Josep Miquel Arenas, más conocido como Valtònyc, ya ha presentado al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) una demanda contra España por su condena por las letras de algunas de sus canciones. Según ha podido saber la ACN, la defensa presentó la demanda en Estrasburgo el 22 de octubre (tenía de margen para hacerlo hasta finales de mes) y alega, principalmente, que el Estado ha vulnerado el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que recoge el derecho a la libertad de expresión. Así, el tribunal con sede en Estrasburgo tendrá que declarar, en primer término, si la demanda es admisible y, si lo es, si España ha violado o no el derecho a la libertad de expresión condenando al rapero a tres años y medio de prisión por los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas.

La demanda presentada al TEDH la semana pasada incluye también las decisiones que hasta ahora ha tomado la justicia belga sobre Valtònyc, en un proceso que sigue en curso, a raíz de la euroorden. El 17 de septiembre pasado el juzgado de primera instancia de Gante rechazó la euroorden entendiendo que el caso del rapero se enmarca dentro de la libertad de expresión y que no hay doble incriminación, es decir, que los hechos por los cuales Valtònyc fue condenado a España no son delito en Bélgica. Además, en agosto un juez belga ya descartó la extradición automática por terrorismo, que la Audiencia Nacional había marcado en la euroorden.

Precedente en Europa

En una entrevista con la ACN en septiembre el cantante aseguró que confía en que su caso pueda crear un precedente como el de la quema de fotografías del Rey, en las que la justicia europea hizo prevalecer la libertad de expresión por encima de las injurias en la corona. «Quiero que mi caso cree un precedente y que la justicia no pueda privar de libertad nunca más a un rapero ni impedir a su familia verlo por el simple hecho de expresarse», afirmaba entonces Valtònyc sobre el hecho de ir a Estrasburgo.

Antes del verano, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazó una petición de medidas cautelares presentada por la anterior defensa de Valtònyc que pretendía evitar su entrada en prisión en España. La petición se hacía en base al artículo 39 del reglamento del Tribunal, que es muy restrictivo en el número de casos en que permite la suspensión de una sentencia o de entrada en prisión, y los limita, principalmente, a riesgos por la vida. Aquella petición, sin embargo, no era la demanda definitiva, que es la que se ha presentado ahora.

Próximos pasos en Bélgica

Si bien hasta ahora ha sido favorable al rapero, la decisión de la justicia belga sobre la extradición de Valtònyc todavía no es firme ya que la Fiscalía de Flandes Oriental, que representa los intereses del Estado español, la ha recorrido y el caso está todavía pendiente de resolución. La próxima decisión se sabrá el 6 de noviembre, cuando el tribunal de apelación de Gante haga público si acepta o rechaza el recurso de la fiscalía de Flandes a la denegación de la extradición de Josep Miquel Arenas.

Si el tribunal dicta a favor de la extradición o reafirma la decisión en primera instancia de denegarla, tanto la acusación como la defensa pueden recurrir al tribunal de casación y el caso pasaría de Gante a Bruselas, donde se decidiría por última vez sobre la extradición del cantante. Una sentencia firme en contra de la extradición, sin embargo, no permitiría a Valtònyc volver a España. En este sentido, sólo lo podría hacer si el Tribunal Europeo de Derechos Humanos anula o enmienda la sentencia de la Audiencia Nacional en base a la demanda ahora presentada.

https://www.elnacional.cat/es/politica/valtonyc-espana-tribunal-europeo-derechos-humanos_319722_102.html