Venezuela. Despleguemos la espada bolivariana

7

 

Las escenas históricas se mueven desde el imperialismo con su enclave en el Mediterráneo y en el corazón de la Fortaleza Europea que es Alemania, después de ésta navidad hay una lucha de sistemas entre las clases acaudaladas, mientras el pueblo de una manera distraccionista  viene quemando fuegos artificiales, en 2013, Latinoamérica será otra, porque, las sociedades de clase serán otras y bajo la consigna de pan y libertad, como el viejo adagio adeco, buscaran dar lugar a La Constitución y promover protestas en centros de trabajo focales. Es la plutocracia que desea  de nuevo reaparecer para instalarse en posiciones políticas. Las explicaciones norteamericanas sobre su intervención en Libia e Irak son confusas y presiona a Cuba, votando contra su gobierno y utilizando como títere a Yoanni Sánchez, en Venezuela ha fracasado en sus intervenciones indirectas en contra del gobierno de Hugo Chávez Frías.

Lamentablemente, nuestro país viene de una corrupción muy grande y, los norteamericanos conocen nuestro andar y actuar, nos venden comida chatarra y Coca-Cola y Pepsi por sus aditivos dañinos que producen cáncer y alergias en la piel. La gente los consume, pero, los bolivianos rechazan este alimento. Lo que entendemos la gran explicación que deben dar los legisladores para responder ante cualquier movimiento inesperado o destabilizador, tienen una gran responsabilidad. No es cuestión de rumores, hay una sola razón, somos una fuente de energía natural en el planeta y la oposición apoyó la intervención de grupos económicos que operan desde Florida y Panamá, respondiendo a sus intereses.

Detengámonos y reflexionemos, visualicemos las acciones del gobierno norteamericano en América Latina en estos tiempos y entenderemos hasta donde llega su maldad. La derecha paquidérmica solo chismea a Washington de nuestros procedimientos informativos. Solo buscan silenciar a los presidentes de Venezuela y Bolivia, Hugo Chávez y Evo Morales. Claro, por su posición nacionalista. La oposición tiene cualquier excusa para enlodar al gobierno y lanzarnos una emboscada política.

Ahora, pensemos, estos venezolanos están cansados de mentir y el pueblo opositor se cansó, La MUD es un casco viejo de La Coordinadora Democrática, cuyos personeros solo se dedican a tener una contrariedad constante, por eso, la centroizquierda debe unificarse y sacar de juego a estos informantes políticos que ya no ejercen un liderazgo como tal. Solo buscan beneficiarse del libre comercio y aprovecharse de los beneficios que le otorga el Estado a los pobres.

El gobierno de Obama se encuentra contentísimo  con la actitud de algunos empresarios y de los argentinos que promocionaron los recientes saqueos, su idea es conformar su propio bloque económico y dar golpes a los sistemas operativos agroalimentarios del Estado que se encuentran infiltrados y provocar una especie de cacerolas que debilitarían mediáticamente la imagen política de nuestro presidente, Hugo Chávez, el de Bolivia, Evo Morales y el de Argentina, presidido por la elegante Cristina Fernández.

Los intereses de la oligarquía siempre estarán contra los intereses del pueblo. Es una realidad tangible, los sectores opositores en Latinoamérica o disconformes promueven la abstención en ambos sentidos con sus campañas mediáticas e informativas, es un escenario troncando el militar para ver si captan algún hecho inconforme y debatir con el sector civil, es la nueva guerra o actitud mediática, ellos solo responderán a los intereses extranjeros.

Los conflictos económicos y civiles vendrán por una derecha que solo adversa al presidente y controlada por paquidermos fracasados del pasado histórico. El pueblo debe reaccionar, los procesos electorales es para votar, el compromiso es grande y lineal con la patria. Somos tierra de libertadores, avanzamos hacia la gran patria, un Bolívar, un Sucre, un Chávez y un pueblo, es el momento del nuevo liderazgo.