Universidad y Ciencia: ¿camas separadas?

En un caso, la denominada “materia oscura” –transparente, invisible o fantasmal, como los extraños seres mencionados por Maupassant en El Horla–, descubierta o detectada por Vera Rubin en la Universidad de Georgetown hace medio siglo, ha vuelto a ocupar los titulares de las páginas científicas.

Publicidad

GOBIERNO COALICIÓN II  

 
Juan Santiso
Como un paréntesis, muy oportuno, publicamos este artículo de nuestro habitual colaborador y también científico. Viene a cuento de las palabras que dijo el nuevo ministro de Universidades, Manuel Castells. con la cartera de ministro que le acaban de entregar todavía en la mano:“la separación de ambas actividades en dos departamentos -Ciencia y Universidades- es un disparate” e inmediatamente añadir, vamos a trabajar. Es el nuevo estilo, y el nivel del consenso alcanzado, que obliga a todas y todos a trabajar buscando soluciones para la gente. Saben lo que hacen, saben que estamos muy hartos y han dicho basta, como nosotros estamos hartos de decirlo en las calles, se vio en el nombramiento de Dolores Delgado como nueva Fiscal General. Es un nuevo tiempo con nuevas formas, valiente sin complejos, si es constante, de momento no tienen oposición con posibilidades, hace ver que viviremos momentos de gran prosperidad, creatividad y concordia. Eso sí, las ultraderechasultra, darán mucho traabajo repugnante, todos debemos estar alerta y disponer de grandes dosis de serenidad,
Hacía muchos años que no se producía un pacto con Patronales y Sindicatos, Parece como un encantamiento de la ministra de trabajo Yolanda Diaz, que hizo posible el ver al presidente de la COE, Antonio Garamendi, tras firmar el pacto declararcon toda naturalidad, que ya sabe que el año que viene tendrán que volver a reunirse para afrontar otra subida. ¡Asombroso!. Unai Sordo (CCOO) presenta el pacto como “un ejercicio de pedagogía” del que “debe aprender la política”. Hay tiempo.
CONTINUARÁ


Universidad y Ciencia: ¿camas separadas?

POR Rafael Alonso Solís

El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, escribía hace días un artículo elogiando la cooperación entre Universidad y Ciencia, subrayando la importancia de sus interacciones en la generación del conocimiento. Es posible que las prisas hayan inducido cierta confusión en sus argumentos. Porque no se trata de que la Ciencia y la Universidad deban cooperar, como señalaba el ministro, sino que la primera se hace en el entorno de la segunda, que se encarga de darle forma y transmitirla a la sociedad. Dos descubrimientos recientes reflejan esta circunstancia. 

En un caso, la denominada “materia oscura” –transparente, invisible o fantasmal, como los extraños seres mencionados por Maupassant en El Horla, descubierta o detectada por Vera Rubin en la Universidad de Georgetown hace medio siglo, ha vuelto a ocupar los titulares de las páginas científicas. 

En otro, la sospecha de que las “arqueas de Asgard” –minúsculos organismos carentes de núcleo, pero con un genoma emparentado con el nuestro– pueden ser antepasados de la especie humana, como sugirieron científicos de la Universidad de Upsala en 2015, se ha convertido en una realidad al ser fotografiadas por investigadores japoneses. En ambos casos el conocimiento transmisible se ha desarrollado en laboratorios de universidades o centros de investigación, a través de un proceso que implica reflexión documentada, análisis, contraste y deducción, en una suerte de cadena que se realimenta a sí misma.

Las arqueas de Asgard, el organismo que explica el misterioso origen de la vida compleja en la Tierra, fotografiadas por investigadores japoneses.

 

Tanto en España como en el resto del mundo, la mayor parte de la investigación científica se lleva a cabo en la Universidad, donde se da forma comprensible a los hallazgos con objeto de explicarlos a diferentes niveles. No es posible separar los distintos elementos del proceso, y solo la torpeza interesada de la política partidista lo hace sin vergüenza. Incluso, cuando una parte de dicho proceso se lleva a cabo en centros no ubicados en la Universidad –como es el caso del C.S.I.C. en España, el M.I.T. en Estados Unido, los centros Max Planck en Alemania, o el instituto Crick en el Reino Unido–, existen adecuados mecanismos de cooperación, sin que la actividad en cada caso pueda separarse ni exista solución de continuidad, ya sea en sus aspectos docentes, investigadores o de transferencia. 

Como contraste, aquí y ahora, el nuevo ministro de Universidades, Manuel Castells, ya declaró con un guiño que la separación de ambas actividades en dos departamentos es un disparate, mientras el de Ciencia, Pedro Duque, se ha visto obligado a justificarse, con buena voluntad, pero dudosa credibilidad. Tres comunidades autónomas con cierta tradición de éxito –como la catalana, la vasca o la andaluza­­– ubican a la Universidad y a la Ciencia que en ella se produce en un mismo departamento, o han establecido programas transversales al respecto. Lamentablemente, en Canarias, un gobierno que se creía inmortal produjo una separación nefasta, y ahora que una nueva política podría corregir el dislate parece despreciarse la oportunidad manteniendo a la Universidad en una consejería y a la Ciencia en otra diferente, lo que sugiere ignorancia o desinterés, más allá de los ajustes partidistas. Aún hay tiempo. 

GOBIERNO COALICIÓN I

https://juansantiso.blogspot.com/2020/01/y-los-9-anos-el-15m-llego-la-moncloa-en.html


Rafael Alonso Solís (Madrid, 1947) ha sido catedrático de Fisiología de la ULL hasta su jubilación el pasado año, siendo vicerrector de Alumnado y Servicios Asistenciales, director del Departamento de Fisiología, director de la Cátedra Cultural Pedro García Cabrera y director del Instituto Universitario de Tecnologías Biomédicas, además de haber trabajado como investigador asociado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Eduardo Galeano. Obras completas en PDF

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More