La presunta agresión se produjo por la vestimenta de la victima, la cual en su ropa llevaba una esvástica Nazi tachada. Los porteros de la sala al percatarse que la persona llevaba un cinturón con el símbolo Nacional Socialista Alemán tachado empezaron a increparle.

– Aquí con esto no puedes entrar.

El agredido, que había sido invitado al concierto por una amiga suya Negra que es bailarina en el evento. Por respeto a quienes le habían invitado decide quitarse el cinturón, para así evitar conflictos.

Una vez llegan a los camerinos, el artista C. Tangana, de quien era el concierto se interesa por lo sucedido. Ya que los presentes no dan crédito a lo que ha ocurrido.