Venezuela. Los confidenciales

La moderación en política siempre resultará una palabra fascinante. En cualquier encuesta que mida niveles de compromiso tal postura será la más seleccionada. De ahí que, gracias a los ingenuos que la asumen como cierta, es un buen recurso para la artimaña política.

Toda aparición protagónica en el escenario social implica una ubicación concreta. Y la burguesía, consciente de su lejanía con las masas, se esconde tras la centralidad. Ser moderado es sinónimo de muchas virtudes: equilibrio, estabilidad, armonía, contrapeso, simetría, ponderación, ecuanimidad, sensatez, también quietud.

Los de izquierda (y algún extremista de la derecha) siempre estaremos lejos de esas virtudes. No importa que apelemos a que el centro de lo que sea sólo es un lugar infundado que, como demostró el escultor Calder con sus “móviles”, puede estar desvinculado del equilibrio y la armonía.

Pues bien, a pesar que la centralidad es una referencia geométrica y por lo tanto, una situación relativa, las atávicas creencias que colocaron a los dioses en el centro del universo, hacen muy difícil dudar de esa “verdadera” y estelar posición. Sus más fieles seguidores (a la diestra de esos dioses) se han encargado de que así sea.

Pero, ahora resulta que J.V. Rangel nos sorprende. En los Confidenciales de hace una semana dijo que los sectores moderados, a los que reconoció como mayoritarios, demanda un reencuentro nacional… la superación de una división entre venezolanos por un nuevo consenso social, es el nuevo estado de ánimo de los ciudadanos…

La moderación o su equivalente geométrico, siempre me hace recordar al gran Pasolini, brutalmente asesinado por gente que la derecha italiana no juzgó. Él afirmaba que la burguesía no es una clase social, es una enfermedad contagiosa… Y aunque Lenin nos advirtió que el izquierdismo también lo es, me pregunto ¿Si un reencuentro es volver a encontrarnos, y un nuevo consenso es llenar el vacío que dejo el anterior, fue, entonces, la revolución la causante de estos trastornos sociales?

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS