VII Cumbre Oportunidad hacia la Reconciliación con Justicia

Publicidad

La realización el 10 y 11 de abril 2015 de la VII Cumbre de las Américas, en Panamá, coincide con una fecha emblemática de 2002 para Nuestra América, cuando en Venezuela se vivió un viacrucis constitucional. Ese viernes 12, la Constitución fue sepultada por un golpe de Estado, su Presidente constitucional se encontraba desaparecido. En la madrugada del Domingo 14, la recuperada señal de la televisión del Estado, mostrando a su presidente Jesús Romero Anselmi, al fiscal Danilo Anderson y luego al mensaje tranquilizador  del P. Juan Vives en pantalla difusa pero visible, anuncia la resurrección de la Constitución, la cual se completa con la presencia del Presidente constitucional

Los sucesos de 2002 resultaron significativos, no por haberse dado un golpe de Estado cruento, o por la manipulación mediática para pretender justificar lo injustificable, tan repetidas en la historia Nuestro Americana, sino por la recuperación constitucional inédita, en dos días, con unidad civil y militar, para mantener el rumbo democrático de transformación social. Culminando con el llamado del Presidente Chávez a la rectificación en función de la paz.  Hecho que hizo poner la mirada sobre el camino popular bolivariano. Resultó un signo de los tiempos para muchas comunidades de buena voluntad.

En el mensaje divulgado por la Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social FUNDALATIN (Memoria Fundalatin.2001.2002) se reflexiona que, para continuar el rumbo  “Se requiere, eso si, vencer la manipulación del odio de la que toda Venezuela fue objeto. Por agentes internos y externos al país. Y en ese sentido podemos realmente celebrar vitalmente. Porque Dios actuó en Venezuela. Aleluya.”

La VII Cumbre presenta la oportunidad de abrir un espacio democrático-político con perspectiva ética, en este Cambio de Época mundial, para revertir las tendencias históricas de élites opresoras y poblaciones excluidas, superando visiones economicistas, o pragmáticas en función del poder a cualquier costo, hacia espacios de cooperación, unidad en la diversidad, solidaridad y cuidado de la Madre Tierra.

Pues es precisamente este paradigma en las relaciones internacionales que predomina tanto en líderes de gobiernos nuestro americanos, como en organizaciones y movimientos sociales con perspectiva ética, que se hacen presentes tanto dentro como fuera de la asamblea, en confrontación con organizaciones de visiones interesadas en fines mezquinos. Si bien no está planteado en la agenda  inicial, subyace en  gobiernos y comunidades, expresar el rechazo al decreto, que según  asesores del gobierno de USA, solo por cuestión de formato legal, considera a Venezuela una amenaza a su seguridad de estado. Nuestra América, luego del intento de impulso al Área de Libre Comercio de las Américas en Quebec 2001 y del impacto con la negación masiva a seguir ese rumbo en Argentina 2005, hoy con representantes de gobiernos más responsables,  con comunidades solidarias también dentro de Estados Unidos, tiende a consolidarse como Zona de Paz del Planeta. Con  unas relaciones internacionales en función de la paz como fruto de la verdad y la justicia.

              Edit_706.VIICumbreOportunidad.11.04.2015vcg

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More