Uruguay: Eduardo Rubio afirma que la izquierda volvió al Parlamento con la Asamblea Popular

 

Insurgente en Montevideo logró conversar con el recientemente electo diputado por la Unidad Popular, lema Asamblea Popular (UP-AP) en un tiempo muy reducido. Rubio es requerido permanentemente por radios, diarios y TV debido al suceso que ha significado la llegada al Parlamento Nacional de un diputado de los que consideran en Uruguay “un radical”.

En realidad todos los postulados de la UP-AP son los que el Frente Amplio reivindicaba antes de llegar al Gobierno. La Asamblea Popular retomó las banderas que el FA abandonara, dijo Rubio.

Las cosas que reivindica la UP-AP son en general, postulados que, en su gran mayoría, están en la Constitución de la República. Y la Constitución es una carta magna absolutamente burguesa, por esa razón no es posible darle mucha credibilidad a la etiqueta de “radicales” de “izquierda” como los suele llamar el Frente Amplio para descalificarlos. También los señala como de “ultraizquierda”.

Asamblea Popular obtuvo hasta este momento unos 26 mil votos y Eduardo Rubio será un diputado; en 99.  Pero el diputado electo señala que éste es el piso y que no existen límites para el crecimiento a partir de este momento.

 

Lo que sigue es la entrevista de Insurgente con Eduardo Rubio:

Insurgente: ¿Qué significa políticamente que una organización situada a la izquierda del FA, del gobierno en suma, haya entrado en el parlamento ‘

Eduardo Rubio: En realidad la forma correcta de definir la actual situación es que la izquierda vuelve al parlamento.

Hoy no podemos decir que el FA sea una fuerza de izquierda, ni en su conducción ni en su acción de gobierno.

Lo que sí es cierto, que mucha gente de izquierda aun vota al FA, ya sea por tradición, por temor a que vuelva la vieja derecha o porque todavía no confían en que la Unidad Popular sea un opción válida o con capacidad de incidir en la lucha política.

El ingreso al parlamento  nos permitirá llegar con mucho más fuerza a toda esa masa de gente honesta de izquierda y de demostrarle a través de nuestra acción de que hay una opción válida desde el punto de vista de la izquierda y desde el movimiento popular.

Sin duda la acción del parlamentario de la Unidad Popular va a servir para dejar en evidencia a aquellos parlamentarios que manteniendo un discurso por la izquierda terminan votando (por disciplina partidaria) todos los proyectos de la derecha.

Por último tenemos la esperanza que (como decía nuestra consigna) con nuestro parlamentario lleguen las voces del pueblo al parlamento. El objetivo es que nuestro parlamentario coloque en el debate político los verdaderos problemas de la gente y que participe activamente de las luchas populares.

Insurgente: La campaña política ¿se desarrolló con pocos medios y con cierto ninguneo de los grandes emporios políticos…?
 
Eduardo Rubio: Tuvimos una campaña maravillosa. Una gestión excelente de nuestros candidatos a presidente y vicepresidente (Gonzalo Abella y Gustavo López).

 Recorrieron varias veces el país. Viajaban en autobús; dormían en casas de compañeros; se comía con el aporte de los compañeros de cada lugar.

La propaganda callejera fue fruto de un inmenso esfuerzo militante en pintadas, pegatinas, volanteadas mano a mano.  Una campaña de militancia y de mucha alegría. De pocos recurso materiales y enormes recursos morales.

Gracias a un inmenso esfuerzo de último momento pudimos pautar unos pocos minutos en televisión, con algunos spots que destacaban aspectos centrales y diferenciales de nuestra propuesta (esto último absolutamente marginal-Insurgente)

En cuanto a la actitud de los medios masivos, fue la de siempre. Tratar de mostrarnos lo menos posible, con una actitud de clara discriminación. Aunque la fuerza de nuestra campaña obligo a que nos mostraran un poco más que antes.

Igual actitud tuvieron en su mayoría las empresas encuestadoras, grandes formadoras de opinión, que hasta último momento no nos mencionaban.

Insurgente: El núcleo político más importante de la Asamblea Popular es el «26 de Marzo», una organización marxista-leninista que dejó el FA hace casi seis años. ¿Qué es el «26», al cuál perteneces?
 

Eduardo Rubio: El 26 de marzo es una organización con mas de 43 años de historia. Que ha pasado por todas las circunstancias de lucha (incluído la cárcel, porque sus dirigentes fueron prisioneros de la Dictadura cívico-militar fascista que imperó en Uruguay durante 12 largos años) y que ha mantenido una actitud de gran firmeza en lo ideológico y de gran flexibilidad en lo político.

Cuando nos fuimos del Frente Amplio, que ya estaba en el gobierno, saliendo a la intemperie, varios nos pronosticaron pocos meses de vida.

No ha sido fácil este periodo de lucha. Pero la construcción de una amplia alianza con sectores políticos antiimperialistas, de izquierda y sectores vinculados al movimiento social, nos permitió a todos no solo sobrevivir, sino que nos hemos desarrollado en todo el país.

 Estrechamente vinculados al conjunto de las luchas de nuestro pueblo

Insurgente: Los 10 años de gobierno del FA parecen haber erosionado poco su caudal político. Al menos en Montevideo, Canelones y Maldonado y en la confianza, fundamentalmente. ¿A qué se debe que aún obtenga más del 45% de los votos?
 

Eduardo Rubio: En realidad el FA llego casi al 48% de la votación. De cualquier manera creo que podemos afirmar que su caudal político se va desgastando.

Hay un importante sector de votantes frenteamplistas muy disconformes con la acción del gobierno.

Comparten gran parte de las críticas que nosotros hacemos al gobierno del FA. Creo que muchos de ellos han votado mas por temor a que ganara Lacalle( que representa la derecha más tradicional) que por convicción de que el FA sea una propuesta de izquierda.

La dirigencia del FA manejo con mucha fuerza este argumento. Lo que llamamos el voto del miedo o de la resignación. Votar lo menos malo.

Sabemos de mucha gente que iba a votarnos y a última hora cambio su voto por el miedo a Lacalle.

Por otro lado los números marcan que la izquierda por fuera del FA ha crecido electoralmente. Hay también un importante número de votos anulados y en blanco. Muchos de estos votos son “bajados” del Frente Amplio.

Al mismo tiempo el Partido Colorado perdió gran parte de su electorado. Parece claro que el FA gano votos conservadores y perdió votantes de izquierda.

Insurgente: El porcentaje obtenido por la Asamblea Popular pasa a convertirse en objeto de deseo para la segunda vuelta, ¿La AP dará libertad de voto a sus simpatizantes o se inclinará por alguno de los dos candidatos (Vázquez/Lacalle)?

Eduardo Rubio: La Asamblea Popular al igual que en el 2009 votará anulado. Por coherencia y por transparencia.
 
Insurgente: ¿Y ahora en el Parlamento, qué? ¿Será la AP la voz disidente en esta legislatura?

 Eduardo Rubio: Será la voz de la izquierda. Como decía nuestra consigna: las voces del pueblo al parlamento.

Seremos duros opositores a todo planteo antipopular y entreguista que surge de la aplicación del actual modelo neoliberal. Y al mismo tiempo impulsaremos proyectos e iniciativas que recojan las necesidades mas sentidas y urgentes de nuestro pueblo.

La lucha por el salario, las jubilaciones, la educación , las salud, la defensa de la tierra y de los recursos naturales, la defensa del medio ambiente, serán temas de permanente atención de nuestra bancada.

Insurgente: ¿Es gente de izquierda la promotora del voto en blanco y anulado?

Eduardo Rubio: Seguramente allí hay gente de izquierda.

También vimos muchos votos en blanco que contenía solo la papeleta del sí a la baja. (Junto a la elección nacional había una consulta- referéndum- sobre bajar la edad de responsabilidad penal de los menores infractores) Pero más allá de esta definición y de las intenciones de cada uno, objetivamente el voto en blanco o anulado en esta primera vuelta favorecía al FA para llegar a tener su mayoría parlamentaria.

Insurgente: ¿cuál fue el punto que distanció a la Asamblea Popular de otros partidos o expresiones de izquierda que llamaron a votar en blanco?

Eduardo Rubio: Nosotros estamos convencidos de que la presencia de la izquierda en el parlamento es un apoyo fundamental para el conjunto de las luchas del movimiento popular.

Tendremos ahora un mayor campo para difundir y apoyar estas luchas, para denunciar la acción del gobierno, para tomar iniciativas.

 

Eduardo Rubio (Perfil)

Eduardo Rubio nació en Montevideo, pero vivió parte de su vida en la ciudad de Trinidad, en el departamento de Flores.

Eduardo Rubio, dirigente nacional del Movimiento 26 de Marzo (Uruguay), durante en acto 42º aniversario de dicha organización política

Su actividad política comenzó en el Movimiento 26 de Marzo, partido de orientación marxista-leninista integrante del Frente Amplio desde su fundación en 1971 hasta el año 2008.

Está casado y tiene 3 hijas. Rubio es hijo del reconocido médico trinitario Eduardo Rubio, primer candidato a Intendente de Flores por el Frente Amplio en las elecciones de 1971.

Rubio, inició la actividad política siendo muy joven en el antes mencionado departamento, adhiriendo desde sus inicios al Movimiento 26 de Marzo «histórico» continuador del actual 26M.

Con el advenimiento de la dictadura militar fue preso político por su participación en el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros.

En el Penal de Libertad, principal centro de reclusión de los militantes y guerrilleros del MLN-T, adhirió a los denominados «Seis Puntos»documento opuesto al emanado en Chile durante el «Simposio de Viña del Mar» de carácter liquidacionista del movimiento guerrillero.

Luego de su liberación se exilió en Suecia, en donde jugó, junto con otros militantes liberados y exiliados, un papel fundamental en el desarrollo de las Relaciones Internacionales del 26M, tanto en Europa como en América Latina, denunciando la situación de los presos políticos y la tortura a la cual eran sometidos en las cárceles de la Dictadura cívico-militar.

Trabajó por la formación del Frente Amplio en el exterior; encabezó las campañas del 26M por la liberación de todos los presos políticos y de figuras relevantes como Líber Seregni y Raúl Sendic; participó en la campaña por el voto en blanco en 1982, durante la campaña electoral por las internas de los partidos políticos -con exclusión del Frente Amplio.

En el Frente Amplio, Eduardo Rubio integró los organismos de dirección desde el ingreso de su partido (Mesa Política, Plenario Nacional, Congreso), militó siempre en el comité de base de su zona; participó en el grupo creado por Tabaré Vázquez en su primera presidencia del Frente Amplio (junto al General (r) Víctor Licandro, entre otros).

Fue Secretario de la Junta Local del Centro Comunal Zonal 2 y presidente de la Comisión Nacional de Propaganda del Frente Amplio. También desempeñó el cargo de suplente Diputado en el período 2000-2005.

En 2008, el Movimiento 26 de Marzo, decide retirarse del Frente Amplio alegando diferencias ideológicas. Rubio acompaña el cambio como propulsor del mismo. Actualmente es miembro de la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Marzo y es uno de los co-fundadores de la Asamblea Popular, integrando el Coordinador Nacional, máximo órgano de Dirección ese partido.

En las elecciones nacionales de 2009, Rubio fue propuesto como candidato a Diputado por el Movimiento 26 de Marzo, integrante de la Asamblea Popular.

Fue candidato a Intendente por Montevideo para las elecciones de 2010, como candidato único por Asamblea Popular. En dicha oportunidad su candidato cosechó 10057 votos.

Es la figura más destacada y referente actual del Movimiento 26 de Marzo. Diariamente, de lunes a viernes entre las 12.15 y 12.30 horas, encabeza una audición radial oficial delMovimiento 26 de Marzo en Radio Centenario AM 1250, de Montevideo donde emite opinión sobre la actualidad política nacional e internacional.

 


http://www.insurgente.org/index.php/2012-04-11-10-03-53/america/item/13877-uruguay-eduardo-rubio-afirma-que-la-izquierda-volvi%C3%B3-al-parlamento-con-la-asamblea-popular

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS