El primer ministro saharaui, Mohamed Uali Akeik, ha intervenido hoy en el auditorio del Museo de Vigo Verdum, Vigo, en la apertura de la primera Conferencia internacional de ciudades de Solidarias con el Pueblo Saharaui a la que asisten representantes de grupos políticos, alcaldes de todo el mundo y la Xunta de Galicia.


La sesión, en la que participa también la delegada del Frente Polisario en España, Jira Bulahi Bad, el presidente de FEDISSA Carmelo Ramírez, el delegado del Frente Polisario en Francia y más de 80 alcaldes de todas partes del mundo, ha comenzado con la intervención de la presidenta de la Asociación de Solidaridad con el pueblo saharaui de Galicia.
El primer ministro saharaui ha mostrado la disposición de las instituciones y del pueblo al que representa a colaborar con la la ONU para lograr una solución política al conflicto del Sáhara Occidental de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y las carta de la Asamblea General de la ONU.
Tras insistir en que la ONU debe «asumir su responsabilidad» en este tema, ha reclamado a Francia que «deje de alimentar la rebelión de Marruecos contra la legalidad internacional» y que España «se involucre» más para que el pueblo saharaui pueda ejercer su derecho a la autodeterminación. «Queremos que este año la misión incluya un mecanismo de supervisión de los derechos humanos», dijo.

El Consejo de Seguridad ha renovado un año más el mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental, resolución que no incluye el mecanismo de monitoreo de derechos humanos que pueda documentar tanto las violaciones de derechos humanos que están ocurriendo en el Sáhara Occidental.

Akeik ha insistido en que el Consejo de Seguridad deba incluir en las competencias del mandato de la Minurso la vigilancia de los derechos humanos en el territorio ocupado. «Instamos a la ONU incluir en las competencias de la misión de la ONU para el referéndum en el Sáhara Occidental, Minurso, incluir en su mandato vigilar la situación en materia de derechos humanos en el territorio», dejó Akeik.

El mandatario saharaui ha recordado que ya han transcurrido 44 años desde que el 26 de febrero de 1976 España puso fin a su presencia en el Sahara Occidental «Abandonado el proceso de descolonización que estaba en curso en el marco de la ONU».

«Un abandono que traslada al Estado español una responsabilidad histórica, jurídica y moral con el pueblo saharaui».

Akeik ha agradecido a los organizadores de esta conferencia su trabajo y apoyo y ha concluido que «las dificultades en el camino son estímulos para los saharauis» para conseguir llegar «al punto final que no va a ser otro que la independencia total del Sáhara Occidental».

Ha denunciado que durante estas más de cuatro décadas «las vulneraciones de los derechos de la población saharaui han sido una constante en los territorios ocupados». Akeik ha recordado ante los asistentes la trágica muerte de la joven saharaui, Sabah Injuri, atropellada por un vehículo de la Policía marroquí durante una manifestación en El Aaiún ocuapdo.

ECSaharaui