Venezuela. Wills Rangel denuncia atropello por parte de la OIT

 

En Plenaria de la 104 Conferencia de la OIT, en Ginebra

Ginebra, junio 09-2015 (Prensa – CBST).- Durante su intervención en la Plenaria de la 104 Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el delegado principal de los trabajadores y trabajadoras venezolanos y presidente de la Central Socialista, Wills Rangel, denunció el atropello de este foro internacional contra Venezuela en ocasión de las acusaciones de la Comisión de Normas y señaló que estos ataques responden a un matiz político.

“Nos llama la atención poderosamente que personeros de la Comisión de Normas se presten una vez más para acusar a nuestro país de violador de derechos sindicales, de perseguir a la organización de empleadores, de existir impunidad de crímenes cometidos en contra de trabajadores de la construcción, intervencionismo del Consejo Nacional Electoral en las elecciones sindicales y de la no existencia de dialogo tripartito”, aseguró Rangel.

Calificó esto como “un atropello contra  la Constitución de la República Bolivariana y  la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT),  ambos instrumentos creados producto de un dialogo social entre el gobierno, los trabajadores, los tribunales, los empleadores y el pueblo en general”.

“Esta forma de diálogo social incluyente constituye una forma de participación superior al tripartismo, por lo que  consideramos que estos ataques contenidos en las  conclusiones de la comisión, tienen un matiz más político que técnico, careciendo de objetividad y de transparencia”, agregó

Asimismo, recordó que en el período anterior a la llegada del Presidente Chávez al poder en 1999, se vivieron en el país momentos de persecución y restricción de los derechos laborales y sindicales, mediante los acuerdos cupulares tripartitos entre Fedecámaras, la CTV y los gobiernos de turno que aplicaron recetas neoliberales como: tercerización y precarización en el trabajo, maquila,  privatización de la seguridad social, la salud y la educación, entrega de la soberanía sobre los recursos naturales y despojo de las prestaciones sociales de la clase obrera, entre otras.

Derechos laborales y sindicales garantizados

Durante su intervención en la Plenaria de la OIT, el delegado principal y líder de los trabajadores venezolanos, Wills Rangel, insistió en que desde 1999 los derechos laborales y sindicales tienen rango constitucional.

“En este periodo hemos tenido mayor amplitud y libertad sindical, donde constitucionalmente se garantiza la protección del salario mínimo y la revisión de los tabuladores salariales de acuerdo a la inflación del país, protegiendo al 60% de los trabajadores que no están amparados por las convenciones colectivas, habiéndose aumentado el salario mínimo hasta 30 veces en un periodo de 15 años”.

Entre otros logros, también hizo hincapié en que se discuten oportunamente las convenciones colectivas de todos los sectores y el Gobierno garantiza un salario social mediante la Misión Vivienda Obrera, cuyas estadísticas ya van por las 700 mil viviendas construidas para los trabajadores y, a través de la municipalización de las universidades, se garantiza el acceso de los hijos de los trabajadores a la educación universitaria. También el salario social abarca programas de alimentación balanceada y subsidiada en un 40% para los trabajadores, mediante los Mercales y Pdvales obreros.

Cifras

Estadísticas en mano, el presidente de la CBST, Wills Rangel, ante los delegados de otros países asistentes a la 104 Conferencia de la OIT, mencionó, entre otros datos: incrementado del número de pensionados y jubilados, desde 370 mil que había antes de 1999 a más de 3 millones en la actualidad y disminución de la jornada laboral a 40 horas semanales con dos días de descanso consecutivos.

Del mismo modo, destacó la creación de la figura de los Delegados de Prevención, los Comités de Seguridad y Salud Laboral y el deber del Estado de garantizar condiciones para trabajar en un ambiente adecuado y propicio para el ejercicio pleno de las facultades físicas y mentales, esto a través de la “Ley Orgánica de Protección, Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo” (Lopcymat).

Ya para finalizar, agradeció las muestras de solidaridad internacional para con Venezuela, en especial a la Federación Sindical Mundial, la Confederación Sindical de las Américas y  la Confederación Sindical Internacional y al público presente y a la presidenta de la 104 Conferencia de la OIT, les dirigió estas últimas palabras:

“Señora presidenta, para nosotros la clase obrera venezolana es preocupante tener que venir estos últimos años a defendernos de la oligarquía venezolana, lacaya de las transnacionales y el imperialismo norteamericano por el solo hecho de darnos un gobierno que nos garantiza la soberanía y respeta la autodeterminación de los pueblos y le da visibilidad a los que siempre fuimos invisibilizados.

Seguramente en la 105 Conferencia seremos nuevamente atacados con los mismo gastados argumentos,  por los mismos personajes que políticamente agreden  a Venezuela; nosotros los trabajadores seguiremos dando el debate convencidos de que el sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política”.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS