Venezuela, la Izquierda y los Principios

Atilio A. Boron redactó: “Estimados colegas: días pasados llegó a mis manos una solicitud elaborada por el Grupo de Trabajo de CLACSO sobre ‘Ciudadanía, organizaciones populares y representación política’ en donde se ‘demandan a los actuales directivos de CLACSO una condena pública a la deriva dictatorial que ha tomado el régimen madurista en Venezuela, así como la exigencia del restablecimiento del Estado de Derecho, la libertad de los presos políticos, y el fin de la represión a las protestas populares’” —las negritas son mías (1). Vale la pena examinar todo lo redactado.

Entonces, me di a la tarea de buscar qué existía/existe detrás de tal solicitud de condena a un Gobierno que en mi modesta consideración guapea para que la Dignidad de su pueblo no sea pisoteada por adversarios internos y externos al amparo del mismísimo “Norte revuelto y brutal” que no escatimó esfuerzo alguno para declarar en público su probabilidad de agredir militarmente a la Patria de El Libertador (2).

Lo más llamativo que encontré al respecto, está relacionado con “Venezuela: lecturas urgentes desde el sur/ Repensar Venezuela desde la izquierda y contra la indiferencia” que contiene criterios de un colectivo de autores/as (en el texto aparecen sus nombres antes de la exposición de sus ideas) presentados por Daniel Chavez, Hernán Ouviña y Mabel Thwaites Rey (sic), fechado el 15/07/2017 y que en su “Sentido y objetivos de la presente publicación” adelanta qué se aborda:

[…] Las ideas expuestas en este dossier demuestran que alguien puede ser defensor del proceso bolivariano y —al mismo tiempo— crítico de algunas de sus limitaciones o errores más evidentes; o ser crítico del gobierno y al mismo tiempo defensor de las muchas conquistas y logros del mismo proceso.

“[…] Cómo bien lo expresa Atilio Boron en las páginas finales de este trabajo, no se trata de que ‘acallemos nuestras críticas al gobierno bolivariano’, sino de que a través del debate franco y fraterno se puedan identificar problemas concretos y proponer alternativas ‘para que mejore su desempeño’ [la Revolución Bolivariana —acoto por mi parte]” (3).

Hago un paréntesis para advertirles a mis lectores/as que a la sazón lo primero que me vino a la mente fue “Venezuela: lamentaciones, NO; Luchar y Luchar, SÍ” que escribí el 09/12/2015 después de conocer que la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) obtuvo 109 escaños en la Asamblea Nacional y que pudiera sumar los tres alcanzados por la Representación Indígena (RI) ante los 55 del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) (4).

En aquella ocasión, formulé las preguntas que siguen:

¿Cuánto no se hizo bien y/o dejaron de hacer los conductores de la Revolución del Comandante Chávez a favor de su pueblo? ¿Será que bolivarianos/as y chavistas estuvieron siempre a la altura de la extraordinaria confrontación ideológica amamantada por la adversidad del poder mediático contrarrevolucionario? ¿Podremos sostener sin riesgo al equívoco que el ejemplo de todos/as los cuadros del PSUV y sus familiares devenía atracción para la conducta de quienes simpatizan con el Socialismo en el Siglo XXI? ¿Por qué razón los tres votos alcanzados por la RI se cuentan hoy del lado de la oposición, si a fin de cuentas se trata de representantes de personas dignificadas por todo el proceso revolucionario? ¿Qué hacer en este escenario?

También, resalté la actitud del Compañero Maduro e igualmente expuse: “Mas, asimismo es un hecho que resulta de vida o muerte mandar al basurero aquellas posturas que en alguna medida provocaron y provocan un distanciamiento de los anhelos populares. En este empeño, sin vacilación alguna Cuba y Nuestra América seguirán su vertical acompañamiento a las ideas de Simón Bolívar y Hugo Chávez en predios venezolanos”.

No obstante, al tiempo que comparto la buena intención que encierran en general las palabras de “Venezuela: lecturas…” —aclaro: sin que ello implique mi acuerdo con todo el texto—, me resultó provocador el siguiente criterio manifestado por una de sus autoras, a saber:

Maristella Svampa: El régimen que lidera Maduro —y ello en el marco de una crisis social y económica sin precedentes—, reforzó los peores elementos ya presentes en el chavismo (Estado rentista, concentración de poder, enorme corrupción, radicalización del extractivismo, entre otros) […] En esa línea, sin descartar las tendencias golpistas de ciertos sectores de derecha, soy de las que cree que el principal responsable de la situación en Venezuela —en tanto garante de los derechos fundamentales, que controla el aparato represivo— es el Estado, en manos de las actuales autoridades gubernamentales —las negritas son mías.

Confieso que me cuesta trabajo identificar un buen designio en esta percepción de la académica Maristella Svampa. ¿Será pura casualidad que eso de “régimen que lidera Maduro” coincide con el lenguaje de los rotativos EL PAÍS, de Madrid, y el Nuevo Herald, de Miami? ¿Cómo minimizar la actitud “de ciertos sectores de derecha”, si uno de sus integrantesadvierte que intervención militar podría ser necesaria para salir de Maduro? (5) ¿Quiénes son las personas que acusan al Presidente constitucional de Venezuela como “el principal responsable de la situación” de su país? ¿Habrá de facto una afiliación de esa tesis con la inmoralidad de Washington vs. Caracas (6)? ¿Es posible considerar que la Izquierda pueda marchar bien de la mano de la Svampa (7), si ella irreconoce el papel de la Constituyente en Venezuela —al margen, incluso, de la “Declaración de acompañantes internacionales de la elección a la Asamblea Nacional Constituyente” (8 y 9)— y se aleja del Consenso de Nuestra América (10) —según mi modo de ver?

A propósito, insisto en mi razonamiento presente en “Venezuela: aumenta complot; crece su fortaleza” divulgado el 25/7/2017 con esta inscripción: “Representantes de la ¿izquierda? se suman a expresidentes de Latinoamérica y a Trump vs. Revolución Bolivariana. ¡Fracasarán!” (11) —allí aludí a Edgardo Lander, asimismo del colectivo de autores/as de “Venezuela: lecturas…”.

Por tanto, de cara al tema que comparto con mis lectores/as no solo recuerdo que en algún momento aprendí que el Principio en cualquier asunto, sobre todo en términos de Ética (12), constituye un aspecto insoslayable al extremo que se reitera: “El Principio de los Principios es no violar Principios” —y Fidel Castro enseña que Revolución “es no mentir jamás ni violar principios éticos” (13); sino que al mismo tiempo significo esta convicción: Ni por asomo, un verdadero/a revolucionario/a, un/a militante consecuente con la Izquierda, debe coincidir con sus enemigos de clase en lo que resulta de vida o muerte. Lo contrario, es revisionismo —a tono con el Magisterio de Vladimir I. Lenin (14).

Referencias:

1.- https://kaosenlared.net/academicos-procesos-emancipatorios-america-latina/.

2.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/75922-trump-vs-venezuela-iintervencion-militar-a-la-vista.

3.- http://www.lahaine.org/venezuela-lecturas-urgentes-desde-el.

4.- https://kaosenlared.net/venezuela-lamentaciones-no-luchar-y-luchar-si/.

5.- ttp://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article168745932.html.

6.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/75330-washington-vs-caracas-la-inmoralidad-galopa?.

7.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/75834-latinoamerica-iva-bien-su-izquierda.

8.- http://www.cubadebate.cu/opinion/2017/08/21/el-efecto-constituyente/#.WZw5aieQwb0.

9.- http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/07/31/venezuela-declaracion-de-acompanantes-internacionales-de-la-eleccion-a-la-asamblea-nacional-constituyente/.

10.- http://forodesaopaulo.org/wp-content/uploads/2017/02/CONSENSO-DE-NUESTRA-AMERICA-FINAL.pdf.

11.- https://kaosenlared.net/venezuela-aumenta-complot-crece-fortaleza/.

12.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/70872-cuba-etica-revolucion-y-militancia.

13.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/2000/esp/f010500e.html.

14.- https://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1900s/3-iii-08.htm.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS