Venezuela. Tres caminos diferentes

Publicidad

1º. A pesar de la desaparición de la URSS nuestra ortodoxia marxista no ha abandonado su discurso sobre la propiedad estatal de los medios de producción. Parecen desconocer que allí, luego de muerto Lenin, pasó al olvido el Todo el poder a los soviets… y se estableció una alta centralidad de la gestión económica que convirtió a los revolucionarios obreros y campesinos en asalariados del Estado, a los burócratas en millonarios y a ese socialismo en desastre mundial.

2º. Chávez buscó otro camino, como China y Vietnam buscaron el suyo. En su Plan de la Patria 2013-19, señalaba la urgencia de traspasar la barrera del no retorno… No hablaba de llegar al socialismo (sabía de su lejanía), sino de hacer irreversible el tránsito hacia él, y lo escribió: Mediante la consolidación y expansión del poder popular a través de las Misiones y grandes Misiones Socialistas y el autogobierno en poblaciones y territorios específicos conformados como Comunas… Pero, al hablar de autogobierno no se refería sólo a un asunto político-administrativo. En el segundo objetivo estratégico de ese Plan precisa: Impulsar nuevas formas de organización de la producción que pongan al servicio de la sociedad los medios de producción… Y ya al borde de la muerte, le dijo a Maduro: te encomiendo las comunas como te encomendaría mi vida… ¿Quedan dudas sobre cual era, para Chávez, el camino? Pues bien, el gobierno y sus expertos económicos andan por otro.

3º. El contenido del nuevo Plan de la Patria no fue presentado, ni siquiera digitalmente. Sí su Hoja de Ruta. Lo hizo el Ministerio de Planificación en enero de este año. Allí se decía: tomar lo que se deba tomar de actores y capacidades productivas, ampliar y liberar las fuerzas productivas, fomentar y ampliar las condiciones y universo de los actores económicos, incluidos los pequeños, medianos, comunales, mixtos, privados, estatales… Es la forma académica de decir como vaya viniendo vamos viendo. Hoy entra en acción un nuevo plan (lo llaman integral), para estabilizar la economía y recuperar la industria nacional… Antes nos había anunciado que una fundación, el Frente Francisco de Miranda, creado para el desarrollo de la conciencia, coordinaría la reestructuración de las casi 700 empresas del Estado, mientras la FANB, a través de su Comando para el Abastecimiento Seguro, asumirá el control de 18 rubros esenciales… Y con decepción escuchamos al movimiento campesino pedir, luego de su aguerrida marcha sobre Caracas (y de ser “filtrado” convenientemente para entrar a Miraflores): Declarar en emergencia el sector agroalimentario en función de reactivar la producción y garantizar la seguridad alimentaria… Reactivar, al igual que recuperar, es regresar a lo que existía. La crisis agudiza los extremos, ahora irnos al corral capitalista (antes llamada caja de conversión) parece un logro y deja de lado que seguimos sin tener una estrategia de trabajo productivo nacional.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More