(Video) Absuelven al policía acusado de reventar un ojo de un pelotazo a un joven de Atarrabia durante una huelga

131

La Audiencia Provincial absuelve al policía español pese a reconocer que las heridas sufridas por Aingeru Zudaire fueron causadas por un pelotazo lanzado a corta distancia. El joven de Atarrabia perdió gran parte de la visión de su ojo izquierdo.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Nafarroa ha absuelto al agente 85.615 de la Policía española de haber sido el autor del disparo que dejó tuerto al joven de Atarrabia Aingeru Zudaire durante la huelga general que tuvo lugar en septiembre del 2012 en Euskal Herria y en la que se produjeron graves incidentes tras las cargas policiales efectuadas por Policía Foral y Policía española en el Paseo Sarasate de Iruñea.

La acusación particular había solicitado que se le impusiera a este policía español la pena de 5 años de prisión, así como las penas accesorias de inhabilitación especial para el ejercicio de la función policial y para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y al pago de las costas procesales.  Además, pedían que se pagara en concepto de responsabilidad civil 16.114,60 euros por los días de curación y 92.779,73 euros por las secuelas padecidas. Sin embargo, el juez han optado por absolver al agente antidisturbios a pesar de reconocer que el joven de Atarrabia fue herido por un pelotazo.

De hecho, en la sentencia se considera probado que las heridas sufridas por Zudaire fueron causadas por una pelota de goma lanzada por la Policía española. La médico forense que declaró en el juicio, tras ratificarse en sus informes, manifestó que las lesiones sufridas en el ojo derecho por el denunciante eran compatibles con el impacto de un objeto contundente, romo y producido con alta energía; y, en concreto, con una pelota de goma.  Descartó que se hubieren producido por una piedra, una botella de cristal o por un codazo.

Aun así, y aunque queda claro que fue la acción policial la que le produjo las graves heridas a Zudaire, la Audiencia Provincial justifica la absolución del policía subrayando que no hay “prueba de cargo bastante” que permita afirmar que fue ese agente el autor del disparo.

La setencia puede ser recurrida, y abre la posibilidad a que el demandante solicite algún tipo de responsabilidad al Estado por las heridas sufridas.

 

Fuente: Ahotsa