universalidad de este padecimiento a partir de las particularidades de nuestro país. Como cineastas queremos contribuir a que las personas que viven con VIH puedan encontrar una mayor comprensión de la sociedad, en tanto que son seres humanos que tienen aún una vida por delante y tienen el derecho a vivirla a plenitud.

Queremos contribuir a que la sociedad se convenza de que éste es un problema de todos y cada uno de nosotros, y que todos y cada uno de nosotros podemos hacer algo para contribuir con un trabajo de educación, que ayude a modificar conductas y luchar contra la epidemia, pero también a que las personas que viven con VIH sigan VIVIENDO, así, con mayúsculas.

La investigación que realizamos como punto de partida para este proyecto estuvo asesorada fundamentalmente por el Centro Nacional de Prevención del SIDA y las Infecciones de Transmisión Sexual pero también realizamos consultas con la Dirección de Epidemiología del MINSAP, con el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí y con el Sanatorio de Santiago de las Vegas.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS