(Vídeo) Tres muertes que resaltan la desprotección y el abandono de las instituciones al pueblo gitano

Manuel Fernández, Eleazar García y Manuel de Rociana, son tres gitanos ejemplo del abandono institucional que sufre este pueblo.

Publicidad

La cuenta Tendencias Gitanas ha publicado un vídeo que rescata tres polémicas muertes de gitanos con algo en común: el abandono y la desprotección de esta etnia por parte de las instituciones españolas. Se trata de las muertes de Manuel Fernández, Eleazar García y Manuel de Rociana.

Manuel Fernández

Manuel Fernández, de 28 años, falleció de «muerte súbita», según la policía, en la prisión de Albocàsser (Castelló). Sin embargo, su familia denuncia ante la Justicia que su cuerpo presenta signos evidentes de malos tratos y torturas.

«Estaba perfectamente de salud. Era un chico joven y no tenía ningún problema. Nos había dicho por teléfono que tenía problemas con los carceleros, que le pegaban, pero no quería que pusiéramos ninguna denuncia porque iba a empeorar el trato que recibía», explicaba en 2017 Antonia, la madre, a Público.

«Cuando llegó el cadáver solo nos dejaron verle la cara a su padre y a mí. Al resto, ni eso. Pero cuando le miramos vimos que tenía signos de violencia«, relataba Antonia. «A mi hijo lo mataron», lamentaba.

Pidieron una segunda autopsia y que el cuerpo no fuera enterrado. El juez, tras recibir el informe preliminar de la autopsia, que señalaba una «muerte súbita a estudio» y descartaba la muerte de «origen traumática», rechazó una segunda autopsia.

Eleazar García

Eleazar García era un joven de 30 años que falleció en febrero de este año de un infarto tras un incidente a las puertas del estadio de El Molinón, en Gijón. El joven de etnia gitana murió tras un altercado con el personal de seguridad en los aledaños del estadio durante el partido que enfrentó a España con Islas Feroe.

A juicio de la familia, «la muerte de Eleazar fue un homicidio doloso por los golpes que le dieron». En cambio, la parte contraria apunta a la accidentalidad de los hechos tras la intervención policial.

«Los policías han faltado a la verdad tanto como han mentido los vigilantes jurados; es radicalmente distinto lo que los policías han dicho con lo declarado por los vigilantes», señalaba el abogado de la familia.

Manuel de Rociana

El caso más reciente es el de Manuel de Rociana, que fue presuntamente asesinado a tiros por J.G.A de 70 años. Manuel tenía 45 años, su muerte ha dejado a una viuda con cuatro hijos. El 5 de mayo vio a Manuel en un punto cercano a su finca y disparó, alegando que “creyó que le iba a robar”.

Pero, según señala el abogado de la familia, Manuel «no estaba dentro de la finca; había una valla que delimitaba la parcela que la víctima no cruzó por lo que estaba fuera de la propiedad». La Guardia Civil a cargo de la investigación no pudo encontrar vehículo alguno en el que supuestamente Manuel pudiese transportar la mercancía de la que se le acusa fue a robar, tal y como cuenta Cuarto Poder.

Para más INRI, en la reconstrucción del caso en el espacio televisivo de las mañanas de El Programa de Ana Rosa, se refirieron al fallecido como “ocupa y viejo ladrón de la zona”; “sus hijos están adoctrinados para entrar a robar a las casas”; “el pueblo lo va a sentir por el que lo ha matado, no por el que ha muerto”; “nos han quitado un chorizo de encima”.

La ley española también protege formalmente a sus ciudadanos y grupos minoritarios contra amenazas, crímenes contra la integridad moral y discursos de odio; protecciones garantizadas y tipificadas en el código penal. Los instrumentos jurídicos ya existen, ahora son precisas las oportunas actuaciones fiscales que velen por el cumplimiento de las leyes.

 

Sobre este caso llegó a pronunciarse CCOO, quienes señalaban que «una vez más tenemos que lamentar que personajes públicos suplanten el papel del Sistema Judicial y que con sus manifestaciones cargadas de prejuicios y odio pretendan condicionar la opinión pública, llegándose a justificar un homicidio, como en este caso, o atribuyéndole al fallecido la responsabilidad sobre su propio asesinato».

Fuente: Spanish Revolution

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More