(Vídeo) Donostia: Eguzki y Haritzalde siembran cientos de semillas en Lourdes Txiki

Con dicha acción queremos denunciar que, tres años después, el Ayuntamiento sigue sin cumplir con su compromiso de repoblar la ladera

Publicidad

Han pasado casi 3 años desde que el Ayuntamiento impulsó y permitió la tala masiva de la ladera de Lourdes Txiki. Dado el enorme impacto y las consecuencias, el Ayuntamiento prometió recuperar la ladera y revegetarla. Sin embargo, a día de hoy, todo sigue igual. Por ello, un grupo de voluntarios de las asociaciones Eguzki y Haritzalde han sembrado en el lugar cientos de semillas de árboles autóctonos. Se ha procedido a diseminar semillas recogidas en el entorno de roble pedunculado, fresno y falso plátano en una acción simbólica para recordar esta situación de dejadez. He aquí un vídeo:

En todos estos meses el Ayuntamiento no ha cumplido su palabra y la zona se ha llenado de especies exóticas invasoras como la hierba de la Pampa (Cortaderia selloana),  la budleja (Buddleja davidii) o la falsa acacia (Robinia pseudoacacia). No sabemos nada de las supuestas sanciones que se iban a imponer a los propietarios de la parcela y no se nos ha garantizado la protección futura de la ladera en el planeamiento municipal.

Recordemos: en la semana santa (abril) de 2017 en nombre de la seguridad se deforestó una superficie de 2,5 hectáreas (casi 3 campos de fútbol) y se abrió 1 Km de pistas. El impacto paisajístico también fue brutal y era visible desde la misma Concha. Se destruyó un hermoso bosque mixto que el propio Planeamiento municipal protegía y fueron talados robles centenarios de los que apenas nos quedan. El Ayuntamiento había fijado un franja de seguridad de 50 m. en la ladera sobre la Ikastola Ekintza para garantizar la seguridad de los niños, pero no puso medio alguno para el control de los trabajos y cuando se pararon la faja talada alcanzaba los 100 m desde la Ikastola. Se utilizó la excusa de la seguridad infantil para ordenar los trabajos y supuestamente se debían realizar en vacaciones, pero continuaron en el periodo escolar, cayendo piedras, troncos y ramas. La maquinaria pesada anduvo por la ladera arriba y abajo por encima de  la ikastola y la eliminación de toda la vegetación y las pistas aumentaron el riesgo de desprendimientos, por lo que a posteriori se exigió un plan de estabilización de la ladera.

La realidad es que los trabajos los tuvieron que parar los guardas forestales de la Diputación Foral de Gipuzkoa. El Ayuntamiento no lo hizo a pesar de las denuncias. El 22 de mayo, el día de la Biodiversidad, volvieron a comenzar con las talas y de nuevo fueron los guardas forestales forales los que paralizaron los trabajos ante la inoperancia municipal.

  • La tala fue ilegal por no contar con la autorización de la Diputación Foral de Gipuzkoa.
  • Los trabajos se realizaron en contra de las directrices de los técnicos del Departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento y sin contar con ellos.
  • Lo que en teoría era para garantizar la seguridad de los niños de la Ikastola los puso en grave riesgo real al realizarse los trabajos con ellos en clase y al quedar la ladera más inestable.
  • La franja de seguridad más que discutible y fijada arbitrariamente en los 50 m. se extendió hasta los 100 m. sin que hubiera control municipal alguno.
  • Se dañó gravemente y de manera irreversible un bosque protegido, talando robles centenarios y destruyendo vegetación catalogada y protegida.
  • Los trabajos se realizaron en pleno periodo reproductor de la fauna, aumentando su impacto en la biodiversidad.
  • Habiendo riesgo real para las personas, el Ayuntamiento no paralizó los trabajos ni siquiera una vez recibidas denuncias.
  • Pasados los días la Diputación abrió expediente sancionador a los propietarios y el Ayuntamiento prometió sanciones. A fecha de hoy no tenemos noticia de las mismas.
  • El Ayuntamiento prometió recuperar la ladera y revegetarla. Casi 3 años después no se ha hecho nada.
  • Dada la gravedad de los hechos, Haritzalde pidió la dimisión del entonces Concejal de Urbanismo, D. Enrique Ramos, como último responsable de lo ocurrido. Lo han nombrado Concejal de Medio Ambiente!!!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More