Uruguay. Ingrata Tarea

Publicidad

Visto en los «archivos Berrutti»

Por Jorge Zabalza

Herido y prisionero en Vallegrande, la actitud de Ernesto Ché Guevara frente a los verdugos fue paradigmática. Dejó sentado, para la mejor historia, hasta dónde el revolucionario puede llevar su compromiso ético y moral, en especial cuando se reviste el carácter de dirigente de la Revolución. Nadie puede exigir a nadie que se comporte como el Ché Guevara, pero, sin embargo, su comportamiento era el esperado en quienes asumieron la responsabilidad política de convocar a hacer una revolución.

Más allá y más acá de los Andes, de norte a sur, tras los pasos de Guevara, decenas de miles empuñaron las armas y cultivaron con esmero los valores, principios y sentimientos que promovió. Nadie imaginaba colaborar con el torturador, la idea dominante era resistir y afrontar las consecuencias. Sin embargo, no alcanzaba con pegar el poster del Ché con la fotografía tomada por Korda (Alberto Díaz): era necesario reafirmar con hechos lo proclamado con la palabra.

Las diferentes vertientes del pensamiento revolucionario latinoamericano de los 60, y los tupamaros en particular, hicieron una bandera de la coherencia entre el decir y el hacer. Era el imaginario del 68, el de Susana Pintos, Hugo de los Santos y Julio Spósito, de todas y todos los que jugaron la vida simplemente saliendo a la calle a protestar contra el pachecato. En otro plano de la lucha, Jorge Salerno, Alfredo Cultelli y Ricardo Zabalza tuvieron la oportunidad de demostrar su consecuencia al dar la vida por sus convicciones.

Edison Marín, Elena Quinteros, Gerardo Alter, Nibia Sabalsagaray, Nelson Berreta y decenas de heroínas y héroes que se hicieron matar por sus torturadores antes de contradecir los principios de la ética guevarista. Treinta años después de la retirada a los cuarteles – los torturadores ya se habían asegurado la impunidad- 28 compañeras tuvieron el coraje de emplazar a quienes tomaron sus cuerpos como botín de guerra. Continua viva la dignidad.

“Soy Rufo y no me entrego”: la actitud de Raúl Sendic Antonaccio al ser detenido, mantenida luego en los interrogatorios y en los calabozos cuarteleros, era lo esperable en quienes se habían atrevido a enfrentar el sistema para transformarlo. Raúl se exigió a sí mismo, y hasta el fin, la conducta que reclamaba a quienes lo acompañaron es su peripecia. Muy difícil saber de antemano cómo será la reacción del torturado al pisar las fronteras del abismo; sus reacciones pertenecen a las regiones más oscuras del espíritu humano. Son misteriosas, imprevisibles. No cabe juzgar desde el Olimpo de la moral a quienes cedieron ante el ejercicio desmedido de poder de personajes sin límites morales. En este presente de imposibles y resignación, cuando los que se rindieron sin condiciones son venerados por su pragmatismo, es natural que actitudes como la de Guevara y de Raúl parezcan “demodée” o fuera de lugar. Hoy se aplaude la “viveza criolla” de los que saben “negociar” y llegar a “acuerdos” con los criminales de lesa humanidad.

Las declaraciones adjuntas de Eleuterio Fernández Huidobro y Mauricio Rosencof fueron registradas por los servicios militares de inteligencia y figuran en el “Archivo Berruti” 1 . Manos compañeras me hicieron llegar esos documentos, que muchas y muchos ya conocen y que su contenido permite inferir que son auténticos. De todas maneras, el “Archivo Berruti” está abierto a curiosos y desconfiados que quieran conocerlos de primera mano.

En esos días, aunque los presos no podíamos saberlo, Alberto Iglesias, Arapey Cabrera y Carlitos Medina, queridos tupamaros que habían eludido la gran cacería de 1972, estaban en Santiago de Chile, dos de ellos en el Estadio Nacional y el tercero refugiado en una embajada. ¿Qué necesidad había de denunciarlos como posibles autores de unos atentados a realizar? ¿No era enviarlos directamente a la muerte? Espantosa irresponsabilidad.

¿Qué necesidad de ofrecerse como intermediario ante lo que sobrevivía de organizado del MLN, para que se entregaran a las FFAA? ¿cómo confiar en las promesas de los terroristas que dieron el golpe de Estado. Anticipo del trágico error en Colombia.

¿Qué necesidad de revelar gratuitamente el método de codificación con el Nuevo Testamento? ¿Qué necesidad de entregar los berretines que eran la base del funcionamiento clandestino de los presos políticos? Aun indignado, las dudas y titubeos me asaltaron, se trata de personas que quise mucho, que sufrieron mucho, cuyas debilidades uno tiende a disculpar. Es fácil justificarlas, porque es humano que el torturado quiera sobrevivir a cualquier precio. Sin embargo, en 1985, una vez fuera del alcance del torturador, ¿por qué no pudieron blanquear sus debilidades, actitud que hubiera sido cabalmente comprendida? Resulta difícil disculpar tanto disimulo e hipocresía para con los propios y, en la medida estuve ahí, en el mismo canasto, no puedo evitar el sentirme corresponsable.

Las declaraciones están fechadas a principios de octubre de 1973, a un mes escaso del día en que nueve de nosotros fuimos tomados como rehenes para iniciar un largo periplo del aislamiento. De manera que se puede presumir que el “derrumbe” de quienes aportaron la información fue demasiado rápido, indica cierta predisposición a colaborar, elemento que explica comportamientos, acuerdos y discursos muy actuales.

¿Cuánto de esa predisposición existe en las formas sutiles de consentir la impunidad? ¿Cuánto de ella hay en algunos relatos que el mundo acepta por verosímiles? Callar implica complicidad en las mistificaciones. Es preciso divulgar la información, que cada uno y cada una haga sus propios juicios de valor. Algunos seguirán ciegos y sordos, a otras la invadirás la tristeza y la decepción. Tarea ingrata la de pinchar globos.

Se puede inducir que el fracaso de las experiencias revolucionarias se debió a las defecciones de algunos personajes importantes. Falsa impresión. La derrota fue, sobre todo, producto de la ceguera, de articular estructuras en base al obedezco sin pensar y mando sin control, formas organizativas que levantaron un muro entre el movimiento popular y los revolucionarios, que favorecieron el militarismo enceguecido. Las defecciones fueron apenas una expresión, muy puntual, de las razones de fondo de las derrotas del siglo XX.

1 Reafirman las sospechas de “Carne Podrida”, artículo de mi autoría publicado en abril del 2009. http://elmuertoquehabla.blogspot.com/2009/04/carne-podrida_20.html

DECLARACIONES DE ELEUTERIO FERNANDEZ HUIDOBRO (EN STA. CLARA EL 25-OCT-73)

A. Atentados a “salir” y de los cuales los de la Dirección del M.L.N. se enteraron, estando en el E;M:R:1.

– Gral. CHIAPPE POSSE – Por pachequista, politiquero – había hecho toda su carrera basado en la Política. Además habla que había oído algo de un negociado en NUEVA PALMIRA con el C/A Pérez Fontana o del asunto del FERRY BOAT ATLANTIC. Pero no habían podido conseguir pruebas.

– Jefe BN. ING. 4 – estaba “regalado” vive en un balneario o lo iban a hacer en un balneario. No sabe quién es ni lo conoce.

– Mayhor GAVAZZO – torturador violento – dio motivo a aclaraciones de homicidios.

– Sub-Comisario BENITEZ ———–

– DE VARGAS (alias Rodrigo o Lechuga) – ambos presos en LIBERTAD E.M.R:1, mantuvieron charlas confidenciales con m}los mandos de LIBERTAD sobre funcionamiento del M.L.N. dentro del Penal. Se utilizaría veneno para eliminarlos.

– Persona que denunció a la Policía Caminera Acción PANDO. (HAY UN CROQUIS) Anexo 1.-

– Los atentados estaban planificados y los realizarían ARAPEY CABRFRERA SUREDA – requerido N° 112, MEDINA CONDINS – requerido N° 148 e IGLESIAS PACHECO . requerido N° 63, quienes estaban en desacuerdo con la Dirección que funcionaba en el Pernal, en no realizar Acciones violentas. Estos pertenecen o encabeza a Grupos como el22 de Diciembre, que se habrían apartado de la Dirección del M.L.N.

B. Situación en el E.M.R. 1 (LIBERTAD)

1. Las comunicaciones que mantenían desde y hacia el exterior lo hacían utilizando berretines en revistas, alimentos, manualidades, paquetes, cartas, ropas, etc.

– Así les llegó el correo Tupamaro de Julio del 73 y varios impresos y documentos, así como la noticia de los atentados planificados para setiembre o comienzos de primavera. Del Tupamaro de Julio del 73 no comparte los términos MARXISTLIDES empleados, ya que el M.L.N. ex de corte totalmente nacionalista.

2. Las charlas y cambios de ideas las hacían con otros compañeros en los recreos, faginas, distribución de rancho o en el PISO o CELDA (o algo

similar en donde estaban todos juntos. Tenían conocimiento de la nueva organización del M.L.N., es decir: un Comité Central, del que dependían los comités de: LA HABANA, SANTIAGO, BUENOIS AIRES Y MONTEVIDEO. Este último tiene un Comité Político, otro de servicio Logístico y el Militar.

3. Se enteraron de las charlas confidenciales que mantuvieron el ex—Sub-Com. BENITEZ y DE VARGA alias RODRIGO o el LECHUGA, integrantes de la MICRO, ambos presos en LIBERTAD, con los Mandos del E,M.R. 1, de alguna manera: el S-2 del E.M.R.1 utiliza carbónicos y luego se los entrega a los cros. Para realizar el Boletín Informativo qye tienen los Tupas en aquel lugar con noticias varias. Así leyendo esos carbónicosse enteraron del informe de “FRANK” (JOSÉ TORRES), la amenaa de muerte a ALFIL y el informe del Sub-Com. BENITEZ y de DE Vargas. En todos lados, es decir en Punta Carretas, después en el BN.

I 1 y por último en LIBERTAD, el Ejecutivo del M:L:N: de algunas manera había tenido funcionamiento Político, particularmente en este último lugar. En Punta Carretas no había ningún problema, no era un funcionamiento solo Político abarcaba toda la actividad del M:L:N: afuera. Pero cada vez se les fue haciendo más difícil el funcionamiento, hasta llegar a la actualidad en que no saben nada de lo que está pasando.

C. Berretines en el E:M:R:2 (PUNTA RIELES)

– Existen dos berretines que piensa que no han sido hallados que contienen “cortes” (CUCHILLOS) y algunas radios tranbsistores.

– Fueron hechos cuando él estuvo en aquel lugar detenido ó anteriormente.

– Anexo 2 Planos del E:M:R:2 con ubicación.

D. Base de negociaciones presentadas por el declarante ante el señor Director del S:I.D. Anexo 3.

E. Declaraciones varias de FERNANDEZ HUIDOBRO

1. Referente a GUTIERREZ RUIZ alias “TOBA” – Que les hizo la “boleta” ya que vendió dos lingotes de oro, quedándose con el producido.

2. de AMODIO PÉREZ – que fue él quien entregó a CUKURS (criminal de guerra NAZI). La mujer de AMODIO, MERCEDES, conocía y mantenía relaciones con el secretario de CUKURS, así se enteró aquel de quién era CUKURS. Estableció contacto con un comando ISRAELÍ y les alquiló los autos del operativo en SUDAMCAR; después CUKURS apareció acribillado dentro de un baúl por LAGOMAR o SOLIMAR, y también el secretario, a quien dejaron como a un marinero de un barco ALEMAN, le faltaba la cabeza cuando lo encontraron.

3. La orga había condenado a LEONCINO, de PUNTA CARRETAS, porque éste, entre otras cosas, a los muchachos que venían al PENAL desde los lugares de reclusión de menores por cumplir los 18 años, los vendía a los presos viejos para que abusaran de ellos. También vendía MANDRAX.

DECLARACIONES DE MAURICIO ROSSENCOF

A. Historia del revolucionario – desde la Biblia hasta los Charrúas.

B. Utilización de la biblia para codificar o cifrar mensajes.-

EXPLICACION: se utilizan 3 números por letra; el 1er. Número significa la página de la Biblia; el 2do. el renglón de dicha página, y el tercero la ubicación de la letra en ese renglón.

Se utilizan números pre-establecidos, que se mezclan con estos tres para confundir.

C. Comentarios de los puntos de los comunicados 4 y 7 de las FF:AA: Textual: “De lo que el GOYO ALVAREZ le dijo a BORDABERRY, nosotros nos hacemos cargo de la sedición efecto y usted se hace cargo de la sedición causa. Aprobación total de ello.

D. Total desacuerdo con atentados y acciones violentas, así como de la línea marxista del MLN. Muy preocupado por el peso que pueda tener dentro del MLN, la línea del E.R.P, ARGENTINO, particularmente la del trotskista Santucci.

E. Que a esta altura de los acontecimientos deseaba una negociación con las FF. AA. en los términos aproximados que propuso FERNANDEZ HUIDOBRO.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More