Viaje Có(s)mico V

5

En capítulos anteriores:

Viaje Có(s)mico:
http://www.deia.com/es/foros/viewtopic.php?t=9086&highlight=mico

Viaje Có(s)mico II:
http://www.deia.com/es/foros/viewtopic.php?t=9230&highlight=mico

Viaje Có(s)mico III:
http://www.deia.com/es/foros/viewtopic.php?t=9498&highlight=mico

Viaje Có(s)mico IV:
http://www.deia.com/es/foros/viewtopic.php?t=10042

Me disponía a dar buena cuenta de una ligera aunque apetitosa cena (ensalada de lechuga y Gazpacho Epañol), cuando en el transcurso del zapping en busca de algo entretenido que acompañara al gazpacho, me encontré con una programa de T5 en el que una víctima del terrorismo se congratulaba de las prohibiciones de fotografías de presos (último grito en prohibiciones “Hecho en España”) asegurando que lleva muchos años luchando para que los fotógrafos responsables sean detenidos y las máquinas fotomatón (así llamadas por fotografiar terroristas) precintadas.

“Debe de ser dura la lucha de la racionalidad contra la irracionalidad” trinó el presentador, tras lo cual abandoné el canal, no para continuar con mi búsqueda de acompañamiento, sino para aportar mi granito de arena a la abnegada lucha a la que el conductor acababa de referirse:

Exponer la fotografía de un preso es según el ordenamiento jurídico español, tan ilegal como vestir una camiseta de los Rolling Stones, por lo que retirar por la fuerza dichas fotografías es según el ordenamiento jurídico español, un abuso de poder tan ilegítimo como retirar porra y pelotero en mano, las camisetas de los seguidores de Jagger.

Comprendo no obstante que a las víctimas de los presos por delitos de sangre (los hay por delitos de tinta) les resulte doloroso comprobar que a pesar de los pesares cuentan estos con el apoyo y aprecio de muchas personas.

Comprensible que es uno, comprendo también que Segundo Marey decidiera morirse al no poder soportar las imágenes de sus secuestradores-torturadores, no con traje de rayas, sino con corbata, maletín, y coche oficial, gracias a que el gobierno tuvo a bien indultarlos y su partido acogerlos, para que millones de españoles no tuvieran que mostrar su aprecio a los secuestradores colgando sus fotos de presos en las Casas del Pueblo, sino depositando votos en las urnas.

Ignoro si la Policía Vascongada de LópHez ha entrado en las comisarías de la Policía Nacional a descolgar las fotos de los terroristas más buscados, aunque poco sería de extrañar en un Circo en el pronto “los hombre de Paco” disolverán homenajes a los presos en Arralde: ttp://debates.motos.net/showthread.php?t=219065

En adelante creo que dedicaré toda mi atención a masticar y saborear la comida. Pienso que es lo más racional.

El Gazpacho Buenísimo.