Venezuela rechaza intento de invasión marítima

La República Bolivariana de Venezuela fue objeto de un intento de invasión marítima, organizada en Colombia con la supervisión de los EEUU

Publicidad

El ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Néstor Reverol, denunció este domingo la desarticulación de una incursión de un grupo armado al país por la vía marítima, procedente de Colombia, que intentó ingresar por las costas del estado La Guaira.

Reverol resaltó que el objetivo de esta incursión era cometer actos terroristas en el país, asesinato a líderes del Gobierno Revolucionario, incrementar el espiral de violencia, generar caos y confusión en la población y con ello derivar en un nuevo intento de golpe de Estado.

«En la madrugada de este 3 de mayo mercenarios pretendieron realizar una invasión por vía marítima», indicó el ministro del Interior en rueda de prensa la mañana de este domingo.

Estos individuos intentaron ingresar en lanchas rápidas por las costas del estado de La Guaira pero gracias a la acción oportuna y efectiva de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana y de la fuerza y de acción especial y policiales de la Policía Nacional Bolivariana fueron abatidos unos y detenidos otros, destacó.

Reverol también detalló que se logró la incautación de fusiles de asalto, además hizo énfasis en que la operación todavía está en curso, por lo cual más adelante se  brindarán detalles y no se descartan otras detenciones, ya que se está haciendo un rastreo minucioso por tierra, mar y aire.

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, señaló a los Gobiernos de EE.UU. y Colombia de estar detrás del intento de invasión marítima en la costa norte del país.

«Es un plan orquestado desde EE.UU., utilizando agentes de la DEA y del narcotráfico, para una incursión militar en nuestra patria», denunció el dirigente del chavismo, después de informar que el GPS encontrado en las embarcaciones reveló que procedían desde Colombia.

Cabello precisó que después del operativo, que fue desplegado gracias a información de inteligencia que poseían hace semanas, ocho rebeldes fueron abatidos y dos capturados, y se logró la incautación de un importante lote de armas y dos vehículos.

«Es una acción de mercenarios, un golpe contra la institucionalidad del país», apuntó el dirigente, quien vaticinó que la derecha venezolana intentará justificar esa acción.

Las autoridades no descartan que continúen las detenciones porque las operaciones siguen en marcha, con respaldo de la «inteligencia popular». En ese sentido, Cabello advirtió que el Estado no dudará en utilizar «todos los instrumentos en la Constitución» para preservar el orden interno y actuar contra las personas que, desde el territorio nacional, ataquen la institucionalidad del país.

El presidente de la ANC destacó que uno de los fallecidos en el operativo frustrado era el capitán Robert Colina, alias Pantera, señalado de estar a cargo de un campamento paramilitar en Colombia y vinculado a una millonaria movilización de armamento, que fue frustrada semanas atrás.

Colina tenía vínculos con el ex militar Cliver Alcalá, recientemente deportado a EE.UU. tras ser acusado de narcotráfico y admitir sus planes de movilizar armas a territorio venezolano, con apoyo del diputado opositor Juan Guaidó, para asesinar al presidente Nicolás Maduro y altos funcionarios del chavismo.

El intento de agresión a Venezuela ocurrió casi exactamente un año después del intento frustrado de golpe de Estado que encabezó el diputado Guaidó, en Caracas, acompañado por el líder de derecha Leopoldo López.

Esta nueva agresión contra Venezuela tuvo una rápida respuesta de solidaridad, en todo el mundo. El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel señaló enfáticamente: “Este intento de invasión marítima viola el derecho internacional. Es un hecho muy grave.  EEUU y Colombia son los responsables de esta acción, que intenta tapar sus problemas internos, agravados por la pandemia.”

Mientras que el  Ex Presidente de Honduras Mel Zelaya por twiter, señaló: “Donald Trump debe poner fin  a sus violentas agresiones contra los pueblos de América Latina, especialmente Venezuela y su presidente legitimo Nicolás Maduro. Es tiempo que se respete la autodeterminación  e independencia. No somos su patio trasero”.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More