Vergonzoso fallo de la justicia peruana retira el delito de lesa humanidad a grupo paramilitar Colina

Para el Perú la semana terminaba con cierta calma después de agitados enfrentamientos  entre pobladores de Cajamarca y la Minera Yanacocha; el país respiraba tranquilidad.

Y cuando todo hacía presagiar que las malas noticias este día vendrían solo de algún suburbio extranjero, apareció el Señor Javier Villa Stein enfundado en un radiante traje sastre, sentado a la diestra de la justicia peruana para anunciarnos con bombos y platillo que no ocultaban un evidente nerviosismo y mostrando ante la televisión nacional los expedientes de lo que sería la decisión audaz del poder judicial de eliminar (vaya ironías) el delito de lesa humanidad para la mayoría de los integrantes del tristemente célebre grupo paramilitar Colina.

Los peruanos con memoria sabemos  a la perfección «los encargos » desarrollados por el grupo colina  en los tiempos de Alberto Fujimori, bajo la batuta del Asesor Vladimiro Montesinos y que tenía como jefe operativo al Mayor Martín Rivas: asesinar, dinamitar, desaparecer, quemar, secuestrar, etc, etc. En síntesis su trabajo consistía en eliminar a todo aquel  vestigio o que estaba bajo aparente sospecha de ser terrorista,  no importaba si entre las víctimas habían niños. Mataban a todos, todos morían.

Dice Villa Stein: «El fallo por unanimidad de suprimir el delito de lesa humanidad es porque  estas personas no fueron objeto de la denuncia fiscal por este concepto, por mayoría se determinó que no es posible que exista lesa humanidad puesto que los delitos en que están involucrados los protagonistas del llamado Grupo Colina no perpetraron sus crímenes en el marco de una ataque generalizado y sistemático contra la población civil«.

Lo que este señor nos está diciendo a nivel nacional es que el grupo Colina no asesinó en masa, que su accionar no tiene nada que ver con una política de estado, que este comando militar solo era un grupúsculo que actuaba  a su libre albedrío, que la desaparición de campesinos en el Santa, que los estudiantes asesinados, que la matanza de barrios altos, no tiene nada que ver con delitos de lesa humanidad.

Demás está mencionar que desde mañana la ciudadanía consciente no tolerará esta infamia y saldrá a las calles a protestar esta nueva infamia. El sistema judicial peruano es la entidad  más desprestigiada del país y que ante la opinión pública internacional volvemos a ser el hazme reír en cuanto a justicia se refiere.

Villa Stein vuelve a la carga y anuncia que disminuirá la pena de 25 a 20 años al ex asesor Vladimiro Montesinos Torres, a Nicolás de Bari Hermoza Ríos, a Julio Salazar Monroe y a Juan Rivera Lazo. Y de 22 a 22 años para Carlos Pichilingue y Santiago Martin Rivas y demás integrantes.

Un país que de pocos se pone de pie para marchar rumbo al desarrollo económico y que utiliza todos los mecanismos publicitarios posibles para ser reconocido internacionalmente no puede tener un poder judicial  tan venido a menos, putrefacto, corrupto y desprestigiado por la mafia del poder económico que gobierna en las sombras de todo proceso judicial.

Formalismos y expedientes a parte, los Colina pronto saldrán a las calles y de eso se está encargando en silencio y sin que nadie se dé cuenta la justicia peruana.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS