Venezuela. Iglesia Católica y discriminación en Mérida (periodo independentista

Publicidad

Al contrario de lo que algunos creen, la sociedad merideña del periodo independentista distaba de ser igualitaria; en términos generales predominada el racismo y la discriminación por motivos económicos y sociales (buena conducta, proceder honrado, decencia y vida arreglada). Obviamente quien practicaba tal discriminación  era la élite criolla (formada por “blancos”) en perjuicio de ‘negros’, mulatos, indígenas y pobres de cualquier color de piel. Y la jerarquía eclesiástica era uno de los estamentos que más despreciaba a esas “razas” y a todo aquel que, según su criterio, no fuera persona decente, honrada y de buena conducta. Tal era la postura discriminatoria de la Iglesia Católica, que exigía a los que aspiraban a cursar estudios en el seminario, demostrar por escrito la limpieza de sangre, de vida y de costumbres.

A uno de los que tocó demostrar dicha limpieza, fue a Ciriaco Piñeyro y Farías, quien llegará a ser deán de la catedral de Mérida (1842 a 1869) y rector de la universidad (1852 a 1858). He aquí parte de la información sobre la limpieza de sangre, vida y costumbres de Ciriaco Piñeyro, redactada el 27 de diciembre de 1815 (publicada en Historia de la Universidad de Los Andes, tomo II, de Eloy Chalbaud Cardona):

“Sr. Provisor y Vico. Ctral.

Dn. Ciriaco Piñeyro y Farias vecino de esta Ciudad, en la forma q. mas haya lugar, pr. dro.,  ante V.S. paresco y digo: q. hallándome resuelto á seguir el estado eclesiástico, y vestir habito talar: pa. merecer la licencia q. espero q. V.S. me conceda, se ha de servir mandar, q. los testigos q. presentare, bajo la religión del juramento, declaren pr. el tenor del interrogatorio siguiente.

 

  • Primeramente, si me conosen de vista trato y comunicación, y si no le tocan las generales de la ley.
  • Si les consta q. soy hijo legitimo de Dn. Mnal. Piñeyro, y de Da. Ma. Rosa Farias; y si estos son tenidos y reputados en esta Ciudad pr. personas decentes, libres de toda mala rasa, de moro, ni penitenciado.
  • Si saben, q. no solo observo una buena conducta y proceder honrado, sin dar q. decir de mi persona, sino q. me mantengo al arrimo de mi Madre, pr. haver fallecido mi Padre, cursando la Clase de Filosofía en el Seminario de esta ciudad.
  • Si considera q. pr. mi modo de comportarme: vida arreglada: y christiano modo de proceder, soy acreedor á q. se me conceda la licencia q. solicito.
  • Digan de publico y notorio publica voz y fama, y evacuada q. sea:

 

A V.S. pido y publico, q. hallando la dicha información conforme, se sirva aprobarla en qto. haya lugar por dro. , mandando se me despache la licencia q. solicito de vestir habito talar, señalándome la Ygleca. q. V. S. tenga á bien destinarme á su servicio; haciéndole presente q. soy feligrés y tengo mi habitación inmediata á la Parroquia Matriz de esta ciudad, pa. qe. si lo tuviere pr. conveniente me asigne á ella; q. en todo reciviré merced y justicia, con el juramto. devido”.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More