[Video] Panamá: Genaro, dirigente histórico nacional

Reseña histórica de Genaro leída por su hija Darisbeth y entrevista de la Crítica hace 8 años

Detrás de la dirigencia de la más poderosa estructura sindical de obreros en toda Centroamérica, se encuentra un humilde hombre de la recóndita comunidad de Chitra, en Calobre, provincia de Veraguas.

Su nombre es Genaro López Rodríguez, quien está próximo a cumplir 51 años de edad. Nació el 26 de julio de 1954 del hogar formado por los campesinos María Salomé Rodríguez y Reynaldo López Alvarado, quienes se dedicaban en un principio al cultivo y cosecha del café, y luego instalaron en ese pueblo un pequeño comisariato de víveres.

Genaro lleva 15 años al frente del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS), organismo creado el 10 de septiembre de 1972.

El nombre de Genaro ya suena. Dicen que sus enemigos -quizás para asustar- han escrito en varios puntos de la capital la consigna: Genaro presidente.

López Rodríguez nació, creció y estudió en Chitra, e hizo sus estudios primarios en la escuela de la comunidad. Siempre fue estudiante distinguido, sobresaliente y proactivo en las tareas y trabajos del plantel.

Cuando joven ayudaba a sus padres en la cosecha del café y la atención del trapiche, así como prestaba sus servicios sin paga en las labores y limpieza de las fincas cercanas.

A la edad de 18 años, Genaro López, abandona su pueblo natal y se traslada a la ciudad de Panamá en búsqueda de nuevas aventuras, mejores días y retos de la vida.

López a los 21 años conoce a su hoy esposa Clara Melina Bultrón, con quien tiene sus dos adorables hijos: Daribel y Genaro López Bultrón. Junto a su familia residió por varios años en calle 33, avenida Perú, corregimiento de Calidonia.

¿EN QUE DEDICA EL TIEMPO LIBRE?
Genaro dijo que el poco rato libre que obtiene del sindicato, lo dedica a la familia. Sostuvo que a veces está en su casa un rato, pero sorpresivamente tiene que trasladarse al interior a atender una eventualidad en una construcción.

«Trato de estar con mi familia el poco tiempo que tengo, pero ellos, tanto mi esposa como mis hijos comprenden la labor que ejerzo y me respaldan en los momentos difíciles”.

El secretario del más poderoso sindicato de Panamá, también dedica su tiempo a los deportes, ya que le gusta el softball, maratones, dominó y barajas, así como le gusta nadar que le ayuda a bajar de peso.

CARACTER SENCILLO Y TRANQUILO
El primer trabajo de Genaro López en Panamá fue en el restaurante “El Gran Oriente”, en donde hizo labores de fregador de platos y como ayudante de mantenimiento en el establecimiento.

Genaro, quien admite que poco se molesta, dijo que de su primer trabajo renunció tras disgustarse luego que compañeros le robaran un equipo y pertenencias.

Un tío le ofreció luego trabajar en la construcción. Fue entonces que empezó a trabajar como ayudante para diferentes empresas en varios proyectos de construcción muy reconocidos en la década de los 70, tales como; Hidroeléctrica Bayano, Cemento Bayano, edificios Patio Pinel, ATLAPA, edificio de la Lotería, entre otros.

En 1976, Genaro se inscribe en el SUNTRACS, organización que en sus inicios era débil debido a que los aportes eran voluntarios y existía la división de tres gremios: albañiles, carpinteros y reforzadores.

Empezó a trabajar para la empresa Díaz y Guardia, en donde tuvo más acercamiento, amistad y vinculación con la masa obrera. Como representante sindical por varios años es impulsado por varios movimientos obreros a formar parte en 1980 de la Junta Directiva del SUNTRACS, pero los vínculos que entonces mantenía la organización con los militares lo hizo separarse.

Constituyó el MODEC, Movimiento Democratizador del SUNTRACS, con lo cual pudo en 1987 lograr la Secretaría General en medio de la crisis.

Formalmente fue reconocido como secretario general del SUNTRACS, desde el 15 de febrero de 1990, tras librar con los obreros de la construcción una lucha tenaz a favor de la población y en contra de las violaciones a los derechos humanos y crímenes de la dictadura.

Hoy día, el sindicato cuenta con 40 mil afiliados. Tiene la mejor convención colectiva de Centroamérica y es un sindicado que tiene poder de convocatoria y su estructura abarca todo el país, lo que lo hace más poderoso.

López, es considerado entre los obreros y sus compañeros como una persona tranquila y sencilla, pero muy justo en sus decisiones.

LUCHAS Y CONQUISTAS
«Soy un cristiano social y estoy con la justicia hacia la gente que menos tiene, respondió López”, al preguntarle sobre sus ideas y principios políticos.

«Se nos cuestiona de izquierdistas, comunistas y que estamos financiados por la narcoguerrilla, pero eso es falso, recalcó López, al sostener que “mi principio es la justicia y aspiro a que la gente pueda cubrir sus necesidades, ya que no se justifica que en un país con tantos recursos como Panamá, exista tanta gente pobre”.

Los informes de los económicos indican que el 90% de la población indígena está en pobreza extrema y un alto porcentaje de panameños no indígenas viven en pobreza. Hay un 18% de desempleo y los salarios no alcanzan ni para satisfacer los alimentos de primera necesidad, es algo muy grave, indicó máximo dirigente obrero.

P. Sobre las anteriores huelgas
G.L. Tuvimos un conflicto general en 1995, con el gobierno por las reformas al Código de Trabajo que costó más de 500 detenciones y se registraron cuatro muertos entre ellos el dirigente Rufino Frías. Durante esa huelga se paralizó el país por 13 días.

P. Comparación con la actual huelga
G.L. Combatimos las políticas neoliberales a nivel sindical. En esta huelga llevamos 21 días en paro y más de 1, 200 trabajadores de la construcción detenidos y cientos de heridos. Esta huelga no ha representado más desgaste económico. El subsidio de huelga en donde se ha desembolsado hasta el momento arriba de los 2 millones de balboas.

Seguiremos la lucha, porque no compartimos la idea de que a los trabajadores se les aumente la edad de la jubilación y las cuotas.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS