Vitoria-Gasteiz 3 de marzo de 1976. Materiales para la memoria

Nuestro olvido sería su mayor victoria sobre el pasado y nuestra debilidad para el futuro

Publicidad

Con motivo del 44 aniversario de aquella lucha ejemplar y odiosa matanza, seguramente se publicarán algunos artículos en Kaos en la red. Lo que pretendo aportar con éste es un recordatorio general de los hechos y de lo que fue aquella lucha y, más en especial, ayudar a localizar materiales diversos interesantes que a poder ser conviene que os los descarguéis en el ordenador, pues nunca se sabe cuándo desaparecerán de internet o resultará mucho más complicado encontrarlos (algunos ya lo son hoy). También otros más cuestionables, pero con información importante sobre todo para las generaciones más jóvenes que todavía ignoran demasiado cómo fueron aquellos tiempos y que les ayudarán a hacerse una idea mejor, y también a entender lo que pueden llegar a ser tiempos futuros que les toque vivir.

GUÁRDATE este ARTÍCULO para ir DESCARGANDO con tiempo los MATERIALES recomendados

AVISO inmediato: En primer lugar (por si este texto aparece ya para el martes 3), AVISAR de que el día 3 de marzo, a las 22,30 en el programa “La noche de”, la cadena pública de radio-televisión vasca, EITB, emitirá en castellano una película que, por lo que dicen, es estupenda “Vitoria, 3 de marzo” https://www.eitb.eus/es/television/programas/la-noche-de/videos/detalle/7063119/video-trailer-pelicula-vitoria-3-marzo/ (con la voz de fondo de la grabación de las comunicaciones de la Policía Armada durante la matanza) — ‘La Noche De…’ emitirá la película ‘Vitoria, 3 de marzo’ el martes https://www.eitb.eus/es/television/programas/la-noche-de/videos/detalle/7056894/video-la-pelicula-vitoria-3-marzo-3-marzo-etb2/ —. La web de la película https://vitoria3demarzo-lapelicula.com/ . Si vivís allí o podéis verla por alguna plataforma digital, no os la perdáis. EITB sube algunos programas a su web para poder verlos más tarde durante unos pocos días on line (otros se archivan y “para siempre” también pueden verse). No sé si en este caso lo hará (los derechos de propiedad y difusión de películas siempre son más restringidos que en los programas propios), pero ésta es la dirección de eitb a la carta https://www.eitb.tv/es/ A la izquierda, dad en “los últimos 7 días”. Elegid etb2, y el martes 3, a ver si está accesible. Si algo no podéis ver será porque igual tenéis muy restringido lo de las cookies.

Una fuente de información fundamental es la Asociación de víctimas 3 de marzo – MARTXOAK 3 ELKARTEA http://www.martxoak3.org/ —- https://twitter.com/martxoak3?lang=eshttps://es-es.facebook.com/martxoak.hiru Sin embargo, no sé qué pasa, pero lo días que he querido consultar en la web, no funciona nada en absoluto (independientemente del navegador), y sin ningún aviso, ni encontrado noticia que lo explique. Sólo se puede ver algo “en caché”. Por eso también hay que recuperar y guardarse en el ordenador otras fuentes relevantes de información, no sea que desaparezcan.

El relato más detallado y políticamente más avanzado que resulta más accesible por internet, creo que es “Todo el poder a la asamblea. Vitoria 3 de marzo de 1976, en sus documentos” de likiniano elkartea (likininoren altxorra 14) – https://aginteahausten.files.wordpress.com/2018/02/todoelpoderalaasambleam3.pdf que conviene que os guardéis en el ordenador para leerlo con toda tranquilidad, y antes de que (por lo que sea) desaparezca. Como podéis disponer de ese estupendo material, no necesitaré repetir sus informaciones, especialmente relevantes en todo lo referente a la organización de la lucha a partir de las asambleas de empresa y sus delegados representativos. Las principales lecciones que debemos aprender y aplicar de aquella lucha son la de la autoorganización y unidad en la lucha de todas las empresas por objetivos comunes aunque fuesen de ramas distintas y tuviesen convenios diferentes, la importante participación de las mujeres en la lucha, la defensa de la dignidad obrera frente a la dictadura patronal y estatal (a través de la explotación, el régimen disciplinario de la empresa, la ausencia de libertades elementales, su Sindicato Vertical –fascista- y la mortal represión policial), la valerosa autodefensa ante la represión, y la respuesta en forma de huelgas generales de solidaridad fulminantes (sin previo aviso legal, servicios mínimos abusivos…; aparte que semejante cosa –huelga en solidaridad- era absolutamente ilegal). Otros materiales, los dejó para el final de este documento.

El 22 de febrero de 2008 publicaba yo en kaosenlared el artículo “Vitoria-Gasteiz, 3 de marzo de 1976. El fascismo mató, la democracia sepultó en el olvido. El capital y su Estado, siempre detrás” que retomo con alguna pequeña modificación para actualizarlo en algo. Parece mentira, pero ya han pasado 12 años, y desde los trágicos sucesos, 44 años, que se dice fácil, cuando la dictadura de Franco duró, si empezamos en el 18 de julio de 1936 al 15-6-1977, 41 años, o sea más que el Régimen. Y estamos como estamos sin que se haga justicia. Pero al menos no podemos permitir que caiga en el olvido, pues de aprender bien sus lecciones (explícitas o implícitas) dependerá también nuestro futuro.

El 20 de noviembre de 1975 fallecía el dictador, general Francisco Franco, pero su régimen continuaba intacto y bajo el mandato de Carlos Arias Navarro, en el primer gobierno de la monarquía juancarlista. Pocos meses después, en Vitoria-Gasteiz, la clase trabajadora desarrollaba una lucha que por sus ejemplares características y la despiadada represión sufrida, pasaría a la historia.

Dos meses en huelga, unidas varias empresas, 10.000 trabajadores en lucha, unificando sus reivindicaciones, participando las mujeres de los huelguistas, con una gran organización asamblearia -ilegal- rechazando el corsé fascista del Sindicato Vertical y con dos huelgas generales locales (no plenas) ante la negativa a negociar de una patronal prepotente que responde con más de cien despedidos y recurre a llamar a la policía al menor problema. Los trabajadores/as no tenían ingresos desde diciembre de 1975, con una inflación que rondaba el 20%, y con congelación salarial. Pero la gente se apoyaba, con los vecinos de portal, el dinero en la colecta en los bares del barrio para la caja de resistencia, etc. En esto fue muy importante la capacidad de las mujeres (trabajadoras asalariadas y/o “amas de casa”) para crear una red social de apoyo mutuo (había que seguir manteniendo también a los niños).

Todo eso entonces y hoy nos admira, pero para el Régimen eran prácticamente unos delincuentes, pues todo lo que estaban haciendo era ilegal. La forma de llevar el “conflicto colectivo”, la huelga, prescindir de los cauces de “representación” y “resolución de las divergencias” con la patronal a través del Sindicato Vertical (una misma organización, dirigida por el Estado, “hermanaba” a patronos y obreros, o sea, el aceite y el agua, imponiéndose siempre los intereses de los primeros sobre los segundos), hacer huelga “por la brava” (cuando sólo era pensable en situaciones excepcionales que en la práctica la “democracia orgánica” debía impedir y para eso estaba el SV), manifestaciones y reuniones multitudinarias sin autorización previa que, para el caso, sin duda, no nunca concederían, unir todos los conflictos en uno saltándose el “cauce” legal del convenio colectivo sectorial, provincial o de empresa, hacer llamamientos a la huelga, ¡huelga de solidaridad!, ¡huelga general!…¡Pero qué es esto! ¡A dónde vamos a llegar! Si la represión no se desató, como en otras ocasiones, desde el principio y con todo su potencial de terror, fue porque el Régimen, tras la muerte de Franco, estaba jugando a una cierta “apertura” (conservando lo fundamental y casi todo lo accesorio), había que “soltar presión” a la olla, y por eso aflojaba un poco la cuerda, pero cuidando de no perder el control, y contando con todos los medios para, llegado el caso, obligar a que todo volviese a la “normalidad”, y al coste que fuese.

El miércoles día 3 de marzo (miércoles de ceniza, en el ritual católico), la tercera huelga general se había impuesto en Vitoria con pleno apoyo popular, un éxito total, tanto más valioso por su ilegalidad y el peso de la represión policial y patronal. Ya durante la mañana la policía provoca heridos de bala (3 como mínimo) en situaciones que para nada les desbordaban ni suponían el menor riesgo para la vida de los policías, y que demuestra su talante y hasta donde estarían dispuestos a llegar en su represión con que sólo estuviesen en una situación algo más complicada. Que pese a esto, el natural miedo, los trabajadores/as estuviesen decididos a seguir luchando y a hacer sus multitudinarias asambleas, es una muestra de su coraje, determinación y sentido de la dignidad frente a una patronal y Estado burgués brutales.

A las cinco de la tarde ya estaban reunidas en asamblea, entre trabajadores y familiares, cuatro mil o cinco mil personas dentro de la iglesia parroquial de San Francisco de Asís (de construcción muy moderna, peculiar, incluso extraña), en el barrio obrero de Zaramaga, y otras tantas al menos fuera pues no cabían dentro. Con la tolerancia de los sacerdotes, se aprovechaba la circunstancia de que, según el Concordato con el Vaticano, la policía no podía entrar en los tempos sin previa autorización eclesiástica, salvo necesidad urgente. La Policía Armada – “los grises”, por el color de su uniforme (después Policía Nacional)- rodeando la iglesia, les cerraba el acceso. La policía se dispuso a impedir la asamblea “por las buenas o las malas”. Primero les ordenaron que desalojasen la iglesia, pero los trabajadores/as se negaron a renunciar a su derecho (no legal) de asamblea y además por miedo a los golpes, etc., de la policía que les esperaban fuera, visto el trato de esa misma mañana provocando heridos de bala sin justificación alguna. La policía se dispone al desalojo de la iglesia por todos los medios pese ser consciente de que, por la tarea y las circunstancias, no bastaría, ni mucho menos, con las porras, ni siquiera con los gases lacrimógenos y las pelotas de goma, y que tendrían que hacer uso de sus armas de fuego (así lo revelan sus conversaciones, grabadas, que aporto más adelante). En el “cumplimiento del deber” (típica escusa fascista de remitirse a un supuesto deber superior autoimpuesto) estaban dispuestos a causar muertos aunque no se estaba cometiendo ningún crimen, no se vulneraba ningún derecho personal, privado o público, no había ninguna persona en peligro, no se estaban causando destrozos en la iglesia (como sí lo haría la policía), ni siquiera impidiendo la celebración de una misa, ni lanzando blasfemias, ni insultando a los sacerdotes, ni obligándoles a hacer nada contra su voluntad, pues como insistieron los sacerdotes a la policía, la reunión era totalmente pacífica (¡por supuesto que no tenían armas!) y se limitaban a hablar de lo suyo, del conflicto laboral, y la iglesia les cedía voluntariamente su espacio para ello. Incluso muchos de los asistentes eran vecinos del barrio de Zaramaga y, sobre todo entre las mujeres, había católicos practicantes, que iban a misa, se casaban allí, bautizaban a sus hijos que también hacían allí su primera comunión, etc. Pero ninguna de esas consideraciones tenía la menor relevancia, pues había que imponer el arbitrario principio de autoridad fascista (protegiendo los intereses patronales y del Régimen), por encima del derecho a la vida incluso. No consiguieron ninguna autorización eclesial, ni en la parroquia de San Francisco de Asís, ni del obispo de la diócesis de Vitoria, Monseñor Peralta, y pese a ello procedieron al desalojo más violento.

Los policías rompen las ventanas de la iglesia para disparar dentro los botes de humo. Los encerrados viven escenas de pánico; agobiados por los gases, rompen también otras ventanas (circulares) para huir, aunque a muchos les esperan los policías para golpearles brutalmente y dispararles. La multitud de fuera, indignada por la brutalidad del gaseo a los concentrados en la iglesia, para protegerles y distraer la atención de la policía, la atacó con lanzamiento de piedras. Los policías, sobre todo a medida que ya estaban agotando su munición y ante tantísima gente, enseguida dispararon a discreción sus pistolas y metralletas contra los que escapaban de la iglesia y los del exterior. A pesar de las balas, los trabajadores, impulsados por el horror y la indignación y rabia, demostraron un gran valor continuando su enfrentamiento con la policía y manteniendo su presencia en la calle. Desde ahí, el balance final será de 5 muertos (en el mismo lugar de los hechos Pedro María Martínez Ocio y Francisco Aznar Clemente. Romualdo Barroso Chaparro, gravemente herido, fallecería en la mañana del día 4; José Castillo y Bienvenido Pereda, morirían en fechas posteriores a consecuencia de las heridas recibidas por arma de fuego), más de 60 personas hospitalizadas con pronóstico grave (de las cuales 43 presentaban heridas de bala) y cientos de contusionados de diferente consideración. A las tres horas, alguien lanza contra la comisaría central de policía una granada militar -se dice, pero sin ninguna investigación al respecto, lo que resulta sorprendente- con el resultado, para un policía, de la pérdida de un ojo. Esto les da pretexto para seguir maltratando a la gente en la calle, vengándose brutalmente con los detenidos. Llegan a lanzar gases contra las personas concentradas a la puerta del servicio de urgencias del hospital general Santiago Apóstol. Puro ensañamiento y nulo arrepentimiento por su anterior actuación criminal. Al día siguiente se producen más enfrentamientos y más heridos.

La brutal represión sobre los asistentes a la asamblea de la parroquia de San Francisco de Asís no tenía nada de excepcional ni accidental. También sin autorización eclesiástica ya habían desalojado otras iglesias (Desamparadas, Los Ángeles, etc.), aunque con menos asistentes, y esa misma mañana la policía había herido de bala sin justificación alguna a varias personas. Al no poder reunirse en las fábricas, la iglesia de San Francisco de Asís era centro habitual de asambleas, donde más gente se reunía y además lo hacía también la “Coordinadora de Comisiones Representativas de Empresas en Lucha”, el organismo directivo de toda la lucha de Vitoria-Gasteiz, delegado por los trabajadores/as de las fábricas, inclusive esa tarde del 3 de marzo. Y eso era público, lo sabía de sobra el Gobernador Civil de Vitoria y a través de él, el Gobierno de España. Visto lo ocurrido es razonable sospechar que se había tomado la decisión desde “arriba” de que había que aplastar el movimiento, machacando también su cabeza. Sin embargo, la presencia del cordón policial impidió que los miembros de la Coordinadora pudiesen entrar en la iglesia después de haberse reunido previamente en la iglesia de Judizmendi (“3 de marzo. Una lucha inacabada. Vitoria-Gasteiz 1976. Una historia del movimiento obrero y socialista desde 1970 hasta 1984” Arturo Val del Olmo, Fundación Federico Engels, página 133). La argumentación posterior de gerifaltes del Régimen, incluso siendo ya “demócratas de toda la vida”, va en la dirección de que los trabajadores/as habían ido demasiado lejos, de que no respetaban la ley (¿acaso hay que respetar las leyes fascistas?), que sus métodos de lucha unida y autoorganización eran intolerables (incluso en democracia burguesa, pese a ser pacíficos, al no estar controlados por partidos y sindicatos), y que sin embargo se había tolerado demasiado (pese a los despidos, apaleados, gaseados, heridos de bala), por consiguiente….

El jueves 4 saltan numerosas actos de protesta en el País Vasco y Navarra en solidaridad con la lucha de Vitoria-Gazteiz, que son reprimidos por la policía.

El viernes día 5, en la catedral de María Inmaculada, se celebra la misa funeral por los fallecidos que de momento eran 3 (de 5), con todo el espacio ante la catedral y las calles próximas repletas de gente (más de 80.000 personas). La ceremonia está concelebrada por 120 sacerdotes. La homilía, aprobada por los 120 sacerdotes fue “ligeramente resumida” por el obispo, como advirtió uno de ellos, lo que recibió voces de desaprobación de los asistentes. Al final, en el templo, tomó el micrófono el líder obrero Jesús Fernández Naves, llamando a la huelga general, a continuar la lucha, y desmintiendo con su presencia las calumnias difundidas por los enemigos de que los líderes obreros se habían ido de Vitoria tras recibir una gran cantidad de dinero. Por si no lo sabíais, los “subversivos/as” de la época debíamos estar “forrados”, pagados por el oro de Moscú, de Pekín o Albania, aunque nos despidiesen del trabajo o nos condenasen a las “listas negras” para no encontrar empleo en empresas relevantes, o nos expulsasen de la Universidad, u obligasen a trasladar nuestra residencia a un pueblo perdido con la obligación de presentarnos regularmente en el cuartelillo de la Guardia Civil, o directamente fuésemos a parar con nuestros huesos a la cárcel por una larga temporada por cosas que hoy son absolutamente legales y que ni la derechona se atreve a cuestionar; y esa lección de moral la daba una clase que explotaba todo lo que podía y más con la protección de un Estado en el que la corrupción y las “puertas giratorias”, en un sentido u otro, campaban a sus anchas, de arriba –Franco- a abajo, aunque pareciese que no existía pues prácticamente no se podía denunciar.

Al terminar el acto en la catedral, portando los féretros, una marea humana, en orden, formó una manifestación gigantesca, la mayor conocida hasta entonces en el antifranquismo y más relevante para aquellos tiempos en los que eran ilegales y después de una represión tan bestial, honrando a los mártires a la voz de “¡Gloria a los muertos del mundo del trabajo!”, respondiendo “¡Gloria!”; un acto impresionante, histórico, de los que todavía emocionan y marcan a quienes lo vivieron. Los policías armadas y guardias civiles que vigilan la manifestación están muy impresionados por la imponente multitud, la solemnidad del cortejo, y el orgullo que reflejaban, y a la vez muy tensos. Algunos, incluidos mandos, se quejan a sus jefes por tener que soportar (¡pobrecitos!) los insultos (¿?) de “asesinos” de la multitud (“chusma” supongo que pensarían) “subversiva” en vez de “cargar con todo lo necesario” para imponer su “orden”; “las comunicaciones de radio muestran que las dotaciones policiales se mostraban dispuestas a cargar contra la multitud: «¿Pero cómo se puede seguir consintiendo toda esta manifestación y todos estos gritos y esta masa? ¿Vamos a estar así hasta que terminen de pasar?» se preguntaban” (recuerdo haber oído esa grabación, pero no dónde; fuente https://www.naiz.eus/eu/actualidad/noticia/20160303/40-anos-despues-del-3-de-marzo-gasteiz-no-olvida Pero los altos mandos y desde “arriba” no lo autorizaron pues el resultado podría ser atroz, y de consecuencias políticas letales para el Régimen, tanto al interior, como en su proyección internacional.

Las imágenes filmadas no pudieron verse en su tiempo. De haberlas emitido la televisión en sus informativos (seguía dando, como siempre, una versión exculpatoria para la policía), la convocatoria de huelga general en solidaridad habría sacudido a toda España y el proceso de reforma del Régimen tal vez se les habría ido de las manos.

El presidente de gobierno, Carlos Arias Navarro, sólo tres meses antes casi lloró ante la cámara de televisión española TVE -la única- al darnos la “triste” noticia de la muerte del “generalísimo” Franco (20-11-1975). Con ese puchero debieron secársele las glándulas lacrimales pues el 3 de marzo, al enterarse de lo sucedido en Vitoria, no se entristece por los trabajadores sino que se enfurece contra ellos. Su primera reacción es querer imponer el “estado de excepción” pero a pesar de sus serios esfuerzos, no lo consigue por el inteligente criterio de su gobierno consciente de lo que puede perder el Régimen. El “estado de excepción” habría suprimido los mínimos derechos elementales reconocidos a los “súbditos” (no éramos de verdad ciudadanos) facilitando ¡aun más! la represión, pero echando más leña al fuego de la protesta (diciembre de 1970, la enorme respuesta obrera y popular contra el “proceso de Burgos”, juicio militar a miembros de ETA, se recordaba bien, y también las protestas en España y el mundo por los últimos fusilados poco antes de morir Franco, en septiembre de 1975, 2 de ETA, 3 del FRAP), dando una imagen de nula capacidad de rectificación del curso represivo por el gobierno, perdiendo el control del proceso de “democratización” y dejando la iniciativa “a la calle”. El gobierno frena también a los militares que desean entrar en acción contra la población contando con los numerosos soldados acuartelados en la ciudad de Vitoria-Gasteiz. El gobierno sabe que no le conviene intervenir ahora criminalmente con la policía y menos con el ejército, ni provocar otra masacre pues podría terminar muy mal para el Régimen; los acontecimientos han atraído a Vitoria a periodistas extranjeros con sus cámaras de cine, ya se ha convocado huelga general de solidaridad y con el “estado de excepción” y otra matanza podría extenderse a todo el país -sobre todo el industrializado y las ciudades- y hasta abrir un proceso de ruptura radical con todas las instituciones del Régimen (depuración o disolución de la policía, del ejército, monarquía, juicios, etc.) algo muy diferente a lo que fue la Transición. Al menos la policía se desfogará apaleando a los rezagados en retirarse a su domicilio.

El día 6, se cobra una nueva víctima, en Tarragona. La policía disuelve una protesta en denuncia de la masacre de Gasteiz en la que participan cientos de trabajadores. Uno de los manifestantes, el joven de 19 años Juan Gabriel Rodrigo Knafo, fallece al caer desde la azotea del piso en el que se ha refugiado cuando intenta huir de la represión. Los agentes que le perseguían fueron los únicos testigos de su muerte y ocultaron el fallecimiento durante horas hasta la jornada siguiente. La versión oficial franquista trató después de criminalizar a la víctima justificando que su fallecimiento era consecuencia de un accidente, acusándole de haberse caído de la cornisa cuando lanzaba piedras a las Fuerzas del Orden Público.

El lunes 8, el País Vasco y Navarra (para muchos, todo ello la parte Sur de Euskadi) están en huelga general, con unos quinientos mil trabajadores participando. Se producen incidentes y los hechos más graves tienen lugar en Basauri (Vizcaya) donde un amplio despliegue de la Guardia Civil ataca la movilización de trabajadores. Uno de los agentes dispara a poca distancia un tiro en la cabeza asesinando al joven de 18 años Vicente Antón Ferrero.

En Roma (Italia), del 14 de marzo de 1976: El movimiento estudiantil y la izquierda revolucionaria italiana habían convocado una movilización contra la matanza obrera de Vitoria-Gasteiz. Los incidentes con la policía comienzan cuando la marcha llega al edificio que alberga la embajada franquista. Algunos manifestantes lanzan piedras y botellas incendiarias contra la sede diplomática española y para dispersarlos la policía italiana dispara fuego real. Dos jóvenes manifestantes (Luigi de Angelis y Giuseppe Gonnella) son heridos por los disparos que también alcanzan mortalmente a un viandante de 53 años llamado Mario Marott que, ajeno a la movilización, se encontraba en la zona. Se supone que estamos hablando de una policía “democrática” como la italiana (desde 1945, 31 años ya), pero ya se ve dé que pasta está hecha también.

Si la lucha no se extendió más fue, aparte el papel jugado por el miedo, porque el Partido Comunista de España y el PSOE (éste sin implantación real en la clase trabajadora) no estaban interesados en potenciar la lucha más allá de lo que convenía a sus intereses de presionar para una transición como la que ocurrió y de extender su control del movimiento obrero a través de los sindicatos CCOO y UGT para que el capitalismo no se cuestionase y “modernizarlo”. Pero se podía haber hecho y conseguido mucho más, pues Vitoria-Gasteiz ya fue un punto de inflexión para que los reformistas del Régimen pisasen el acelerador, no fuese que perdiesen la iniciativa ante el ascenso de la lucha de la clase trabajadora y sectores populares. Por eso fue sustituido Arias Navarro por Adolfo Suárez que conduciría el Estado burgués franquista hasta la democracia burguesa y a ganar las elecciones generales del 15 de junio de 1977.

Tiempos en los que la vida del trabajador insumiso valía bien poco, menos que la del trabajador cumpliendo su tarea con alto riesgo de accidente laboral, y la mínima protesta era respondida con la violencia. El máximo jefe entonces de la policía era el Ministro de la Gobernación (del Interior), Manuel Fraga Iribarne, luego fundador del partido de los más identificados con el franquismo, Alianza Popular, Presidente durante años de la democracia, de la Xunta de Galicia y luego presidente de honor del Partido Popular (sucesor de AP). Fraga, a raíz de la matanza, hizo las consabidas declaraciones sobre la responsabilidad en los hechos de las víctimas y los subversivos, lección que debía servir para todos en los tiempos que se avecinaban “espero que este triste suceso sirva de gran lección en los próximos meses a todos los españoles”. Mucho más recientemente, anciano como Pinochet, rememorando declaró “No puede decirse que la actuación fuera excesiva en aquellos momentos” y que fue necesaria para asegurar el tipo de Transición que deseaban los franquistas (documental “Victimes de la transició” https://www.ccma.cat/tv3/alacarta/30-minuts/victimes-de-la-transicio/video/4377230/ ). Por eso no es creíble lo que dirá años después Rodolfo Martín Villa de que Fraga ¡lloró mucho! tras visitar en el hospital a los heridos, quienes les increpaban diciendo si habían ido “para rematarles”. Rodolfo Martín Villa era el Ministro de Relaciones Sindicales con un talante que le convirtió en el mejor candidato, al parecer, para el Ministerio del Interior, es decir, continuar de otra manera el control represivo de los trabajadores. Martín Villa argumenta como si los trabajadores/as gozasen de todo tipo de derechos y privilegios y se extralimitasen en sus reivindicaciones y actuaciones impulsados por perversos subversivos, cuando se trataba de un régimen militar-fascista violento que negaba derechos elementales que hoy nos parecen más que evidentes. Pero claro, para un criterio ultra-autoritario los súbditos debemos atenernos a las peores consecuencias (incluida la muerte violenta) si nos atrevemos a cuestionar nuestra situación. Por supuesto, jamás se les exigirá responsabilidades y será impensable que se les juzgue por nada aunque no fuese la última vez que bajo su mandato ocurran crímenes como éstos. La anterior referencia a Pinochet viene a cuento de que el señor Fraga, a raíz de la muerte de Pinochet el 10-12-2006, declaró al programa de la cadena de tv Cuatro, “Noche Hache” que Pinochet “podía haber cometido algunos excesos, pero, en principio, dejaba un país mejor de lo que había encontrado” (12-12-2006). Siempre el mismo mantra: “los nuestros cometen excesos, no crímenes”.

Hasta aquí brevemente expuesta la verdad, salvo algún error menor en las cifras. Pero 44 años después está pendiente no sólo de justicia sino de rectificación por parte del gobierno de España de la mentirosa versión oficial. Esto da la medida de lo que fue la llamada Transición del franquismo a la democracia y la naturaleza clasista de esta democracia incapaz hasta hoy hacer justicia al caso. Están grabadas (por parte de oyentes en su casa, con la radio con FM, pues en esa frecuencia se comunicaban entre sí los policías), las conversaciones por radio de la policía durante la matanza. Su contenido es sobrecogedor. Nos muestra a unos hombres de almas grises como sus uniformes, violentos como nobles guerreros de la Reconquista imponiendo la sumisión a los siervos levantiscos e infieles aunque tal vez se pareciesen más a mercenarios sin conciencia. Además de a la ideología franquista fascistoide y cuartelera y en buena parte la propia de toda policía burguesa, esta mentalidad responde a personalidades autoritarias, tal vez algunas incluso psicopáticas, pues se jactan de la matanza (salvo el que parece algo impactado al decir “Muy bien… pero de verdad, una masacre”), como si, valerosos, hubiesen hecho una hazaña guerrera contra un enemigo poderoso y bien armado, aunque no contase más que con las pocas piedras que pudiesen conseguir en el lugar, como los niños palestinos, pero improvisando. De hecho, no hubo ningún policía muerto ni herido de consideración, salvo el de la comisaría por un hecho que no se investigó ¿¡!?. Desalojada la iglesia, les abría bastado con retirarse de lugar antes de agotar los botes de humo (tenían los vehículos a su alcance). Pero no lo hicieron pues su objetivo ni siquiera había sido evitar la asamblea, pues varias veces en sus comunicaciones dicen que hay que evitar que la gente se escape de la iglesia, sino que había que machacarlos, aunque fuese según salían obedeciendo la orden policial (pero sin autorización eclesiástica). Es más, parece que al menos algún mando policial estaba deseando provocar alguna reacción violenta en la gente para justificar una actuación brutal (“Otra cosa, Charly, recaba la autorización esa que tú sabes, porque seguramente ahora se nos esconderán, sin tirarnos nada, se meterán dentro de la iglesia sin tirarnos piedras”). Pero no les bastó con la matanza. Una vez conseguida más munición la orden vuelve a ser de “Ya tenemos dos camiones de munición, eh… o sea que actuar a mansalva, y a limpiar, nosotros que tenemos las armas, a mansalva y sin duelo de ninguna clase.”, o sea, sin consideración de ninguna clase, sin pena por el mal hecho, reincidir si lo consideran conveniente para “limpiar” las calles de gente que proteste por la matanza.

Era típico de la policía alegar heridas cuando sólo había sufrido alguna ligera erosión o contusión mientras del otro lado corría la sangre; o alegar un desafortunado tropiezo que habría provocado el involuntario pero certero disparo mortal en la cabeza. La Justicia militar -siempre tan justa-, encargada del caso pudo haber identificado perfectamente a los autores y a los responsables policiales y políticos pero no lo hizo porque no quiso; su lealtad era para con el Ejército y el Gobierno, el Régimen. Esos policías siguieron en servicio, cobrando su sueldo y aunque alguno era perfectamente identificable, no sufrieron sanción, salvando a los demás el anonimato. Pero ¡si ni siquiera se juzgó a los responsables de las dos muertes por la Policía Armada durante los Sanfermines de 1978 en Pamplona y en las protestas que siguieron en San Sebastián, ya en democracia, a pesar de todas las pruebas existentes (grabación comunicaciones policiales, fotografías, película, testigos…) aunque cada año se recuerde y exija en Pamplona!. Y muchos más casos. Pero como dijo el inolvidable Ministro del Interior, Martín Villa, en rueda de prensa ante las cámaras de tve comentando lo de Pamplona y expresando el mantra básico de los de su condición: “Al fin y al cabo lo nuestro serán errores, lo otro son crímenes” (“Sanfermines 78”). Pero sí se persiguió y encarceló por un año a líderes de Vitoria-Gasteiz, además con acusaciones de “sedición” ¿no nos recuerda esto a algo más reciente?.

También Hubo jóvenes que cumplían el servicio militar en Gasteiz que participaron en la asamblea, aprovechando el pase de pernocta, y que al resultar heridos e ingresar en centros sanitarios fueron posteriormente juzgados en consejo de guerra.” (https://www.naiz.eus/eu/actualidad/noticia/20160303/40-anos-despues-del-3-de-marzo-gasteiz-no-olvida )

Las empresas, que durante tanto tiempo se habían negado a negociar, aceptan las reivindicaciones y la readmisión de los despedidos. No era cosa de seguir echando leña al fuego de una clase altamente indignada y combativa conocedora de que si se producía una escalada por parte del Estado, también la habría en toda España, por parte de la clase trabajadora, y con repercusiones internacionales.

Trascribo del libro “Gasteiz-Vitoria: de la huelga a la matanza” Ruedo Ibérico, París 1976 (páginas 129-31), lo más revelador de la comunicación policial; el paréntesis con puntos indica alguna parte de la conversación que me salto sin que por ello altere el sentido del resto:

Otra cosa, Charly, recaba la autorización esa que tú sabes, porque seguramente ahora se nos esconderán, sin tirarnos nada, se meterán dentro de la iglesia sin tirarnos piedras (…) (…) si nos marchamos de aquí se van a marchar de la iglesia, eh. Cambio. Oye, J.1, no interesa que Charly se marche del sitio donde está, puesto que entonces se les escapa la gente de la iglesia. Cambio. (…) Vamos a ver Charly, en cuanto estés desalojen a palos. Cambio. (…) Si desalojan por las buenas, vale; si no, a palo limpio. Cambio. De acuerdo. Vengan aquí; si no, no podemos hacer nada en San Francisco; manden refuerzos, si no, no hacemos nada. Si no, nos marchamos de aquí. Ha salido con un cura pero resulta que no es el párroco, hemos estado dentro, pero esto está muy mal; si no, vamos a tener que emplear armas de fuego. Cambio. Vamos a ver, mando por aquí un Charly. Entonces el Charly que está allá y J.2 y J.3 desalojen la iglesia como sea. Cambio. No se puede desalojar porque está repleta de tíos. Entonces por las afueras estamos rodeados de personal, va a haber que emplear las armas. Cambio. Gasear la iglesia. Cambio. De acuerdo.(…) Interesa que vengan aquí unos Charly, porque estamos aquí rodeados de gente y al salir de la iglesia aquí va a haber un pataleo; vamos a tener que usar las armas, seguro además. (…) – Aquí están sacándolos a todos fuera en estos momentos. Pero, vamos a ver ¿estás cargando o qué?. Cambio. ¡A tope! ¡a tope! De acuerdo, de acuerdo. Cambio. Comunica a V.O. que esto es una batalla campal para que lo sepa él. Cambio.(se oyen disparos de metralleta, gritos y bocinas de coches) Que manden fuerza aquí, que hemos tirado más de 2000 tiros. (…) ¿Estás en el ajo?. Ahí hay tiros y hay de todo. Cambio. (…) Esto es la guerra en pleno, se nos está terminando la munición, las granadas, y nos están liando a piedras; es imposible defenderse, estamos aquí en la iglesia de San Francisco. (…) Estaba preguntando si había heridos. Cambio. Por el momento de los nuestros no hay ninguno. Cambio. (…) Se puede figurar, después de tirar 1000 tiros y romper toda la iglesia de San Francisco, pues ya me contará como está toda la calle y todo. Cambio. (…) ¡Muchas gracias!, eh ¡buen servicio! Dile a Salinas que hemos contribuido a la paliza más grande de la historia. Cambio. (…) Tengo dos secciones y media paralizadas, la otra media tiene todavía unos poquitos (se refiere a munición) o sea que aquí ha habido una masacre. Cambio. (…) Muy bien… pero de verdad, una masacre.(…) Ya tenemos dos camiones de munición, he… o sea que actuar a mansalva, y a limpiar, nosotros que tenemos las armas, a mansalva y sin duelo de ninguna clase.”

En el libro “Gasteiz – Vitoria: de la huelga a la matanza” Ruedo Ibérico, París, 1976, en una nota (página 131), se identifica al mando de J.1. La comunicación se recoge íntegra también en el artículo de “Cuadernos para el diálogo” nº 14, octubre/noviembre 2006, titulado “Victoria-Gasteiz 3 de marzo de 1976, crímenes impunes”.

El 23-2-2007 el Parlamento Vasco aprueba la creación de una comisión especial parlamentaria para aclarar las responsabilidades del caso y exigir indemnizaciones. Aunque el debate fue llevado al Parlamento por la iniciativa del PSE-EE (PSOE) éste no estuvo de acuerdo con la creación de la comisión con el argumento de que no aportaría nada nuevo al dictamen histórico del Instituto Universitario de Historia Social Valentín de Foronda, que fue coordinado por los historiadores José Antonio Pérez y Carlos Carnicero, y asumido por el Parlamento Vasco. No es ninguna sorpresa que el PP se oponga en redondo con el argumento de que no se debe suplantar a los tribunales ni revisar la Transición.

Con una nueva crisis económica y la crisis económico-energética por venir, con la degradación cada vez mayor del capitalismo, hechos similares a los de Vitoria-Gasteiz es más probable e incluso seguro que vuelvan a ocurrir incluso en democracia, no sólo en los países pobres (como hemos visto recientemente en el “democrático” Chile y otros), sino también en los ricos, y a todo eso sólo le podremos dar término definitivo si cuestionamos esta civilización capitalista y la desmantelamos abriendo el proceso constituyente de una civilización nueva con unas instituciones económicas, sociales, políticas, en las que el asalariado y su par inseparable, el capital (privado, estatal, cooperativo, etc.) haya desaparecido e impere el trabajador colectivo libremente asociado.

Acceso a los importantes documentos de la investigación del Instituto Universitario de Historia Social «Valentín de Foronda«, Universidad del País Vasco (2004) http://www.papelesdesociedad.info/?La-Revolta-Permanent-documental-La —- Informe policial, típica falsificación y autojustificación de la época, mil veces vista (parecen “hermanitas de la caridad” y pobrecitas víctimas; menos mal que los hechos vividos, la grabación de sus conversaciones por radio y que nunca se atreviesen ni a ir a juicio para esclarecer los hechos, lo pone todo en su sitio) http://www.papelesdesociedad.info/IMG/pdf/informe-dgp.pdf — Dictamen histórico (el documento más importe), lo que pudo dar de sí su investigación y cuestionando acertadamente la versión policial http://www.papelesdesociedad.info/IMG/doc/01_vdf_dictamen.doc — Informe sobre la investigación y los recursos como informes y declaraciones policiales http://www.papelesdesociedad.info/IMG/odt/02_vdf_informe.odt ——- Anexo documental — https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwjkgrKz3vfnAhW16uAKHTf-DQUQFjABegQIBRAB&url=http%3A%2F%2Fwww.martxoak3.org%2Fwp-content%2Fuploads%2F2008%2F01%2F03-anexo-documental.doc&usg=AOvVaw1jYW1hwge8Unv2EJFH9NZ9

Valoración de uno de los investigadores: Carlos Carnicero Herreros. Vitoria, 3 de marzo de 1976. Una investigación por completar 32 años después (Hika, 196zka. 2008ko otsaila) http://www.pensamientocritico.org/carcar0308.html

Alguno de los materiales de arriba y otros informativos también en http://www.errepublika.org/Informe-final-VITORIA-GASTEIZ-3-DE-MARZO-1976.htm —- http://www.vitoria-gasteiz.org.es/republica-3_MARZO_1976_VITORIA_LA_REVOLTA_PERMANENTE.htmhttp://vitoria-gasteiz.org.es/VITORIA-GASTEIZ-SENADO.htm

Datos de los heridos de la represión en Vitoria-Gasteiz el 3-3-1976, dentro de un registro de muchos años de heridos en manifestaciones y protestas https://argituz.org/proyecto-argituz/conculcaciones-derecho-a-la-integridad-fisica-y-psiquica-fuerzas-de-seguridad/en-manifestaciones/ ———- Primera querella judicial contra los responsables de la matanza http://www.martxoak3.org/wp-content/uploads/2008/01/querellayfallos.pdf ——– Comunicación al Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas – https://kaosenlared.net/martxoak-3-elkartea-consigue-denunciar-la-masacre-de-1976-ante-la-onu/ http://www.martxoak3.org/wp-content/uploads/2008/01/escrito-onu.pdf —— MARTXOAK 3 – NI MÁS NI MENOS: ¿Censura o ninguneo? (en eitb) https://eitb.lab.eus/?q=node/305 ——— “3 de marzo, ni investigación ni juicio: análisis con Andoni Txasko” — https://www.eitb.eus/es/television/programas/la-noche-en-jake/videos/detalle/4629110/video-3-marzo-investigacion-juicio-analisis-andoni-txasko/ ——– https://kaosenlared.net/32-aniversario-de-la-matanza-de-gasteiz/ —– Los hechos están claros https://www.naiz.eus/eu/iritzia/articulos/los-hechos-estan-claros

40 años del 3 de marzohttps://www.naiz.eus/eu/actualidad/noticia/20160303/40-anos-despues-del-3-de-marzo-gasteiz-no-olvida con informaciones adicionales al lado del artículo —— Parte de las comunicaciones por radio de la policía https://www.naiz.eus/eu/mediateca/video/comunicaciones-policiales-del-3-de-marzo-de-1976 —— relato en el lugar de los hechos https://www.naiz.eus/eu/mediateca/video/relato-de-los-sucesos-del-3-de-marzo-en-el-lugar-de-los-hechos — la paliza brutal a un obrero https://www.naiz.eus/eu/mediateca/video/andoni-txasko-relata-la-paliza-por-la-que-perdio-un-ojo ——- https://kaosenlared.net/vitoria-tres-de-marzo-de-1976-no-se-olvida-no-se-perdona-7-obreros-asesinados-y-cientos-de-heridosas/ —— http://clasecontraclase.org/historia/2016/03/los-sucesos-de-vitoria-y-el-ascenso-obrero-en-la-transicion-espanola/ breve artículo ——– 1976. Euskal Herria. Vitoria: enero-marzo https://arrezafe.blogspot.com/2015/02/1976-euskal-herria-vitoria-enero-marzo.html una valoración de la lucha de Vitoria-Gasteiz como un ejemplo de lucha autónoma y la trascendencia en su contexto histórico. ——- “¿Transición o quiebra de la dictadura?” Fernando García Burillo. El Viejo Topo n º 294-295 julio-agosto 2012 – https://docplayer.es/10103022-Memoria-barcelona-1976-foto-de-manel-armengol.html

Gasteiz Vitoria. De la huelga a la matanza (Ruedo ibérico, París, 1976, 210 páginas de letra menuda). Un libro extraordinario. Es una pena que no esté en internet, aunque parece que todavía puede conseguirse algún ejemplar de segunda mano. ———- Reseña del libro “Manuscrito encontrado en Vitoria” Los incontrolados (seudónimo de Miguel Amorós y Jaime Semprun) (nueva edición de Pepitas de calabaza, https://www.revistahincapie.com/manuscrito-encontrado-en-vitoria/ ) ———– Los incontrolados [crónicas de la españa salvaje 1976-1981] (incluye el Manuscrito encontrado en Vitoria) — https://vivalaanarquia.files.wordpress.com/2010/12/incontrolados.pdf ——– Cazarabet conversa con Miguel Amorós acerca de Jaime Semprun — http://www.archivodelafrontera.com/wp-content/uploads/2017/05/JAIME-SEMPRUN-EVOCACION-MIQUEL-AMOROS-2017.pdf

Filmoteca vasca, uno dedicado a Vitoria y su lucha “Volver a Vitoria (3.3.76)” http://www.filmotecavasca.com/es/volver-a-vitoria-3376 también en https://www.youtube.com/watch?v=_mnXcMlKqE8&feature=em-share_video_user ——- Genealogía visual de los Sucesos de Vitoria (1976).Fugas del archivo e imágenes clandestinas del Colectivo de Cine de Madrid https://www.madrid.es/UnidadesDescentralizadas/MuseosMunicipales/MuseoDeArteContemporaneoDeMadrid/Publicaciones/ficheros/LidiaMateo_Genealogia.pdf

En tve “¿Te acuerdas? Sucesos de Vitoria el 3 de marzo 1976”https://www.rtve.es/alacarta/videos/te-acuerdas/acuerdas-sucesos-vitoria-3-marzo-1976/710638/ —– Video que empalma varios reportajes. Detenidamente la homilía del funeral y el discurso de Jesús Fernández Naves y las declaraciones de una mujer joven testigo (dentro de la iglesia) muchas imágenes del funeral, fuera de la catedral (en blanco y negro), “3 de marzo 1976 cinco obreros murieron por disparos de la policía. Vitoria-Gasteiz” — https://www.youtube.com/watch?v=0TviiOFro2c

En EITB, la cadena de radio-televisión pública vasca, videos y audios: https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/3-de-marzo-de-1976/ ——- https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/3-de-marzo-de-1976/videos/videos/detalle/2462992/video-el-3-marzo-obreros-fueron-derrotados-no-vencidos/ —– https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/3-de-marzo-de-1976/videos/ —– https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/3-de-marzo-de-1976/audios/ sobre la presentación de la película y debajo numerosos audios más ; https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/3-de-marzo-de-1976/noticias/ —— https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/3-de-marzo-de-1976/noticias/detalle/2696444/relato-sucesos-3-marzo-1976-vitoria-radio-vitoria/ (con parte de la grabación de la emisora de la policía) —- https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/3-de-marzo-de-1976/audios/audios/detalle/2701862/-conversaciones-policiales-3-marzo-1976–radio-vitoria/ —- https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/3-de-marzo-de-1976/audios/audios/detalle/3811814/fernandez-naves-se-dirige-asistentes-al-funeral–radio-vitoria/ ——- https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/3-de-marzo-de-1976/fotos/detalle/2741038/3-marzo/ galería de fotografías —- https://www.eitb.tv/es/video/360/5937/157577/las-cuentas-pendientes-de-la-transicion/ programa “360º” ——- https://www.eitb.eus/es/television/programas/360-grados/videos/detalle/6224043/video-garcia-margallo-martin-villa-sucesos-3-marzo-vitoriagasteiz/ —– https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/3-de-marzo-de-1976/audios/ . Si los videos no se cargan bien a la primera, repetid. Los videos se pueden descargar en el ordenador (sobre la imagen del video en marcha, ratón derecho “Guardar video como”). Los audios ya ofrecen directamente la posibilidad de descargarlos. Presentación de la película 3 de marzo —- https://vitoria3demarzo-lapelicula.com/ web sobre la película.

AUDIOS, en https://www.ivoox.com/vitoria%203%20marzo%201976_sb.html?sb=vitoria%203%20marzo%201976

Para conocer el momento histórico y lo demás que pasaba ese año en España y Euskadi. La serie de tve La Transición https://www.rtve.es/alacarta/videos/la-transicion/ .—- el capitulo 8 https://www.rtve.es/alacarta/videos/la-transicion/transicion-capitulo-8/2066930/ ——– También en documaniatv https://www.documaniatv.com/historia/la-transicion-espanola-8-el-primer-gobierno-de-la-monarquia-video_60e8836d7.html . Sobre todo en la última cuarta parte del video. La versión “canónica” de la Transición que nos han vendido, “maquillando” todo lo posible a los que fueron miembros del franquismo. Mejor: La Transición en Euskadi. 1976 El año que vivimos peligrosamentehttps://www.eitb.tv/es/video/la-transicion-en-euskadi/4104674423001/64564/-ano-lleno-de-peligros/ —- Documental en la catalana TV3 “Victimes de la transició” https://www.ccma.cat/tv3/alacarta/30-minuts/victimes-de-la-transicio/video/4377230/

Sanfermines 1978: https://www.rtve.es/alacarta/audios/reportajes-emisoras/reportajes-emisoras-pamplona-sanfermines-78-04-07-18/4653714/ -(un audio policial terrible) — revista Punto y Hora de EuskalHerriahttp://hdl.handle.net/10357/48383 — esto lleva a https://www.euskalmemoriadigitala.eus/handle/10357/48383 — En el calendario, seleccionad el mes y la fecha de azul intenso (es la de la publicación semanal), más abajo la descarga de pdf del numero de la revista. Si falla el enlace de arriba, ved que la url queda http://www.memoriadigitalvasca.es/handle/10357/48383 — Descargad el numero de Punto y Hora del 14 julio 1978 de los sanfermines sangrientos, el previo (del 6) y posteriores (20 y 27). —- «¡No os importe matar! Sanfermines 1978: crimen de Estado» de Sabino Cuadra Lasarte (Txalaparta, 2019) https://www.ivoox.com/no-os-importe-matar-sanfermines-1978-crimen-de-audios-mp3_rf_47531535_1.html

Sobre Mayo del 68 que no incluí en artículo previo: El legado de Mayo del 68, cincuenta años después https://www.rtve.es/alacarta/videos/programa/legado-del-mayo-del-68-cincuenta-anos-despues/4588759/ solo por las imágenes de la época, pues los políticos se caracterizan por ningunear lo principal, la huelga general, y no dicen más que tonterías postmodernas o reaccionarias — https://www.rtve.es/noticias/20180502/mayo-del-68-hoy-queda-algo-revuelta-contra-todo/1725820.shtml ——- https://www.rtve.es/noticias/50-aniversario-mayo-68/

Para ACCEDER a mis artículos, informes y libros. Los artículos del 11 de enero de 2015 (introducción de Word Press) hasta hoy, los podéis encontrar poniendo esta nueva dirección https://kaosenlared.net/autor/aurora-despierta/ a la que también os lleva si hacéis clic en mi nombre en el artículo. Para vuestra comodidad, tenéis la relación y enlaces correctos a los textos previos al 20-10-2016 en “Capitalismo: modo de vida decadente. Notas sobre estrategia y táctica” (20-10-2016) – Libro, archivo PDF de 200 páginas — http://kaosenlared.net/capitalismo-modo-de-vida-decadente-notas-sobre-estrategia-y-tactica/ —- Para descargar directamente el archivo pdf — http://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2016/10/Decad-capit-estra-tact-EN-PDF1.pdf —– Ahí funcionan los enlaces de los artículos desde el día 21-12-2011 hacia hoy, y también la descarga de los archivos pdf adjuntos. Desde el 26-5-2014 para atrás ya no están accesibles para descargar los archivos pdf. Os recomiendo que os descarguéis los archivos pdf, no sólo por su interés, sino por si hubiese más cambios en la web que llevasen a que se perdiesen. Para poder leer completos una selección de los artículos más antiguos, en Para conocer los míos más importantes tenéis la “Recopilación textos de Aurora Despierta en el viejo old.kaos” (29-5-2017) —- Recopilación selección documentos de diciembre 2007 a diciembre 2011 en el viejo Kaos en la red, en archivo PDF — http://kaosenlared.net/recopilacion-textos-aurora-despierta-viejo-old-kaos-2/ — y descarga directa del archivo PDF en http://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2017/05/Recopilacion-textos-de-Aurora-Despierta-en-OLD-KAOS-PDF.pdf

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More