Violenta represión marroquí en Al Aaiun, destruido el campamento de protesta de Agadym Izik

A las 6 de la mañana, hora peninsular, el ejército y la gendarmería marroquí han penetrado en el campamento protesta a la fuerza, sin previo aviso, según fuentes del campamento, y avisando previamente mediante helicopteros y megafonía según las fuerzas represoras. La cuestión es que han asaltado el campamento mientras la gente se encontraba durmiendo, despertando con gases lacrimogenos, golpes y chorros a presión de agua caliente. La gente del campamento está totalmente desarmada y acorralada. Numerosos heridos, según algunas fuentes podría haber muertos, jaimas incendiadas, gente huyendo protegiendo a sus hijos como puede. La única salida posible es por el este, por donde han entrado precisamente los cientos de gendarmes y militares, al estar el resto del campamento totalmente rodeado por un muro de tierra de metro y medio levantado por Marruecos para bloquear la protesta y el acceso de más gente. La carretera que une el campamento con la capital, a unos 15 km. está repleta de personas, la mayoría a pie, algunos en vehículos que intentan llegar a la ciudad de Al Aaiun desesperadamente, mientras son acosados desde el aire por helicopteros, que los intimidan con vuelos rasantes. En la capital del Sahara, también se están produciendo altercados, se ha iniciado una protesta por esta brutal represión contra sus familiaares y conciudadanos, actuando también violentamente el ejército, registros y desalojos casa por casa a la fuerza, deteniciones masivas de gente,y sobre todo mucha violencia indiscriminada contra cualquier persona.

Según las últimas noticias (12:00 h) el campamento está totalmente destruido y su población intenta llegar a Al Aaiun donde los enfrentamientos continuan. Parece ser que decenas de jaimas empezaron a arder al iniciarse el asalto marroquí quedando finalmente el campamento totalmente calcinado. Ayer por la tarde, hacia las tres, el campamento quedo totalmente bloqueado, quedando atrapadas dentro cientos de mujeres con sus hijos, que se habían desplazado el fin de semana al campamento para reunirse con sus familiares.&nbsp Al cerrarse el campamento no han podido regresar a sus casas en la capital saharaui para asistir hoy al colegio. En el momento del asalto se encontraban dentro.
El campamento de Agadym Izik con unas 7000 jaimas (tiendas nómadas) y cerca de 20.000 personas empezo a formarse a primeros de octubre, como una protesta pacifica en la que se reclamaba al estado marroquí una mejora de las condiciones sociales de la población saharaui, la cual está totalmente discriminada y perseguida por Marruecos. Está situado a unos 15 km de la capital del Sahara Al Aaiun.

El campamento está totalmente sitiado por Marruecos, rodeado de un muro de metro y medio, controlado&nbsp por miles de soldados y policías, no dejando entrar a periodistas, activistas extranjeros, incluso desde ayer por la tarde bloqueando totalmente el acceso de más saharauis al campamento, ya que en las últimas horas el número de manifestantes estaba aumentando considerablemente. La última entrada se produjó ayer cuando cerca de 4.000 personas consiguieron romper el cerco y penetrar en el campamento.
&nbsp
&nbsp
&nbsp
&nbsp
&nbsp
&nbsp
Las negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario que tenían que iniciarse estos días en Nueva York para tratar el conflicto es posible que se hayan roto debido a este ataque. De todas maneras el rey marroquí ya había dejado claras sus intenciones respecto al Sahara, en la celebración del 35 aniversario de la Marcha Verde, con un discurso totalmente beligerante.
&nbsp
Ahora habrá que esperar a la reacción internacional, y no ya a la constante pasividad de los EUA, aliado del rey marroquí, debido a los numerosos intereses y acuerdos económicos, ni siquiera de estado español, que se limita a mirar hacia otro lado mientras la población saharaui es perseguida y reprimida, sino a la ONU y todos los países que la componen. No se puede permanecer pasivo ante éste ataque por parte de un estado y un ejército fuermente armado contra población civil desarmada, contra mujeres, ancianos, niños y hombres desesperados por la falta de unas condiciones de vida digna.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS