Vara defiende la “huella imborrable” de Felipe González preguntado por la implicación del expresidente en la creación de los GAL

El caso de los GAL, grupos paramilitares que llevaron a cabo la “guerra sucia” contra ETA entre 1983 y 1987, ha vuelto a reabrirse mediática y políticamente a raíz de la desclasificación de un informe de la CIA.

Publicidad

Hace dos días, los grupos parlamentarios Esquerra Republicana de Catalunya, Junts per Catalunya, Partido Nacionalista Vasco, Euskal Herria Bildu, CUP y Bloque Nacionalista Galego registraron en el Congreso de los Diputados una propuesta para crear una comisión de investigación a Felipe González con el objetivo de “esclarecer los vínculos y responsabilidades de los Gobiernos de España presididos por Felipe González con el GAL“.

El caso de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), grupos paramilitares que llevaron a cabo la “guerra sucia” contra ETA entre 1983 y 1987, ha vuelto a reabrirse mediática y políticamente a raíz de la desclasificación de un informe de La Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) donde, en esos años, alertaba de la adopción de “una estrategia poco ortodoxa en relación con ETA” por parte del Gobierno de un Felipe González que, según el informe, había “acordado la formación de un grupo de mercenarios, controlado por el Ejército, para combatir fuera de la ley a los terroristas“.

Unidas Podemos, que en un principio vaciló sobre el apoyo a esa propuesta por ”no aportar nada nuevo“, ha rectificado su posición tras las presiones del activismo y de las propias víctimas de los GAL

Unidas Podemos, que en un principio vaciló sobre el apoyo a esa propuesta por ”no aportar nada nuevo“, en palabras de Pablo Echenique, portavoz parlamentario de la formación morada, ha rectificado su posición tras las presiones del activismo y de las propias víctimas de los GAL, como Pili Zabala, hermana de un asesinado por el GAL y miembro del Parlamento Vasco por la coalición Elkarrekin Podemos desde 2016. Finalmente se sumarán a la petición para que el Congreso de los Diputados investigue a Felipe González y su presunta implicación en la organización del terrorismo de Estado.

Fruto de esta polémica, varios han sido los y las dirigentes socialistas que han salido al amparo de la figura del expresidente. Uno de ellos ha sido Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura, quien ha defendido a Felipe González por ser el político que ha dejado “la huella más imborrable en la vida de más gente en España”. Acusado de tener pleno conocimiento de las acciones de un grupo parapolicial que tenía como procedimientos sistemáticos el secuestro, la tortura, el asesinato y hasta el enterramiento de sus víctimas en cal viva -como el Caso Lasa y Zabala-, Vara ha amparado públicamente al exsecretario general socialista porque, los políticos, “al final somos la huella que dejamos en la vida de las personas”, y “si ha habido alguien que ha dejado una profunda huella en la vida de las personas en este país se llama Felipe González Márquez“.

Del mismo modo que a finales de los años noventa la cúpula del PSOE (Felipe González, Joaquín Almunia, Borrell, Alfonso Guerra…) hizo público su apoyo (yendo a las puertas de la cárcel, junto a miles de militantes y simpatizantes del PSOE, para despedir entre abrazos a los sentenciados, al grito de “libertad”) a los condenados por el secuestro de Segundo Marey, un ciudadano francés inocente que no tenía ningún tipo de relación con ETA, hoy, veinte años después, Vara hace lo propio con quien presuntamente estuvo al tanto del terrorismo paramilitar del Estado Español.

Vara hace lo propio con quien presuntamente estuvo al tanto del terrorismo paramilitar del Estado Español

Otro de los políticos socialistas extremeños que ha salido al rescate de la imagen pública del expresidente ha sido el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, quien no ha dudado en descalificar en Twitter a su compañero de partido y diputado en el Congreso Odón Elorza. Este enfrentamiento abierto en las redes sociales es una muestra de las diferentes sensibilidades dentro del partido hacia la figura de González, en particular, y el pasado reciente de la formación, en general.

Cabe recordar que el Gobierno español, a finales de los años 90, indultó a la cúpula de Interior de Felipe González condenada por detenciones ilegales, secuestros y malversación de fondos públicos. José Barrionuevo y Rafael Vera, exministro del Interior y exdirector General de la Seguridad del Estado -respectivamente- vieron rebajadas sus penas dos tercios para que pudieran pasar la Navidad en casa. El GAL realizó alrededor de cuarenta atentados y causó veintisiete muertes, la mayoría en Euskal Herria. Sus víctimas siguen reclamando justicia y reparación.

Fuente: El Salto

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More