Violenta represión policial y militar del régimen de Guatemala contra migrantes hondureños

La orden fue del presidente de extrema derecha de Guatemala, Alejandro Giammattei, quien responde directamente a los dictados de Washington

La miseria, la violencia política del Estado y del narcotráfico, industria a la que está ligado hasta el dictador Juan Hernández, son los gatillantes fundamentales de la multitudinaria caravana migratoria de familias enteras desde Honduras con destino a Estados Unidos. La marea de humanidad desesperada, en su caminata hacia un norte incierto, debe pasar por Guatemala y México. Pero el régimen de extrema derecha guatemalteco ya intenta bloquearla a punta de fusil.

La policía y soldados guatemaltecos rociaron gas lacrimógeno y utilizaron sus garrotes y escudos contra la caravana de migrantes hondureños y hondureñas que buscan cruzar ese territorio. La orden fue del presidente de extrema derecha de Guatemala, Alejandro Giammattei, quien responde directamente a los dictados de Washington.

El bloqueo policial y militar fue estructurado en un cuello de botella en la carretera de dos carriles hacia Chiquimula, en una zona conocida como Vado Hondo.

La caravana, que salió desde este viernes 15 de enero de San Pedro Sula, Honduras, avanza con más de cinco mil integrantes. Muchos fueron obligados a regresar por la fuerza desde Guatemala, pero la mayoría de la caminata de pobres sigue en Vado Hondo.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS