Venezuela: ¿El mayor centro de torturas de América Latina?

Publicidad

 El Mundo de fecha 10 de abril de 2020, Daniel Lozano escribe sobre la detención del asesor «presidencial» Demóstenes Quijada, imagino uno de los muchos asesores del eufemísticamente hablando “pretendiente a presidente” Juan Guaidó.

Demóstenes Quijada es titular de una ficción muy común en países que históricamente fueron receptores de exiliados políticos y económicos como Venezuela: tiene doble ciudadanía, española y venezolana, pero la realidad es que sólo puede ser titular de una en determinado momento y ante determinadas autoridades. Esta “ficción” hace que para las autoridades venezolanas sea venezolano (lógicamente) y para las españolas, español. Hoy tener dos ciudadanías no está prohibido desde la aprobación de la Constitución bolivariana que enmendó la prohibición que regía en Venezuela durante la IV república de tener otra ciudadanía además de la venezolana.

Pero esta condición de binacional muchas veces es utilizada por ciertos medios, como en el caso de Demóstenes Quijada o Leopoldo López, como una patente de corso para subvertir o delinquir con el respaldo de un Estado extranjero, en este caso el Estado español que, cuando ve a su “nacional” preso, se rasga las vestiduras y le ofrece «protección» ante el imperio de la ley venezolano.

El caso es que Juan Guaidó, que en cualquier país europeo estaría detenido, juzgado y probablemente condenado y preso por subvertir el orden constitucional, tiene a uno de sus asesores detenido mientras su más fiel aliado, padrino y alma mater, Estados Unidos, ofrece 15 millones de dólares por Nicolás Maduro (como si se tratase de un forajido) y amedrenta al país con el mayor despliegue militar estadounidense en las costas del Caribe.

La noticia de Daniel Lozano no hace referencia ni a la “recompensa” ni al despliegue militar, como si la situación en Venezuela no estuviese continuamente a la defensiva de las agresiones estadounidenses, sino a una supuesta detención arbitraria de Quijada, con pruebas “sembradas” (puestas por las mismas autoridades que realizan la detención) de un asesor de Juan Guaidó que hace pocas semanas se reunía con Donald Trump.

Ahora bien, darle el título de “el mayor centro de torturas de América Latina” a la sancionada por Estados Unidos Dirección General de Contrainteligencia Militar es saber poca geografía. El mayor centro de tortura de América Latina y del mundo está en Guantánamo. Es una base militar estadounidense (sí… Estados Unidos tortura) con técnicas más depuradas y alejada de cualquier responsabilidad ante el mundo, está en América Latina y sus técnicas de tortura y violación sistemática y continuada de derechos humanos de los muchos presos políticos sin juicio que llevan años soportando condiciones infrahumanas pueden ser consultadas con absoluta libertad en cualquier buscador de internet. Por la detención de su máximo responsable (a no ser el honroso proyecto iraní) no se ofrece una recompensa y por el momento su territorio se ha visto libre de cualquier embargo o amenaza grave.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More