Venezuela: La verdad sobre Barrio Adentro después de las 3R.

“Se nos están muriendo muchos votos en la Misión Barrio Adentro” expresaba este camarada tan acostumbrado a ver a los seres humanos como votos y no como personas.&nbsp Lo que no se nos &nbsp están muriendo son las personas, que es lo que prevalece sobre los votos, de eso después hablaremos. Primero la salud.

En una ensalada verbal el señor Granadillos arremete desde muchos ángulos contra la Misión Barrio Adentro, trataré de ir desenredándole la estopa que tiene el caballero en el cerebro. Primero la parte de su fobia “militar”: con insistencia usted subraya o pone en mayúsculas las designaciones de miembros de procedencia castrense, por nuestro comandante Hugo Chávez en puestos de mando, le responderé que igual que en los “civiles” los hay buenos y los hay malos, eficientes y corruptos, honestos y vendidos; que nuestro comandante disponga de ellos como primer mandatario para formar sus equipos de gobierno se debe a su procedencia como militar, pero es una voluntad asignada solo al Presidente escoger a quien el quiera para su gabinete, militar o civil, todos somos Venezuela. Ud. aprovecha entonces para arremeter en contra de Reyes Reyes,&nbsp acusándolo de burócrata y de lánguido, tan burócrata y lánguido que tuvo el coraje y la valentía de sublevarse junto al Comandante Chávez y pilotear aquel avión que nos anunció a todos la sublevación militar en contra de la cuarta, le acusa de no ser médico e insinúa que por esta causa no califica para este cargo, déjeme decirle, que además del respeto que le tengo a Reyes Reyes por su participación aquel 4 de Febrero, es un soldado que le ha sido fiel a la revolución bolivariana y a la que le entrega su vida, le he visto trabajar sin descanso, amanecer muchos días de la semana, apoyando a nuestro comandante, quiero aclararle que el cargo de Ministro no incluye el atender pacientes ni dar consulta, más bien se trata de ser un buen gerente que logre que se desarrollen las políticas públicas de salud, ya establecidas en su mayor parte por la OMS y a la que muchos “Doctores” que dirigieron este despacho convirtieron en un jugoso negocio de corrupción a costa del dinero que se le asigna a la salud del pueblo. Eduardo Samán, por ejemplo, es farmacólogo, y sin embargo ha sido un extraordinario gerente y revolucionario, como lo es Reyes Reyes, y con la humildad que debe tener un buen soldado, estan al servicio de quien comanda este proceso.

El trabajo que se tiene que realizar en el Ministerio de Salud, para desmontar ese elefante inútil es lograr poner en marcha sistemas efectivos, se pretende cambiar del modelo capitalista al socialista, por eso la presencia de Reyes Reyes y otras nuevas caras en el Ministerio. Déjeme explicarle al pueblo de que se trata: en el modelo rentista o capitalista, el pueblo, el hombre de a pie, va al médico cuando tiene una dolencia, es decir cuando cualquier enfermedad ya le presenta síntomas, cuando le duele, pues. Allí el capitalismo tiene su caldo de cultivo para rentar, allí las grandes transnacionales de los laboratorios su huerto para recoger jugosas cosechas, el dolor del pueblo se torna en ganancia. En la medicina socialista, la que pronto será la medicina que este Ministerio brinde a todos, sucede diferente: en esta no es el pueblo el que va al médico cuando algo le duele, al contrario: el médico va al pueblo ANTES de que nada le duela, esto se llama medicina preventiva, por ende socialista y revolucionaria, se le enseña a evitar contagiarse y a protegerse de los vectores que le amenazan, se actúa antes y no después.

Ya aclarado este punto, déjeme aclararle otras cosas que están pasando en Barrio Adentro: todos los coordinadores de estados fueron removidos, ahora en estos cargos se desempeña una nueva generación de médicos comunitarios egresados de la ELAM (Escuela Latinoamericana de Medicina), dignos jóvenes que durante largos años fueron maltratados y degradados por muchos miembros de los gremios de médicos burgueses y que hoy asumen con ciencia y conciencia la responsabilidad de restituir el sentido de medicina preventiva en la Misión barrio Adentro, de patear la calle, de ir rancho por rancho, calle por calle y esto me consta que se hace y usted no escribió nada sobre esto.

Se trabaja arduamente en restituir el control sobre el SEFAR que es desde donde se distribuyen medicamentos a todo el sistema de salud de Venezuela para superar las insuficiencias por usted señaladas, que si pueden ser ciertas, es por la ineficiencia anterior al nuevo mando de Barrio Adentro en manos de la Coronela Eugenia Sader, quien constante y dedicadamente ha sido la persona que reorganiza y comanda la Misión Barrio Adentro desde apenas tres meses atrás, así que antes que hacer críticas tan ridículas como la caligrafía de un doctor o la falta de récipes de lujo, se merece un gran aplauso.

Usted sale en defensa de una cantidad de cooperativas “criollas” que serán sustituidas por otras nuevas que son “cubanas”, aquí mi amigo se le cae la careta completamente. ¿Cooperativas cubanas para aires acondicionados? No caballeros, primero que nada contraloría total a la gran corrupción disfrazada de “cooperativas” a las que se investiga una por una, de aires acondicionados, de transporte o de alimento, con las que se robaron millones de bolívares a nuestra revolución. Aquellos que trabajan y son honestos seguirán trabajando, los ladrones serán enviados a la fiscalía para ser procesados y se incorporarán nuevos equipos de trabajo.

Para finalizar mi réplica a su&nbsp denuncia, quiero decirle que cuando se habla de la salud de un pueblo se debe hablar desde la dignidad y no desde ese lenguaje tan cuarto republicano de “votos y más votos”, déjeme decirle que aquí en Venezuela el pueblo tiene los ojos bien abiertos y sabe muy bien por quien votar y que las cosas no se hacen para ganar o perder votos sino para hacer y profundizar la revolución.

Esta es la verdad de lo que está pasando y va a pasar en salud en Venezuela, la verdad de lo que pasa con la Misión Barrio Adentro igualmente. Que hay muchos con rabo de paja o que se les cayeron los guisos, que hay muchos enemigos aún escondidos e infiltrados es cierto, nuestro mecanismos de inteligencia militar y social trabajan 24 horas tras de ellos, pero le garantizo que pase lo que pase Venezuela tendrá una nueva medicina que dejará de ser negocio, será gratuita, oportuna, preventiva y solidaria, es decir: una medicina socialista.

Muchas gracias.

Patria socialista, o muerte. Venceremos!!!!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS