Unidas Podemos se niega a investigar la vinculación de González y el PSOE con los GAL

Echenique alega que “todo el mundo sabe lo que pasó” para rechazar la comisión de investigación solicitada por EH Bildu que considera una distracción

Publicidad

Echenique alega que “todo el mundo sabe lo que pasó” para rechazar la comisión de investigación solicitada por EH Bildu que considera una distracción. Da por buena la versión oficial de que la responsabilidad acababa en Vera y Barrionuevo.

Esta semana salía a la luz un documento desclasificado de la CIA que desvelaba un secreto a voces: el “señor X” era Felipe González. El grupo parlamentario de EH-Bildu registró una solicitud para que declarara en sede parlamentaria el vicedpresiente.

Pero, como era previsible, tampoco no podrá ser. Unos días después de que el PSOE, la derecha y la extrema derecha vetaran la comisión de investigación sobre las corruptelas de Juan Carlos I, hoy era Unidas Podemos quien adelantaba que ellos también se sumarán al veto contra la investigación de los supuestos delitos del expresidente del gobierno.

Lo anunciaba su portavoz Pablo Echenique en “Los Desayunos de TVE”. Su justificación es que “todo el mundo sabe lo que pasó”. Para aclarar que en ningún caso estaba dando a entender que la implicación de González no necesita ninguna investigación que lo pruebe agregaba “cuando hay un ministro y un secretario de Estado condenados”. Daba así por buena la versión oficial: la responsabilidad del gobierno de González llegó solo hasta el ministerio de Interior, en ningún caso hasta la Moncloa.

La indignación en las redes con las palabras de Echenique no se han hecho esperar. En especial de víctimas de los asesinados por los GAL, que consideran inaceptable considerar que esclarecer quien estaba detrás de aquellos crímenes como una de “distracción”, tal y como ha declarado Echenique.

Un argumento nada nuevo en las Cortes, es exactamente el mismo que usó Ciudadanos para criticar la moción por la retirada de condecoraciones a Billy el Niño o la que acostumbran a usar Cs, el PP y Vox, sobre cuestiones relativas de la memoria histórica.

Los crímenes del GAL son una de la página más oscuras de la historia de las cloacas del Estado. A su lado la policía patriótica o los informes “a la carta” de la Guardia Civil son meros aprendices. Durante los gobiernos de González esta banda parapolicial asesinó al menos a 28 personas y cometió decenas de atentados contra la izquierda abertzale.

Una ola de terrorismo de Estado que se saldó con apenas 11 condenados, la mayoría a penas inferiores que las impuestas a los presos políticos catalanes. Ninguno las cumplió. Los casos más escandalosos fueron las del exministro del Interior, José Barrionuevo, y su secretario de Estado, Rafael Vera. Fueron los principales dirigentes del PSOE condenados, a 10 años de prisión por secuestro y malversación. Recibieron la visita en prisión de su jefe, Felipe González, y se beneficiaron de un indulto aprobado por José María Aznar.

El juicio de los GAL y los indultos sellaron así un nuevo consenso del 78: no se volvería a tocar ni reabrir el caso. La responsabilidad de González y el resto de la dirección del PSOE quedo impune. Por aquel entonces hasta un joven Pedro Sánchez intervenía en programas de televisión para desvincular a su partido de estos crímenes.

Por eso era previsible que el PSOE volvería a impedir, y que hasta la derecha que hace de dura oposición se lo permitiría, que la noticia de esta semana no iba a suponer nada relevante ni en el Congreso ni en los tribunales.

Lo de Unidas Podemos puede sorprender a alguien. Sobre todo a quienes se creyeran en sus días las encendidas palabras de Iglesias en 2016 denunciando el pasado de “cal viva” del PSOE de González. Pero aquello es agua pasada. Hoy la formación morada es ya régimen, y como tal respeta consensos como éste, sobre todo cuando afectan a su socio de gobierno.

El juicio y castigo de los crímenes del GAL, como los de la dictadura, como la del resto de casos de torturas, muertes bajo custodia policial o en operativos en la frontera… son parte de la impunidad sobre la que se fundó, se asentó y se mantiene el Régimen del 78, y por lo tanto una demanda democrática, que como otras tales como el derecho a decidir o la forma de Estado, solo podrá resolverse sobre las ruinas del mismo. Los vetos del Congreso y la integración de Unidos Podemos, son la mejor constatación de que no hay reforma interna posible.

http://www.izquierdadiario.es/Unidas-Podemos-se-niega-a-investigar-la-vinculacion-de-Gonzalez-y-el-PSOE-con-los-GAL

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More