Venezuela: (A propósito de la expropiación) Cargill Negro sobre blanco

I.-

Cargill en Venezuela.

– Inicia operaciones en Venezuela en 1986.

– Posee dos oficinas en Caracas.

– Trece plantas industriales en: Barquisimeto, Cabimas, Catia, Catia La Mar, La Encrucijada, Los Olivitos, tres en Maracaibo, Maracay, Píritu y dos en Valencia.

– Siete sucursales comerciales en: Barquisimeto, Caracas, Maracaibo, dos en Puerto La Cruz, San Cristóbal y Turmero.&nbsp

Sus marcas comerciales:

– Aceite comestible: Vatel, El Rey, Deleite.

– Pasta: Ronco, MiMesa, Milani, Fiorentina.

– Harina: Blancaflor, MiMesa, Gold Medal.

– Harina industrial: Rey del Norte, Flor de Guayana.

– Arroz: Santa Ana parbolizado.

– Galletas: Xplosion, Wafermix.

– Jugo de frutas: Tropimax.

– Comida para animales/mascotas: Dogui, Gati, Robustin.

– Nutrición animal: Purina.&nbsp

Inversiones en Venezuela:

– Adquirió Molinarca (molino de trigo y planta de harina).

– Adquirió Agribrands Purina (nutrición animal).

– Adquirió Gramoven (molino de trigo, planta de harina y pasta).

– Adquirió Halaca y Favepro (originalmente cuatro plantas de harina, que fueron desmanteladas para construir su planta de comida para animales/mascotas).

– Adquirió el 70% de Produsal (instalaciones para la producción de sal. Empresa conjunta, o joint venture, con Pequiven).

– Adquirió la Planta de Arroz Santa Ana.

– Adquirió Mavesa.

&nbsp La información puede verificarse en la web oficial de Cargill.

II.-

Cargill en Mercal.

«Mercal se volvió un desastre, me cansé de denunciarlo, como lo hizo un gentío, pero resulta que ahora el Presidente pone al presidente de Mercal como ministro de Alimentación, eso es como para llamar a María. Mercal ha recibido todo tipo de denuncias. Mercal fue una iniciativa extraordinaria, una de las mejores iniciativas que se han tomado aquí. Recuerdo una vez que Carlos Andrés Pérez dijo que con las roscas no podía ni Dios.

El Presidente Chávez demostró con Mercal que no hacía falta Dios, que nosotros podíamos y Mercal llegó a tener más de la mitad, casi el 60 por ciento de la distribución de alimentos. La clase media y la clase rica iban a comprar en los Mercal. Pero, ¿qué pasó con los Mercal? Nadie se ocupó de controlarlo porque se estaba en otra cosa y entonces se fue deteriorando.

Se quedó a mitad de camino y terminó siendo una barbaridad, que es contratar como proveedores de Mercal a los mismos grupos que nos estaban matando de hambre con el paro petrolero. Resulta que se metió la Polar a ser proveedor de Mercal y Cargill que es una transnacional que produce transgénicos».&nbsp
Vladimir Acosta. «A la derecha no se le puede dar tregua». Entrevista exclusiva con Aporrea. 11 de enero de 2008.

III.-

El capitalismo en crisis, Cargill eleva sus ganancias.

«La compañía agroindustrial estadounidense Cargill reportó el martes un alza del 25% en sus ganancias del segundo trimestre fiscal, gracias a sus inversiones en la industria de fertilizantes a través de su sociedad Mosaic Co. Cargill, una de las empresas privadas más grandes del mundo, ganó 1,190 millones de dólares en el trimestre finalizado el 30 de noviembre, frente a los 954 millones del mismo mes del año pasado.

Excluyendo las ganancias de Mosaic, los resultados fueron ligeramente inferiores a los del año anterior. Cargill posee una participación del 64% en la firma de fertilizantes. Sin embargo, Cargill tuvo sólidas ganancias durante un periodo de mercados de crédito congelado y un fuerte retroceso de los precios de la energía y las materias primas. 'El sistema financiero global estuvo bajo una significativa presión, los precios de la energía y las materias primas agrícolas cayeron con fuerza y los riesgos de una recesión golpearon a las economías en desarrollo en un ambiente económico deteriorado', dijo Greg Page, presidente ejecutivo de Cargill.

Cargill opera en 67 países y es un líder exportador de granos estadounidense, un gran productor de etanol, un jugador de gran peso en la operación de energía, entre otros grandes negocios».&nbsp

«Cargill eleva en 25% sus ganancias». CNN/Yahoo! Noticias. 13 de enero de 2009.

IV.-

Cargill es profundamente rechazada/cuestionada/señalada por movimientos campesinos de toda América.

La información disponible es muy abundante. Abajo, algunos pocos ejemplos:&nbsp

1) «La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) anunció que el número de personas que pasan hambre en el mundo subió de 850 millones para 925 millones este año. ¿El motivo? El aumento del precio de los alimentos. Y los más pobres son los más afectados por la crisis. El precio de los principales granos, como el maíz, el arroz y la soja, duplicaron desde la zafra de 2006 hasta hoy. El precio del frijol, este año, llegó a subir 168%.

El Departamento Intersindical de Estadística y Estudios Socioeconómicos (Diesee) estima que la cesta básica cuesta 52,8% del salario mínimo. Y señala que los más pobres tuvieron que cortar alimentos básicos en casa, registrando una baja de 6% en las compras de alimentos. Mientras tanto, las grandes transnacionales del agronegocio conmemoran cada mes su récord de lucros.

Existen cerca de 30 grandes empresas, con sede en los Estados Unidos y en Europa, que controlan casi toda la producción y comercio agrícola del mundo. Este año, el lucro de la Monsanto pasó a ser más del doble del lucro del año pasado. La Sygenta, Cargill, Bunge, Nestlé y otras tampoco tienen de qué quejarse: su margen de lucro no hacen más que crecer desde que la crisis comenzó a apretar el bolsillo de los ciudadanos de todo el mundo. ¿Y por qué ocurre eso?

El modelo de explotación agrícola basado en el agronegocio hace que grandes inversores especulen con el precio de los alimentos, transformando nuestro arroz con frijoles en mercadería, para ganar dinero. Ese modelo comenzó en la década de 1960, con la mentira de la llamada 'revolución verde', que con la excusa del aumento de la producción, potencializó la industria de los venenos, de los fertilizantes, de las máquinas para los grandes agricultores. Desde entonces, el hambre aumentó. Pocas empresas terminaron dominando el mercado y la pobreza en el campo y en la ciudad se multiplicó».&nbsp

Coordinación Nacional del MST (Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil). Día Internacional en Defensa de la Soberanía Alimentaria. 20 de octubre de 2008.

2) «En Argentina viven 280 mil familias numerosas de 22 pueblos indígenas, y 220 mil familias campesinas, con al menos 1,5 millón de personas. No producen soja ni suscriben a los agronegocios, siembran alimentos y crían animales para autoconsumo y tienen una relación especial con la tierra, no la consideran un medio para negocios, se entienden como parte de ella, de su cultura, su historia y un bien común de las próximas generaciones.

Estos dos actores centrales, pueblos originarios y campesinado, fueron sistemáticamente excluidos del debate del último mes, donde las cuatro entidades más tradicionales y conservadores del campo argentino realizaron un paro patronal inédito en el país.&nbsp

«Sociedad Rural (SRA), Confederaciones Rurales (CRA), Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) y Federación Agraria (FAA) se movilizaron y desabastecieron de alimentos las grandes ciudades por un principal objetivo: el aumento de su rentabilidad, bendecidos por el precio internacional de la soja. Los chacareros, sean grandes o pequeños, en ningún momento corrieron peligro de pérdidas económicas, pero sí (luego de una medida impositiva del Estado) estuvieron a punto de ganar menos dinero del esperado.&nbsp

«Empresas. Las compañías con mayor rentabilidad del negocio sojero (exportadoras y proveedoras de insumos) son Monsanto, Dupont, Syngenta, Bayer, Nidera, Cargill, Bunge, Dreyfus, Dow y Basf, entre otras. Ninguna de ellas fue cuestionada en el reciente conflicto».&nbsp

Mocase (Movimiento Campesino de Santiago del Estero, Argentina)/Vía Campesina. De eso no se habla. Página 12. 25 de abril de 2008.

3) «En Paraguay hay cuatro o cinco empresas grandes, como Monsanto y Cargill, que están detrás de estos cultivos… En Paraguay hay latifundios, no se hizo en ningún momento una reforma agraria integral. El campesino que hoy tiene tierra es gracias a su lucha y resistencia. Desde el Estado no hubo una política pública para el campesino, sino que se ha facilitado con este modelo la expulsión del campesino de sus tierras.

Con el empresario con la plata en la mano, el campesino se ve acosado para vender su tierra aunque muchas veces no posee un título de propiedad, ya que el Estado nunca los ha dado. Entonces es un camino que se prepara para que el campesino se despoje de sus tierras fácilmente ante las necesidades básicas que puede sufrir, que son muchas porque no tiene acceso a crédito, a herramientas agrícolas, no hay carreteras ni se establece un precio base y estable para su producción. No hay infraestructuras, entonces la gente se encuentra apretada y con el empresario con el dinero en la mano esperando que venda su tierra».&nbsp

Gilda Roa, del Movimiento Agrario Popular de Paraguay. Entrevistada por Mariana Cantero. Mayo de 2008.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS