(VÍDEO) La Generalitat pide siete años de prisión para cuatro detenidos durante los disturbios de Can Vies

Publicidad

Son acusados de unos presuntos delitos de atentado con medio peligroso, y de causar daños y desórdenes públicos
Esta mañana comienzó en la Ciudad de la Justicia, en Barcelona, el juicio contra cuatro jóvenes que participaron en las manifestaciones por el desalojo del centro ocupado de Can Vies, hace dos años. La Generalitat se ha personado como acusación particular y pide siete años de prisión para cada uno. Los imputan presuntos delitos de atentado con medio peligroso, daños y desórdenes públicos. Los hechos ocurrieron el 28 de mayo de 2014, durante la tercera noche de disturbios en el distrito de Sants.

Para uno de los chicos, la Generalitat pide dos meses más de prisión al considerar que tiró una piedra que hirió a un agente. La fiscalía, en cambio, acusa al grupo de desorden público y pide un año y medio de prisión para cada uno de los jóvenes. Por los daños, quiere que se les imponga una multa y al joven acusado de lanzar la piedra, le pide tres años y medio de prisión. Ya se han hecho varios juicios relacionados con los disturbios de Can Vies, pero este es el primero en que se juzgarán lesiones a un agente.

Por otra parte, tres de los jóvenes encausados presentaron una denuncia contra siete agentes de la brigada móvil de los Mossos, que ha sido aceptada por el juzgado de instrucción número siete de Barcelona. Acusan a los agentes de delitos de lesiones durante su detención.

En un comunicado colgado en la página web del grupo que apoya a los jóvenes, se explica la detención de esta manera: ‘La tercera noche consecutiva de protestas y persecuciones, cuatro jóvenes de distintas procedencias se encontraban en Santos con la voluntad de participar de la manifestación convocada y que la misma policía impidió celebrar. Ante este clima hostil, los jóvenes, dispuestos a retornar a casa, se encontraron con que un dispositivo antidisturbios los cierra el paso. A pesar de no ofrecer resistencia, los antidisturbios utilizaron la fuerza, hasta el punto de causar graves lesiones a los jóvenes. Uno de los jóvenes sufre el síndrome de Tourette y no se practicaron los protocolos adecuados. Los cuatro jóvenes sufrieron humillaciones. ‘

En el grupo de apoyo, llamado las Cuatro Rosas (los chicos fueron detenidos en la calle Rosés), se han adherido diversas entidades, entre las que se encuentran la CUP-Capgirem Barcelona. Además, algunos ayuntamientos han aprobado mociones para apoyar a los acusados.

.

http://www.vilaweb.cat/noticies/la-generalitat-demana-set-anys-de-preso-per-quatre-detinguts-durant-els-aldarulls-de-can-vies/
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More