Unos medios muy belicosos

&nbsp Hay una curiosa guerra incoada desde los medios de comunicación, con aportes desde Estados Unidos y toda la ultraderecha internacional. Diego Arria y Asdrúbal Aguiar supuestamente se mueven en la Corte Penal Internacional para que se abra juicio contra el gobierno de Venezuela. Guillermo Zuloaga va a Washington. ¿Se trata de novedosas guerras jurídicas y diplomáticas con apoyo imperial? Habrá que ver adónde llegan los opositores perrorabiosos. Definitivamente esta gente está en pleitos.

El asunto de debatir sobre Venezuela en Estados Unidos hay que verlo con cuidado, porque así actúan los gringos&nbsp cuando se obsesionan con un país. ¿Qué Zuloaga es un malandro? Bueno, esos son los que gustan a los gringos. Recuerde a Ahmed Chalabi, el hombre de los gringos en su guerra diplomática contra Saddam Hussein. Como hombre de la “transición”, Chalabi ya tenía un largo expediente de estafa, como Zuloaga. Recibía dinero de los gringos, cientos de miles de dólares, y en sus espaldas ya reportaba la quiebra del Banco Petra de Jordania, una bancarrota de 300 millones de dólares en los años ochenta,&nbsp situación que lo llevó a huir del Medio Oriente y parar la carrera en Estados Unidos. Pista segura. Esto se parece a Mezerhane y la quiebra del Banco Federal. Como se ve, se trata de gente que no tiene ni un pelo de tontos.

El caso es que tanto Zuloaga como Mezerhane son dueños de Globovisión. Toda consideración de orden económico, legal, amén de lo político, conduce obligatoriamente a una intervención de Globovisión por parte del Estado. Eso lo sabe la oposición perrorabiosa, que tiene pocas alternativas ante tal situación, a no ser que quiera seguir haciendo el ridículo.

MAMBRU EN GUERRA GLOBAL

Mambrú fue a la guerra, montado en una perra, la perra se cayó y Mambrú se reventoooó. ¿Qué muchacho no entonado esta canción? Bueno, los perrorrabiosos globales están en guerra.

Un amigo dice que estos bombazos que le metió esta semana Corea del Norte a Corea del Sur, son como el gesto del caballero aquel que se quita los guantes y se los pega en la cara a otro caballero. Para el caso serían dos Corea del Sur y Estados Unidos.

Los gringos, que siempre son tan guapos, han tenido cautela ante Corea del Norte. No andan bien los

gringos, apoyados por la OTAN, en sus guerras en Asia. Pierden la guerra&nbsp en Afganistán, y sus gastos militares han sido muy elevados en la región del Golfo y en todo Medio Oriente, que hasta les han afectado la economía doméstica.

Ah, pero los perrorabiosos de la oposición “venezolana” quieren que los gringos intervengan en Venezuela. Como Zuloaga, que va a Washington a decir que Venezuela es una amenaza. ¿Sabe acaso lo que esto significa? ¿Amenaza? ¿Habrá leído el diccionario?

Esto me permite recordar a Pierre Bourdieu, sociólogo francés. Cualquiera puede leerlo, no es como esos otros intelectuales franceses que escriben para que nadie los entienda, por cierto una mala costumbre que han copiado algunos intelectuales latinoamericanos, de esos que&nbsp hacen llamar post modernos. Bourdieu dice que&nbsp si bien la profesión de periodista es muy poderosa, sobre todo si se ve desde&nbsp la acción colectiva, desde el punto de vista individual el periodista sufre ante “jefecillos terribles”. Que lo diga quien haya trabajado con “demócratas” como Patricia Poleo, o David Natera Febres. Ya, ya, ya. Pobrecitos estos viejos villanos.

Bueno, el detalle de esta semana&nbsp lo da Miguel Henrique Otero cuando dice que el gobierno acosa a la prensa “independiente”.&nbsp Vuelvo a Bourdieu, quien escribió un artículo llamado “Cuestiones a los verdaderos amos del mundo”. Dice que el poder del mundo mediático no procede únicamente del dinero sino&nbsp también del poder que el dinero puede ejercer sobre los espíritus. Un poder símbolo que ya no solamente pretende detentar poder político y económico sino que también conforma grandes grupos de comunicación. Así se controlan los instrumentos de producción y de difusión de los bienes culturales. ¿Pero que quiso decir el editor de El Nacional? ¿De verdad cree que su periòdico es independiente? La respuesta se la dejamos a Teodoro Petkoff.

Bourdieu recuerda a Sócrates, quien en sus diálogos preguntó a un valiente, qué es el coraje,&nbsp o a un piadoso, qué es la piedad. De inmediato Bourdieu preguntó a los dueños de medios globales: Señores del mundo, ¿tienen ustedes el control de su dominio? Más claro, vuelve a preguntar: ¿saben ustedes realmente lo que hacen, lo que están a punto de hacer, así como todas las consecuencias de sus acciones?

ASUSTADOS ANTE POTENCIAL CIERRE DE GLOBOVISION

Es una lástima que Bourdieu haya muerto hace ocho años. Lo digo a propósito de Ismael Garcìa. Caramba, uno no quisiera hablar de Ismael pero cuando llueve, el chivo es terco, no se va.

Ismael ha irrumpido en los medios. Por cierto es un periodismo muy ramplón lo que practica. Y sale todos los días de reportero pirateao. Más ahora cuando la oposición, de la que Ismael es parte, cree que explotando los conflictos va a ganar las próximas elecciones. Porque la oposición sabe que no las tiene ganadas, que no son mayoría. Así necesitan atizar conflictos, y andan jorungando el país a ver quién quiere ir a denunciar problemas, inventados o no, por Globovisiòn. A ver si suman adeptos.

Y ciertamente, la oposición sabe que si pretende ganar las elecciones de 2012, tiene que mantener&nbsp a Globovisión a su servicio. El cierre de Globovisiòn, o el control de las ONGs que reciben dinero desde el exterior, ponen en aprietos a la oposición perrorabiosa. Pero Zuloaga se ha pasado de maracas, se ha pasado de la raya, y no hay vuelta atrás. ¿Cómo salvar a Zuloaga y no morir salpicados en el intento?

La muchacha que hace el programa en Televen con Carlos Fernández, abrió la boca esta semana. Habló con temor de&nbsp la Ley que regulará la ayuda desde el exterior, desde Washington sobre todo, que va a Ongs de oposiciòn. “Esta Ley puede desequilibrar las campañas electorales”. Más claro no canta una polla.

Pero Ismael es un caso. Uno lo ve y uh uh uh uh uh uh. Después que el napolitano fue su jefe de finanzas en Podemos, ahora apuesta fuerte por Zuloaga. &nbsp Así Ismael lanza improperios en defensa de Zuloaga, que es del grupito de familia que está mandando desde la Colonia, como bien lo advirtió Prieto Figueroa. Ahora Ismael dice que Zuloaga no es Globovisiòn sino una parte. Se dio cuenta que Zuloaga pisó el peine. Dice que Globovisión son sus empleados, los pendejos que hasta ahora no han contado. Como chivo degollado grita: Hay que defender esta constitución. Hay que defender la propiedad privadaaaaaa.

El librito azul tiembla en manos de Ismael. Sin embargo, saluda a Makled y asegura que sacará al gobierno con votooooos.

Dice Bourdieu, y este es un aspecto muy destacado en su obra,&nbsp que la noción de espacio social resuelve a su parecer el problema de la existencia o no de las clases sociales. Porque aunque haya quienes nieguen la existencia de clases sociales, &nbsp inevitablemente tienen que reconocer que existen diferencias sociales. Diferencias que se ven en la cotidianidad, por causa de la distribución desigual de bienes y capitales. Esto genera antagonismos individuales&nbsp y enfrentamientos colectivos que no pueden esconderse.

Así para quienes no gusten hablar de luchas de clases, sugiere Bourdieu, “·la noción de espacio social permite matemática o lógicamente situar las diferencias”. Ya sabe, abandone a Marx si quiere, pero de que hay diferencias según el bolsillo es indiscutible,. Joselo acuño para siempre la idea de que “chequera mata galán”. Quizás esa idea muera en siglos, cuando llegue el comunismo, no se angustie todavía. Ah, pero lo estética existe y tiene un sello de clase, o de espacio social si es su gusto. Así que ubícate.

Y a Ismael como que todavía no lo han enseñado a vestirse en Globovisiòn. No cuadra que un sujeto defienda con tal vehemencia a Zuloaga, o al narco Makled, y no le hayan dicho que esas chaquetas de cuero compradas en Cúcuta son horribles. Bourdieu escribió sobre estética. También habló de la noción campo de poder: “es una noción complicada porque es un sistema de relaciones”. Podría aplicarse a la relación entre un funcionario público y un empresario, es decir, qué tienen&nbsp en común en cierto momento, qué intereses determinan esas alianzas.

El caso es que en tiempos de guerra, con balas o con votos, en esta Tierra de Gracia se puede asociar a un obrero con un patrono, como pretende Causa R o Podemos en nombre de una “democracia estructural”·, nada patriótica por cierto. Según esta tesis, en tiempos normales uno bebería cerveza y el otro whisky. ¿Pero qué tiempos vivimos? ¿Guerra abierta o guerra de última generación? Bourdieu se quedó corto, es una lástima. Disfrutemos a Ismael con sus lentes kisch, camisas anchi-largas, blandiendo discurso moderno. “Nosotros los demócratas, la sociedad democrática tiene que tener control de los podereeeeeees”. Caramba, esto es tan de mal gusto como ligar cachapas con caviar, o pedir champaña en una fiesta amenizada con música de Pastor López. Di tu.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS