Publicado en: 10 enero, 2019

Venezuela. Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó

Por Virginia King Martínez

“El viernes 04 de enero ,el autodenominado Grupo de Lima -que carece de legitimidad en tanto no posee estatutos ni acervo normativo que lo rija- conformado por los gobiernos de (…)”

Buenos Aires, 05 de enero de 2019

El viernes 04 de enero ,el autodenominado Grupo de Lima -que carece de legitimidad en tanto no posee estatutos ni acervo normativo que lo rija- conformado por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, emitió un temerario comunicado declarando “ilegítimo” al presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, electo por el 67% del voto popular el pasado 20 de mayo para el período 2019-2025, por lo cual debe tomar posesión el próximo 10 de enero, en concordancia con lo establecido por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Eso no es punto de discusión o negociación, porque el pueblo venezolano ya habló. Es pertinente aclarar que este acto será el primer acto de autoridad del reelecto presidente.

El mencionado comunicado, mediante el cual se pretende deslegitimar la decisión soberana del pueblo venezolano, expresa una serie de falacias que pasamos a develar:

1.- Es falso que el proceso electoral del 20 de mayo de 2018 no haya contado con la participación de todos los actores políticos venezolanos. Hubo tres candidaturas opositoras a la de Nicolás Maduro, que contaron con todas las garantías establecidas por nuestro sistema electoral para participar de un proceso transparente.

2.- Es falso que el proceso electoral no contara con la presencia de observadores internacionales independientes. Hubo más de 2000 observadores internacionales que integran las comisiones del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA), la Comunidad de Estados del Caribe (Caricom) y otros organismos regionales, así como de Asia, África y Europa.

3.- Es falso que el proceso electoral del 20 de mayo no haya contado con “las garantías y estándares internacionales necesarios para un proceso libre, justo y transparente”, tal como señala el comunicado. Nicanor Moscoso, Presidente del CEELA, al hacer un balance del proceso electoral concluyó que: “Estas elecciones deben ser reconocidas por todos (…) son resultado de la voluntad del pueblo venezolano”.

4.- Es falso que exista una ruptura del orden Constitucional. Y paradójicamente manifiestan su respaldo a la Asamblea Nacional, electa bajo el mismo proceso, con las mismas garantías y con el mismo órgano electoral, el Consejo Nacional Electoral (CNE), que actuó en la elección del Presidente Nicolás Maduro, así como para las 24 elecciones efectuadas a lo largo de estos últimos 20 años. Cabe destacar que la Asamblea Nacional mantiene status de desacato por incumplir disposiciones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Esto constituye una situación sobrevenida, jurídica, pública y notoria, por lo cual al Presidente electo le corresponde asumir su nuevo mandato ante el TSJ, tal como establece el artículo 231 de la CRBV: “El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”.

5.- Hablan de la crisis política, económica, social y humanitaria que atraviesa el país, pero piden y ejecutan sanciones diplomáticas que afectan el normal desenvolvimiento de nuestras relaciones comerciales, afectando el acceso a bienes y servicios para el pueblo venezolano.

6.- Se contradicen al manifestar “su convicción de que la solución a la crisis política en Venezuela corresponde a los venezolanos”, pero existen como Grupo de Lima sólo para atacar permanentemente a Venezuela y a las decisiones soberanas de su pueblo, pidiendo la aplicación de la Carta Democrática, potestad que le esta negada dada su ilegitimidad y la pretensión de actuar como organismo multilateral con acción vinculante, cuando no lo es.

7.- “Condenan cualquier provocación o despliegue militar que amenace la paz y la seguridad en la región”, pero permiten la instalación de bases militares estadounidenses en sus territorios y crean falsos positivos para justificar una intervención militar en nuestro territorio.

8.- Se rasgan las vestiduras por la migración venezolana, mientras el gobierno colombiano, uno de los miembros del Grupo de Lima, viola sistemáticamente los Acuerdos de Paz, suscritos para superar una guerra que ha causado millones de desplazados hacia Venezuela y otros países del continente; asesinando líderes comunitarios, campesinos, políticos; y aupando el contrabando de extracción en la frontera colombo venezolana, dejando a la población fronteriza sin alimentos, medicinas y combustible.

POR TODO LO ANTERIOR:

1.- Reconocemos la legitimidad del BRAVO PUEBLO VENEZOLANO y su determinación de elegir a Nicolás Maduro Moros como Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela para el período 2019-2025. Así mismo, reconocemos la amenaza que representa el imperialismo norteamericano y condenamos todas las acciones abiertas y encubiertas para derrocar gobiernos en todo el mundo y, en especial, en Venezuela desde hace casi 20 años.

2.- Consideramos ilegítimas y oprobiosas las declaraciones del autodenominado Grupo de Lima, el cual opera como brazo internacional de la guerra mediática, elemento vital de la Guerra No Convencional contra la Patria de Bolívar y Chávez. Tenemos la convicción que no representan los intereses de sus pueblos, sino de gobiernos que funcionan como apéndice del imperialismo para operar en nuestra región contra un país soberano.

3.- Rechazamos que se pretenda perseguir a ciudadanos, ciudadanas y personas jurídicas venezolanas, con la elaboración de listas que el Grupo de Lima, en connivencia con políticos apátridas venezolanos, proponen bloquear operaciones financieras y bancarias, así como las restricciones en el otorgamiento de préstamos al Gobierno Bolivariano, por parte de organismos financieros de la región. Así mismo rechazamos el financiamiento continuo de acciones desestabilizadoras promovidas por varios de los gobiernos que hacen vida en el ilegítimo Grupo de Lima.

4.- Y manifestamos que los pueblos de Nuestra América nos mantenemos alertas y movilizados en apoyo al pueblo venezolano que ha sido duramente atacado por su autodeterminación indeclinable e inexpugnable de caminar por la senda hacia el Socialismo.

¡CHÁVEZ VIVE!
ChavismoSur Escuela Latinoamericana de Formación Hombre Nuevo – Mujer Nueva

 

COLABORA CON KAOS