Uruguay ||| El procesamiento de siete militantes sociales

LA VISION POLICIAL DE LA HISTORIA

La visión policial de la historia ha sido un concepto ampliamente denunciado por el movimiento popular en todos los tiempos. Se refiere al análisis burgués, de derecha, de los acontecimientos sociales, la lucha de clases, las protestas populares y los levantamientos de los explotados, ya que la explicación derechista, así mismo como la fascista, tienden a ubicar la problemática en términos de conspiraciones, líderes o círculos restringidos que planifican desde las sombras masivas protestas de los trabajadores y pueblo en general. Reducen el problema a la existencia de jefes malvados y una masa ignorante y estúpida que cumple las órdenes de la misma forma como lo hacen las fuerzas policiales y militares del estado burgués. Se trata de una historia de malos y buenos, de individuos que operan fuera de las clases sociales y de la confrontación de clases contra de los «justicieros representantes de  la ley y el orden» que los imponen a sangre y fuego para doblegar a la masa estúpida. Allí se genera el supuesto análisis de los conflictos que se simplifica en grado sumo restringiéndolo a la voluntad y las astucias del malvado manipulador, de la misma forma como se simplifica la «solución» que recorre los mismo parámetros policiales y conspirativos y de eliminación de los malvados. Es la «sencilla solución» del asesinato y las masacres, de los apaleamientos y la prisión, es decir la eterna variante de los propietarios y su poder, desde siempre: la salida represiva. La Revolución Cubana, para poner un caso, es -según estas visión- el capricho de Fidel, a lo sumo el de «los hermanos Castro», y de allí los centenares de intentos de asesinato de Fidel que darían término – de consumarse con éxito – a la «dictadura comunista». Sencillo, casi como una orden militar-policial y al término poder mostrar las cabezas de los malvados. Con eso -supuestamente- darían solucion a todos los problemas sociales ya que estos no son reales sino inventados por los siniestros conspiradores de la sombras. Sandino fué traicionado y asesinado. El imperio y el viejo Somoza, el «Tacho», dieron por liquidadas las injusticias y las contradicciones sociales. Al cabo de algunos decenios el sandinismo barrió de la faz de la tierra a la criminal dictadura de la dinastía de los Somoza. Ni que hablar del caso del Che Guevara, cobardemente asesinado por la CIA en 1967 en Bolivia. Supuestamente -y se lo creyeron- nunca más se iría a hablar de revolución ni en Bolivia ni en América Latina y el Ché enterrado en lugar secreto no sería el símbolo de nada. El ejemplo y el pensamiento del Che son guía en la actualidad para millones de jóvenes y luchadores sociales de todas las latitudes, un símbolo universal y guía ideológica y para la acción revolucionaria de centenares de miles que componen lo que se ha definido como la corriente guevarista. Es que la derecha, los fascistas y la burguesía en general se niegan a aceptar la realidad de que la sociedad está dividida en clases que se encuentran en permanente confrontación. Eligen pues la explicación y visión policial. Tal cual muy ilustrativamente acerca de ese pensamiento lo definiera una ministra del actual gobierno derechista chileno, cuando trató de responder al reclamo ciudadano de dar solución a los reclamos estudiantiles. En lugar de proponer medidas que aliviaran las situación económica deplorable del estudiantado preconizó «muerta la perra en celo se termina con la jauría que la sigue». Hablaba de Camila Vallejo la emblemática dirigente estudiantil de las protestas que día tras día sacudían Chile con sus manifestaciones, protestas y ocupaciones llevadas adelante por centenares de miles de jóvenes y posteriormente apoyados por padres, profesores, obreros y ciudadanía en general. Ese fenómeno (la visión policial) tradicionalmente burgués y derechista ha sido adoptado por la izquierda que se autodenomina progresista. No en todos lados ha sido igual ya qué cuando se dieron las masivas protestas juveniles en Brasil, Lula las consideró algo útil y socialmente sano, y el gobierno propuso una serie de medidas accediendo a parte de los reclamos mas importantes. Los integrantes del gobierno uruguayo como el Ministro de Trabajo Brenta recurrieron a la artillería pesada de la visión policial sosteniendo que la mención de las protestas en Brasil por parte de un dirigente de COFE era prácticamente un llamamiento insurrecional. Hoy en día están sobre el tapete con aguda intensidad ese tipo de «explicaciones» como la usada por Brenta, tanto en referencia a los aplausos a la valerosa Jueza Mariana Mota en un edificio público como lo es la sede de la Suprema Corte de Justicia, como, en estos días, las descargas de inmundicias para tratar de tapar le explosión de indignación de un barrio popular. La claves policiales de esa mentalidad arrancan de la premisa de que los pobres son ignorantes presa fácil de conspiradores en las sombras que dictan órdenes a su «ejército» de desvalídos con el fin de lograr macabros propósitos políticos que, siempre, invariablemente, tienen como víctima al gobierno «del pueblo» al qué -según se ha dicho- procuran entorpecer, debilitar y aún derribar como fué la prédica masiva de la visión policial acerca de los conflictos sociales llevada adelante por el Presidente Mujica. Por ejemplo en el caso de la huelga de los recolectores municipales que reclamaban mejoras y duchas, o en el caso del Liceo del Cerro cuya protesta fué reprimida hasta con vehículos blindados y con las letales balas de goma tal cual lo hace Israel cuya policía es la asesora de la uruguaya, protestas de alumnos, profesores y padres reclamando gabinetes higiénicos. Los recolectores municipales fueron acusados de ser parte de una conspiración cuyo fin era derrocar (voltear) al gobierno y traer a Hitler (que parece haber resucitado y estar en una buena condición) o, en el caso del Liceo mencionado, que la protesta reclamando gabinetes higiénicos para los alumnos era un pretexto. El motivo real, lo dijo Mujica, era político, atacar al gobierno por parte de agitadores que eran «partidarios de Cuba e Irán» (lo dijo Mujica).A lo largo de todo este gobierno mujiquista, de manera constante, se ha utilizado la visión policial. Mujica «el astuto» el que «las ve lejos» no se deja confundir por los conspiradores (el cree que conoce lo que son las conspiraciones) y cuando hay una huelga, paro, manifestación o protesta con variados reclamos todo termina canalizándolo a que en realidad eso es apariencia nada más, lo real, lo que no se ve (o que solo Mujica y otros partidarios de la visión policial sí lo ven) es que hay un complot que siempre va dirigido a derribar o al menos desgastar al gobierno. Parece ser que las decenas de miles que en este período han hecho huelgas y han manifestado, son los famosos «cretinos útiles» con lo que la derecha estigmatizaba a los que -según ellos- eran manipulados por el comunismo. Desaparecido ese fantasma se lo ha reemplazodo con la misma prontitud imperial de un Bush, por una variada gama de «terroristas», revoltosos, socavadores de gobiernos «populares» y una larga lista aunque los parámetros son siempre los mismos: una minoría conspiradora que manipula a la masa de «cretinos útiles» que reclaman salarios dignos, o locales adecuados para la educación o la salud. Estas consignas sí que no confunden a los «astutos» ellos ven invariablemente el «móvil político» como lo denominan, atrás de la movilización social. De allí y, en consecuencia, el Presidente se considera con derecho al masivo insulto a los trabajadores que reclaman. E invariablemente también, ha colgado la sombra siniestra de los conspiradores que mueven los hilos de la lucha de clases. Porque para quienes no aceptan ni la existencia de la clases y menos aún de la lucha de clases factor que dejaría sin función al aparato político y gubernamental que pretende -precisamente- validar su rol por estar por encima de la lucha de clases y de las clases, ya que se dice serun aparato «para todos» más allá de pertenencia social. Cuando se dan sucesos tales como los vistos en Santa Catalina la histeria adquiere características de pensamiento mafioso: los supuestos «rivales» les sacuden «su» territorio. Claro está, como también lo han expresado dirigentes del MPP, ellos parten de la base de que el objetivo es «sacar un diputado» y para eso los «ultras» soliviantan un barrio entero de trabajadores y pueblo humilde para llegar al bendito sillón, desenmascarándose así estos oficialistas, el que ya están tan absorbidos por el rejuego politiquero  qué aún las mas siniestras conspiraciones las miden en ´terminos electorales y de bancas parlamentarias. Los aparatos NO CREEN EN EL PUEBLO, EN SU FUERZA, NO CREEN EN LA CLASE TRABAJADORA Y EN SU CONCIENCIA DE CLASE Y NO CREEN EN EL POTENCIAL TRANSFORMADOR QUE TIENE EL PUEBLO MOVILIZADO. Se olvidan rápido de que si hoy tienen sillones se ha debido a la lucha del pueblo movilizado que arrinconó, desgastó y sacó del gobierno a la mafia militar de la dictadura. Los aparatos no confían en las masas, los aparatos reciclan su propio rol por encima de la lucha de clases colocándose como los únicos capaces de dar soluciones, en realidad solo son promesas de soluciones, que a la postre se diluyen en el tramiteo, los corredores ministeriales y las maratones verbales inconducentes. Cuando el aparato no tiene el control de todo (por eso son intolerantes y verticalistas) reacciona brutalmente empleando todos los recursos del Estado, tanto los medíaticos como más que nada los represivos dando rienda suelta – de ese modo- a los embriones de escuadrones de la muerte que pululan en el aparato policial. La repugnante comedia a la que han sometido a la ciudadanía toda en estos días pasados es la reacción histérica de quién se siente desafiado y lo interpreta como una amenaza. Una amenaza a su gestión verticalista centrada en los caprichos personales del gran jefe. Visión que la trasplantan a quienes protestan y les cuelgan el sanbenito de sus deformaciones. Los acontecimientos y las reacciones revelan también la debilidad de ese aparato cupular aislado de la gente a la que desmovilizó, así como lo hizo con su propia organización partidaria liquidando la vida política interna y las posibilidades de expresiones de base. Esa cúpula, con el Presidente a la cabeza, pretendió obligar a los trabajadores a paralizarse y dejar de lado sus reclamos y la defensa de sus intereses para que así los iluminados pudiesen trabajar en paz. Cualquier problema, reclamo o siquiera susurro que viniese de abajo eran los famosos «palos en la rueda» a los que de acuerdo al momento se le adosaban intencionalidades subversivas. Así ha sido con los confictos de los bancarios, de los funcionarios públicos, de la salud, de los maestros, de los profesores y con el conjunto de las luchas reivindicativas. Es lógico que si el punto de partida del aparato político-gubernamental es que sí los trabajadores levantan sus propias banderas reivindicativas les «subvierten» el plan cupular, se deslizan muy rapidamente a la conspiración, el contenido político (como si acaso fuera algo separado el reclamo salarial de lo político, dado que el gobierno tiene una POLITICA digamos con la educación, y sí ella es contradecida por los trabajadores adquiere de inmediato carácter político y por lo tanto debe de ser reprimida. Lo que nos lleva a reflexionar sobre el creciente cercenamiento de las libertades políticas que son parte de los derechos democráticos. Es que política para ellos son sillones, fuera de eso, la «otra política», viene siendo «radical» «ultra» y «subversiva» en suma. Ya han barrido con el derecho a considerar y a hacer política, de clase por ejemplo, la única forma que vale es la de ellos y quién no lo acepte como regla de juego sufrirá la represión estatal y las andanadas de insultos presidenciales. Se esta verificando un curso acelerado de deterioro de los derechos democráticos y libertades públicas. Se estigmatizan movilizaciones populares como políticas y por lo tanto subversivas. Y aún cuando no sean para pescar votos igualmente se les atribuye la intencionalidad, cerrando de tal manera las puertas a cualquier expresión política que no sea la oficial. La historia política nacional ha conocido diferentes expresiones de hacer política como se le llama o de presentar una política. La formación de una central unitaria de los trabajadores fue altamente política ya que levantó una politica de clase y nuevas formas de hacer política, la derecha siempre condenó a los sindicatos por sus posturas políticas. Se ponían nerviosos cuando se hablaba de programas de soluciones a la crisis, de reforma agraria, de nacionalizaciones, etc. La respuesta invariable de la derecha fué que todo ello era manipulación comunista con fines subversivos utilizando para a los trabajadores, colocados también como masa ignorante facilmante manejable por «agitadores profesionales». En esto dias los medios y aún dirigentes políticos de la derecha han arreciado su reverdecida propaganda de estos viejos conceptos. Con el fatal agregado que ahora en la misma tranchera se encuentra todo el oficialismo que emplea los mismos argumentos, insultos y «revelaciones sobre la conspiración». No pueden aceptar que el vil asesinato de un joven completamente inocente,  por parte de los matones con carta blanca de la Policía, desate una reacción popular, la explosión de los jovenes maltratados y que un barrio entero repudie a los represores. No lo aceptan ya que no entra en sus autocomplacientes cálculos cupulares. Bonomi dice «tengo la confianza del presidente» y listo, con eso le alcanza a él, no le importa más nada, el vértice de la cúpula le tiene confianza así que el no le debe nada a nadie, ni siquiera a los familiares de las víctimas, sometidos al manoseo de las diferentes versiones que fué dando el Ministro. Es muy expresiva la postura de Bonomi, es el aparato que con arrogancia, aún en momentos luctuosos, le hace saber a la población que para él lo único que tiene importancia es lo que diga «el jefe». Esta regresión ideológica y política, qué se implementa recurriendo a las históricas armas de la derecha, se la hace sazonada con innúmeros ataques a quienes piensan diferente que el oficialismo «le hacen el juego a la derecha» dicen, revelando así la intolerancia burocrático-cupular  de este conmglomerado de EX, que hoy dirigen el oficialismo con una mezcla de poses populistas y práctica gerencial. En el caso de los conflictos sociales lo gerencial deviene policial-militar.

La derecha, desde la «tibia» hasta la ultra aprovecha el momento y el regalo de un gobierno sin rumbo claro, desesperado por plazos dados a los inversores, que enfrenta todo tipo de protestas con brutalidad. Si son barrios pobres con asesinatos como en Santa Catalina.  La izquierda, el movimiento popular, los sindicatos, tienen que proceder a un urgente saneamiento que erradique estas posturas destructivas, paralizantes y que -ellas sí- le hacen el juego a la derecha. Comenzando por la cacería de los malos, los agitadores, los siete rehenes en el caso de la SCJ o la histeria acusatoria contra individuos, capaces – según ellos- de soliviantar barrios enteros. Da asco el ver en lo que se ha caído, da asco la política persecutoria de culpabilizar  individuos para NEGAR EL CONTENIDO SOCIAL DE LAS PROTESTAS, y da asco que nadie levante la voz con dignidad y diga NO VA MAS!. Todavía el Frente Amplio no ha dicho ni una sola palabra sobre la macabra conspiración contra la Jueza Mota para frenar los juicios a los criminales de lesa humanidad. Todavía el Frente Amplio no ha explicado cuales son los criterios que rigen el fichaje policial de los llamados «antisociales» (es decir los «ultras», es decir los opositores desde el campo del pueblo), no han explicado ni los criterios ni cuando y donde se aprobaron por el poder legislativo. Ese fichaje clandestino ha sido utilizado para reprimir jóvenes que protestaban y también, destacadamente. para elegir a los siete rehenes de la SCJ. Hay reacciones de las organizaciones de los DDHH, de los sindicatos, de asociaciones y organizaciones populares y movimientos sociales, de periodistas y aún de ciertos políticos. Genera una esperanza de que quizás no se imponga la variante totalitaria, no se maten más jovenes acribillándolos por la espalda y no se procesen ciudadanos por el «delito» de rendirle honores democráticos a la Jueza Mota.

Como siempre, lo que vale, ayer y hoy: SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!

Colectivo del Blog de Noticias Uruguayas 

Los gráficos de Gabriel «Saracho» Carbajales

QUE NUNCA TE DEJE DE GOLPEAR DENTRO TUYO LA MUERTE DE UN JOVEN, LA MUERTE DE UN NIÑO, UN ACTO INJUSTO O COMO DICE SILVIO : “que por el abuso se decida la partida”.

por ROBERTO SASIAIN

Dos hechos recientes caen dentro de estos abusos, de esta soberbia del poder:

Por un lado la insoportable forma que adoptó la policía de particular(los doe) para cumplir la orden de la juez de “conducir” a estos 7 compañeros militantes populares de tantas batallas hacia un juzgado para notificarles que están siendo procesados sin prisión por un acto de protesta, donde junto a otros cientos de uruguayos manifestaban su descontento por el traslado de una jueza, que en los hechos significaba  “encajonar” e impedir el enjuiciamiento de represores dictatoriales desde 1968 a 1985.

¿Quién indicó el trato que se debía dar a los 7 para llevarlos al juzgado? Es como darle servido a la policía para verduguear  a estos compañeros que si bien tienen experiencia por haber sido presos políticos y están alertas, les remueve cosas gravísimas que vivieron en el pasado.

¿No sabe el “bicho “ Bonomi lo que significa que te vayan a buscar y no te digan adonde te llevan y porqué? ¿O lo dejó en manos de sus jefes subordinados?

Porqué no se citó simplemente por correo o por teléfono dando la cara el juzgado para que se presentaran allí los 7 que ya esperaban que se los citara o que se archivara el caso, porque no revestía ninguna gravedad la protesta que se hizo pero que se magnificó al apelar a la represión en la suprema corte de justicia. 

O tal vez el juzgado pudo citar a los abogados defensores para que éstos concurrieran con sus defendidos a escuchar la sentencia de la jueza que podía ser favorable o no, aplicando el mismo criterio que exige que sea un abogado el que presente una denuncia judicial.  Abundando más preguntamos ¿ porqué intermedió la policía si el procesamiento es sin prisión? No hay otra respuesta:  la de generar temor.

Parece que tampoco se evaluó que la protesta fue un ejercicio político de la libertad de expresión, la que quedó gravemente afectada por la represión policial, por la indagatoria desproporcionada y no objetiva al seleccionar a 7 ¿con qué criterios?  Y procesarlos injustamente exagerando un acto  que no revestía ningún peligro para nada que no fuera las conciencias de aquellos que adoptan resoluciones tremendamente injustas.  Es un abuso. EXPRESAMOS NUESTRA FRATERNA SOLIDARIDAD CON LOS 7 COMPAÑEROS ENCAUSADOS : JORGE ZABALZA, IRMA LEITES, ALVARO JAUME, ANIBAL VARELA, PATRICIA BORDA, DIEGO JAUME Y EDUARDO JAUME Y SOLICITAMOS EL APOYO DE TODOS PARA REVER ESTE INJUSTO FALLO JUDICIAL.

También se decidió por el abuso otra partida: 

La madre del joven Sergio Lemos, inocente asesinado por la policía en el barrio santa catalina, dijo: “nunca pensé que Sergio fuera tan querido por todos los vecinos del barrio”.  Lo que evidencia nuevamente que éste es un barrio muy especial en Uruguay.  Tiene una enorme dignidad este barrio de trabajadores pobres.  Tiene un espíritu comunitario y solidario raro en el Uruguay de hoy, que sí abunda en otros pueblos de nuestra América, sienten, tienen vida.  Ya  demostraron su dignidad ante el atropello de construir la peligrosa usina regasificadora de Puntas de Sayago que les invade su hábitat, su playa.  Y advirtieron en nombre de todos los uruguayos que esto es una insensatez, como también en otros lugares de américa la pobre se está luchando en contra de saqueos similares, que hacen pelota el país.

Y a este barrio llegó la policía ante el robo a un almacén por parte de varios jóvenes que andaban en moto. En el momento que la dueña del almacén daba los detalles del robo, pasa por la calle con su moto el joven Sergio que trabajaba con su padre dueño de la ferretería a media cuadra de allí. No sabemos que pasó por la cabeza de éste policía(que conocía además a Sergio y su familia y viceversa), tal vez joven moto, y ya le disparó balazos que mataron al joven inocente de 17 años.  La propia dueña deslindó que hubiera sido Sergio uno de los asaltantes porque lo conocía perfectamente y también a su familia.

Nuevamente se resolvió por el abuso la partida, la situación.  Preguntamos ¿cómo se arregla este asesinato?  Ya no se puede arreglar .  UN GRAN ABRAZO A LA FAMILIA DE SERGIO Y A LOS DIGNOS POBLADORES DE SANTA CATALINA Y UN PEDIDO: DEJEN TRANQUILO A ESTE BARRIO.

 

Montevideo, 7 de noviembre 2013.                      Firmado:  ROBERTO SASIAIN

 

 

 


LA HISTORIA OFICIAL

por Hugo Bruschi
 
No contaremos como es obvio, con la participación de Héctor Alterio y Norma Aleandro. Esta historia se desarrolla de este lado del Plata y sacarla de contexto, no es para nada lo más recomendable, cuando la objetividad es requisito indispensable. Además, porque con mucho acierto, los protagonistas han decidido contar ¨su historia¨sin intermediarios. Hombres de gobierno y periodistas, nos acercan de primera mano, una versión de la que el público podrá disfrutar sin necesidad de largas colas en las puertas de algún cine. Esta llegará a sus hogares por efectos de este cómodo instrumento de comunicaciones, que Ud. compró en cómodas cuotas. La idea de este costoso emprendimiento, fue tomando cuerpo, cuando algunos hechos ultimamente acaecidos, han dejado un saldo de víctimas que merecen un relato veraz y objetivo, de como se sucedieron los mismos, así como las causas que los gestaron. Y para ello nada mejor que dejar a sus protagonistas, a los que forman y dan forma a la historia de la que ellos mismos son parte y arte. Sin olvidar claro está, que la historia no es como Ud. la cree, sino como se la cuentan. CAUSAS Y EFECTOS que se irán analizando, para ilustrarnos y al mismo tiempo advertirnos, sobre algunos peligros que acechan desde las sombras y que amenazan con la misma existencia institucional, que tanto nos ha costado recuperar.

SANTA CATALINA no es lo que parece o intentan hacernos creer. Es un feudo radical que encuentra su caldo de cultivo, en algunas problemáticas sociales. Allí mezclados entre los pobladores, los radicales incitan a la violencia a los jóvenes, que por su inmadurez, son más receptivos a la aventura y caen presas fáciles de oscuros propósitos. El Diario El País de hoy domingo 10 de noviembre, publica un excelente trabajo periodístico de investigación, de como se alienta el odio hacia los poderes constituidos y en particular hacia la policía que hace innumerables esfuerzos por comunicarse con los jóvenes. Al tiempo que recomendamos este ¨manual¨de conocimiento, entendemos porqué el comunismo y el terrorismo, sienten un odio tan profundo hacia la prensa libre. El periodista nos dice que Santa Catalina es un feudo tradicional del Espacio 609 y que Mujica y Lucía concurrían a hablar a una cantina de la zona. Y que ahora grupos radicales liderados por Zabalza, se establecieron como una cuña. El periodista también nos cuenta que es frecuente ver en los comercios, fotos de Mujica y Lucía abrazando a los niños. Bueno, aclara que eso se daba en tiempos de campañas electorales. Lo de los niños, es un recurso que también usaba Hitler, de ahí que no me sorprenda, pues todo el mundo apela a estos inocentes para luego olvidarse de ellos. El relato es realmente conmovedor, sobretodo al ver como esos grupos radicales le disputan con éxito, el feudo al frenteamplista vaya a saber con que intenciones.El ministro Bonomi, también hizo algunos aportes tendientes a explicar las causas de la violencia juvenil. Y agregó, que Zabalza se alejó de su organización por discrepar y por eso hoy hace estas cosas. Bueno, en ese sentido fue más coherente que Constanza, que discrepa todo el tiempo, pero nunca se vá. Tal vez por miedo a engrosar las filas radicales? Vaya uno a saber…….. LA CASA DE ZABALZA. Este periodista sin saberlo, se ha hecho acreedor al galardón que premia la tarea investigativa y en esa vocación, ha hecho un relevamiento digno de los mejores oficiales de inteligencia. Al mismo tiempo nos pone en la obligación de tomar sus palabras con la gravedad que el caso requiere. Después puede ser tarde. Porqué Zabalza cambió 3 veces de domicilio? Porqué se jubiló de carnicero? Porqué su casa tiene vista al Río de la Plata y porque desde sus ventanas se tiene clara visión y se vé cruzar tal cual en un video propagandístico, el catamarán blanco de Buquebus? Además de otros privilegios como ser el el contemplar el atardecer montevideano.
 
ALERTA A LA POBLACION  Yo creo que estas observaciones, de apariencia innecesaria y no faltas de ingenuidad a los ojos de gente desprevenida, no pueden pasar desapercibidas ni tendrían que serlo a los Servicios de Inteligencia. Qué garantía tenemos de que este emplazamiento no albergue armas tipo misiles, prontos para ser usados contra este moderno transporte que es orgullo de todos. A qué obedece la elección del lugar? Y si estuviéramos en presencia de una célula dormida en espera de la orden? Y si estuviéramos en presencia de una versión (la 2da.) de un moderno Bin Laden y estuviéramos poniendo en riesgo la vida de cientos de pasajeros inocentes, por no haber actuado a tiempo?  Tal cual están planteadas las cosas y teniendo en cuenta que lo han visto repartiendo botellas con nafta entre los chicos de escuela, yo no recomendaría a la familia oriental, cometer la imprudencia de viajar a la vecina orilla en el catamarán. Puede resultar en un acto de irrespondabildad que le cueste la vida a sus seres queridos.

 

Los gráficos de Gabriel «Saracho» Carbajales

 

Procesados presentan apelación el lunes

Los siete activistas aseguran que la sentencia lesiona la libertad de pensamiento y opinión

+ – 10.11.2013, 14:08 hs – ACTUALIZADO 14:31 Texto: El Observador
  • ©

     

     

Los siete procesados sin prisión por la asonada del 15 de febrero a la Suprema Corte de Justicia (SCJ) presentarán este lunes una apelación contra el fallo de la jueza Gabriela Merialdo.

Los militantes ambientalistas Álvaro, Diego y Eduardo Jaume, la dirigente de Plenaria Memoria y Justicia Irma Leites, la docente Patricia Borda, el secretario general de Adeom Aníbal Varela y el extupamaro Jorge Zabalza aseguran que la sentencia «lesiona la libertad de pensamiento y opinión» y «exigen» que la corporación la declare inconstitucional, según un comunicado.

La magistrada les tipificó un delito de “asonada” por su participación en la movilización ante la Suprema Corte de Justicia para protestar por el traslado a la órbita civil de la jueza penal Mariana Mota, que investigaba 50 causas vinculadas a los Derechos Humanos. Ese día las personas ingresaron al edificio de la corporación con cantos e insultos hacia los ministros de la Corte.

En comunicado recogido por radio El Espectador, los activistas insistieron en que fueron “seleccionados” por Merialdo entre los “varios cientos” que ese día “expresaron libremente su rechazo al traslado de la jueza Mota, decisión tomada por la SCJ para endentecer la investigación de los delitos de lesa humanidad que se sustanciaban en el juzgado a su cargo”.

El grupo concurrirá a las 17 horas en el juzgado de la calle Misiones y convoca a una  movilización para “respaldar” la presentación del recurso.

El Frente Amplio también cuestionó el viernes el fallo de Merialdo al considerar que lesiona la democracia. El partido de gobierno señaló “su preocupación por este tipo de dictámenes que podrían llegar a lesionar el legítimo derecho a manifestarse que debe ser garantizado en una sociedad democrática”, según una resolución del organismo.

 


Declaración no fue votada por socialistas ni astoristas

FA se dividió por el procesamiento de radicales

En una votación dividida, la Mesa Política del Frente Amplio aprobó ayer una resolución en la que expresa su preocupación ante el procesamiento de siete manifestantes que participaron en febrero de la asonada en la Suprema Corte de Justicia.

Valeria Gil – El País uy

La preocupación radica en que «este tipo de dictámenes podrían llegar a lesionar el legítimo derecho a manifestarse que debe ser garantizado en una sociedad democrática», señala el texto de la resolución votada por el Movimiento de Participación Popular (MPP), el Partido Comunista, la Vertiente Artiguista, Compromiso Frenteamplista y las bases.

El Partido Socialista y el Frente Líber Seregni (Asamblea Uruguay, Nuevo Espacio y Alianza Progresista) no apoyaron la moción impulsada por los mencionados sectores y bases, confiaron a El País fuentes de la coalición.

A su vez, el martes pasado el Ejecutivo del Partido Comunista emitió una declaración en la que se rechazaban los procesamientos de Jorge Zabalza, Irma Leites (líder de Plenaria Memoria y Justicia), Aníbal Varela (secretario general de Adeom), de la docente Patricia Borda y los activistas Álvaro, Eduardo y Diego Jaume.

Según indican los comunistas, los procesamientos dictados por la jueza penal Gabriela Merialdo a pedido del fiscal Gustavo Zubía «criminalizan» la movilización social.

En ese marco, se llama a redoblar la movilización por «Verdad y Justicia» y «contra todas las expresiones de impunidad presentes en nuestra sociedad».

Santa Catalina.

Por otro lado, la Mesa Política aprobó ayer por unanimidad una resolución de respaldo al ministro del Interior Eduardo Bonomi y al subsecretario Jorge Vázquez luego del asesinato del joven Sergio Lemos a manos de un policía en Santa Catalina.

El hecho fue analizado tras los cuestionamientos de la oposición y la solicitud de renuncia de Bonomi. En ese marco se apoyó el trabajo que viene realizando la cartera en materia de reestructura policial, la cual es resistida por algunos efectivos.

Además, la coalición manifestó su preocupación por el accionar, «por fuera de los protocolos establecidos, de algunos integrantes de las fuerzas policiales y sus lamentables consecuencias».

A su vez, se valoró como positiva «la celeridad puesta de manifiesto en las indagatorias» llevadas adelante desde el Ministerio que, según indican, permitió la rápida identificación de los eventuales responsables del asesinato del joven Lemos en Santa Catalina.

 

 

Montevideo, 6 de noviembre de 2013

 

La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria, ante la indignante  resolución tomada por la justicia contra siete militantes sociales,  traslada a la opinión pública:

  1. La movilización de centenares de militantes de las más diversas organizaciones sociales y políticas ocurrida en  febrero 2013, quienes, en  su derecho al ejercicio de las liberad de expresión y reunión,  manifestando el repudio al traslado dispuesto por la Suprema Corte De Justicia de la Jueza Mariana Motta, para evitar que  continuara con las investigaciones de las violaciones de DDHH cometidos durante la dictadura cívico-militar, fue teñida de violencia por la acción provocadora del aparato represivo.

  2. Posteriormente, varios compañeros fueron citados por el Departamento de Operaciones Especiales (D.O.E.), a instancias de las denuncias presentadas por los ministros de la máxima autoridad judicial ante el juzgado en lo penal a cargo de la Jueza Gabriela Merialdo. Durante los interrogatorios en el D.O.E., los compañeros fueron sometidos  a  una serie de preguntas de carácter político-ideológico, las cuales pusieron de manifiesto la clara intencionalidad de reprimir a integrantes de  organizaciones sociales y a la estigmatización de las mismas. La situación judicial de los compañeros se agravó cuando el Fiscal Penal Zubía solicitó su procesamiento. Al momento, la Jueza Merialdo decidió procesarlos.

  3. La selección de siete militantes entre cientos se realiza con el objetivo de emitir una señal ejemplarizante y desmovilizadora al pueblo uruguayo, siguiendo los lineamientos de criminalización de la protesta social y utilizando la nefasta figura de asonada.

  4. No consideramos a este atropello como un hecho aislado, sino como una muestra más de los intentos que la cara visible del poder realiza por controlar y vigilar a una sociedad que se expresa y reclama justicia y verdad.  Estas acciones políticas van en consonancia con los megaoperativos, decreto 354/010 –referido al desalojo de dependencias públicas, cuando hayan sido ocupadas por trabajadores-,   represión en el Liceo 70,  utilización de balas de goma en la marcha del 14 de febrero y, en las últimas horas, la muerte de un joven en Santa Catalina.

  5. La Federación emprende la denuncia y el repudio  ante estos procesamientos  afirmando los principios fundamentales de Solidaridad, Lucha y Unidad; asimismo nos comprometemos en ejercer un contrapeso al discurso oficial dirigido a la juventud uruguaya, donde se intenta infundir el miedo y, por tanto,  desmovilizar y pulverizar los territorios de participación social.

  6. La Asamblea General de Delegados, reunida en el día de la fecha, resuelve realizar un paro nacional de 24 horas el día jueves 7/11 con una concentración a las 11 hs en el Liceo Bauzá.

 

PIT-CNT asegura que los procesamientos “criminalizan derecho de protesta”

noviembre 5th, 2013 admin

pit cnt

PODER JUDICIAL / DERECHOS HUMANOS 

LaRed21/  Lunes 04 de noviembre de 2013 | 20:40

El PIT–CNT rechazó el procesamiento de siete personas por el delito de “asonada” en la Suprema Corte de Justicia, por entender que la decisión judicial configura un “profundo error jurídico y político que perjudica a las organizaciones de la sociedad civil y a la democracia misma”. 

Este lunes la jueza penal, Gabriela Merialdo procesó sin prisión por el delito de “asonada” a Jorge Zabalza, Irma Leites, Álvaro, Diego y Eduardo Jaume, Patricia Borda y Aníbal Varela, todos ellos por participar en una multitudinaria protesta el 15 de febrero, dentro de la Suprema Corte de Justicia.

Ese día se procedía al traslado de la jueza Mariana Mota, lo que fue rechazado por los manifestantes.

Luego de la decisión de este lunes de la jueza Merialdo, el PIT-CNT emitió una declaración a través de la cual rechaza los siete procesamientos por la asonada.

En su comunicado, la central sindical considera que es “un error jurídico y político”.

“Los ciudadanos de este país tienen derecho a protestar pacíficamente, en contra de actitudes, hechos y resoluciones que entiendan encierran un acto de injusticia en sí mismo”, indica la central única de trabajadores en su comunicado.

“Se perjudica a la democracia”

Advierte además que “no se puede criminalizar la protesta. Asimismo, el PIT-CNT considera que “estos procesamientos configuran un profundo error jurídico y político que perjudica a las organizaciones de la sociedad civil y a la democracia misma”.

Asimismo, dirigente  del PIT – CNT Fernando Pereira expresó, en declaraciones a El Observador que seguramente “es verdad que se entró a un edificio público, pero fue una protesta pacífica, donde solo hubo empujoncitos”. “Esta resolución constituye un exceso del Poder Judicial. Es un paso atrás en el derecho de protestar”, dijo.

Agregó que el secretariado ejecutivo del PIT-CNT definirá acciones “para que la protesta continúe siendo un derecho consagrado”.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS