Venezuela. Manifiesto en el Día Internacional de las y los Trabajadores

A la Clase Obrera y Trabajadora en general

A todo el pueblo venezolano

Manifiesto en el Día Internacional de las y los Trabajadores

La Corriente Clasista de Trabajadores “Cruz Villegas” y el Partido Comunista de Venezuela (PCV), se dirigen a la clase obrera y demás trabajadores y trabajadoras de nuestro país, hoy Día Internacional de los Trabajadores, para manifestar los siguientes planteamientos y propuestas:

1.- El proceso revolucionario, apuntalado por un despertar de las luchas de la clase obrera, tal y como lo evidencia la lucha victoriosa de las y los sidoristas, así como por las recientes decisiones y orientaciones del Presidente Chávez (nacionalización de SIDOR y de la industria cementera, activación de la Alianza Patriótica, etc.), ha iniciado una fase de profundización y elevación de su calidad, desarrollando mayor soberanía nacional y abriendo cauces hacia la construcción del socialismo. Tales avances tienden a agudizar las contradicciones de nuestra nación frente al imperialismo estadounidense y su pretensión hegemónica, pero a su vez ponen en evidencia la necesidad de superar la principal debilidad de nuestra revolución: la ausencia de un movimiento de trabajadores, unido, consciente y organizado, que permita a nuestra clase asumir el papel de sujeto histórico de la revolución social.

2.- Los innumerables y agudos problemas de las y los trabajadores y del pueblo en su conjunto, no tienen solución real en el marco de la sociedad capitalista. Por el contrario, la persistencia de ese sistema económico-social basado en la propiedad privada sobre los medios de producción y en la explotación “del hombre por el hombre”, profundiza las injusticias, las desigualdades, el desempleo, la pobreza, la violencia social, etc. Por ello, el proceso de cambios en Venezuela no puede quedarse sólo en el plano de las reformas superestructurales (aquellas que modifican al Estado y sus instituciones) sino que debe transformar revolucionariamente la estructura de la actual sociedad burguesa y su base económica, las relaciones capitalistas de producción, para establecer la propiedad social sobre los medios de producción fundamentales y construir las relaciones socialistas de producción. De allí la importancia de que la clase obrera y demás trabajadores lideren el bloque histórico de la revolución venezolana, pues es la única clase capaz de luchar con todas sus fuerzas en contra de la dominación imperialista y por el triunfo del socialismo.

3.- La transición revolucionaria que consolida la liberación nacional y abre perspectivas al socialismo, exacerba las contradicciones principales y fundamentales presentes en la sociedad capitalista (imperialismo versus nación venezolana, y capital versus trabajo), provocando la agudización, como nunca, de la lucha de clases. La historia ha demostrado y así nos lo enseña la teoría del socialismo científico (el marxismo-leninismo), que la lucha de clases es la fuerza motriz de los cambios revolucionarios, ésta determina los procesos históricos. Por tales razones, la tarea más importante de las y los trabajadores venezolanos es la de unirse y de conformar un gran movimiento sindical, rearmado de los principios clasistas que abandonó casi totalmente, indispensable para hacernos fuertes en calidad y cantidad frente al imperialismo y la oligarquía criolla. De tal manera, ganaremos capacidad para unir y movilizar al resto del pueblo y, por tanto, asumir el papel dirigente fundamental de la revolución.

4.- Por todo lo anterior, la Corriente Clasista de Trabajadores “Cruz Villegas”, en coincidencia con el Partido Comunista de Venezuela (PCV), propone al conjunto de las tendencias sindicales afectas al proceso, a toda la dirigencia sindical revolucionaria y a la clase obrera en especial, que se conforme en lo inmediato un espacio nacional para el debate y la acción conjunta de todas las corrientes sindicales, tal espacio pudiera ser un Comité de Unidad Sindical que nos articule a todos y que trabaje la convocatoria y organización de un Congreso de Unidad Sindical, que mediante un procedimiento realmente democrático, amplio y unitario, dé nacimiento a una Central Única o Unitaria de Trabajadores. Esta Central sindical retomará los principios del sindicalismo clasista: la lucha de clases y el antiimperialismo militante, por tanto el combate por destruir el capitalismo; por la independencia plena ante la patronal, el Estado, las religiones y los Partidos (sobre todo los Partidos burgueses y pequeñoburgueses); el ejercicio de la democracia obrera; la lucha por la unidad, la solidaridad clasista nacional e internacional; etc.

.- Planteamos que el Comité de Unidad Sindical, al constituirse, asuma un Programa Mínimo de Lucha que contenga, entre otras reivindicaciones:

-Por una nueva Ley Orgánica del Trabajo (LOT), que establezca las nuevas relaciones laborales propias de la transición hacia el socialismo y que incluya entre otros aspectos: la estabilidad laboral plena; restablecimiento de las prestaciones sociales con “retroactividad”; reducción de la jornada de trabajo; la contraloría laboral y sindical sobre la actuación de los funcionarios del Ministerio del Trabajo; asegurar el ejercicio de los derechos colectivos de todos los trabajadores, sin excepción.

-Por la aprobación de la Ley Especial de los Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras, para el ejercicio del control social directo y pleno de las y los trabajadores en los procesos productivos y de servicios, por el efectivo establecimiento de las relaciones socialistas de producción.

-Por una política de preservación y fortalecimiento del poder adquisitivo de los salarios, que incluya entre otros: control sobre los márgenes de ganancia y más severo y amplio control de precios, eliminación definitiva del IVA, etc.

-Iniciar o activar las discusiones de las convenciones colectivas pendientes.

-Por el establecimiento efectivo del Sistema de Seguridad Social Integral.

-Por el cabal cumplimiento de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT) y el desarrollo de los Comités de higiene y seguridad laborales.

-Por una estrategia revolucionaria de Seguridad Alimentaria, que permita romper el dominio monopólico y la dependencia foránea en materia de producción y distribución de alimentos.

-Por la elevación de la conciencia de clase de los trabajadores y trabajadoras, en función de que nuestra clase asuma el papel de sujeto histórico de la revolución, junto al resto del pueblo, en la lucha por la liberación nacional y el socialismo.

6.- Reafirmamos una vez más nuestro apoyo militante con la lucha de las y los trabajadores de SIDOR, que están demostrando cómo la clase obrera en lucha consecuente contra el capital, genera una aceleración en el avance de la revolución.

-Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo y el gobierno digno de Bolivia, que enfrenta una arremetida desestabilizadora del imperialismo y sus lacayos.

-Manifestamos nuestra irrestricta solidaridad con el pueblo de Colombia que lucha, de diversas formas, contra el régimen narcoparamilitar y asesino tutelado por el imperialismo yanqui, que no sólo oprime a los trabajadores y al pueblo colombiano, sino que también sirve de punta de lanza contra las naciones que se liberan del dominio imperial.

-Expresamos nuestra identificación y compromiso con las luchas de la clase obrera y los pueblos en general que, en todo el mundo, se enfrentan al imperialismo y a las injusticias capitalistas, por un mundo libre de opresión, de desigualdades y de indigna explotación.

Corriente Clasista de Trabajadores “Cruz Villegas”

Partido Comunista de Venezuela (PCV)

Caracas, 1 de mayo del 2008

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS