Publicado en: 11 febrero, 2019

Venezuela reacción política y ecológica necesaria

Por Rómulo Pardo Silva

La política occidental impacta la naturaleza y defenderla ahora en Venezuela requiere detener los planes de los dueños de las corporaciones.

Estados Unidos afirma que quizás ataque militarmente en Venezuela. Con un grupo de gobiernos se da el derecho de derribar presidentes. Es la fuerza.

Subpotencias europeas y algunos gobernantes latinoamericanos, el del Frente Amplio de Uruguay es uno, ponen como alternativa la rendición sin lucha del chavismo.

El director del Departamento de América Latina del Ministerio de Exteriores ruso: “estamos convencidos de que el diálogo no debe buscar una suerte de capitulación, sino debe centrarse en la reconciliación y la salida de la crisis en interés de ese país soberano y los propios venezolanos”. Sputnik

La última fórmula es la orden cumplida por el diputado Guaidós de eventualmente permitir, como venezolano, la invasión estadounidense.

Cabe pronunciarse ahora frente a las intervenciones extranjeras de larga historia.

El tema de fondo es la conquista de la naturaleza finita del planeta. En cualquier país.

Los dueños de la corporaciones occidentales se preparan para hacerse del petróleo venezolano, las mayores reservas mundiales, el oro, los diamantes, el hierro…

El presidente venezolano Nicolás Maduro: “Se pretende destruir países independientes con grandes recursos naturales…”. La intención de los imperialistas es apoderarse de Venezuela por los grandes recursos naturales del país. Sputnik

Sería la naturaleza en manos de los mismos que provocaron el cambio climático y se niegan a limitar tardíamente las emisiones de efecto invernadero.

La política es siempre daño ecológico, necesario o irracional, a través de la producción. Ambas van unidas.

Y la riqueza del 0,1% es naturaleza expropiada.

Por la otra civilización sostenible

Una izquierda del sistema es conservadurismo

Contacto romulo.pardo@gmail.com

www.malpublicados.blogspot.com

 

COLABORA CON KAOS