Unanimidad ( Parte II)

6

Unanimidad (Parte II)

(Víctor Torres)

Como expresé en una primera parte de un escrito que me siento obligado a realizar por amor a la Patria, que no es a un partido, nia un gobierno, ni a un dirigente cualquiera que sea su rango de Emperador, Rey, Presidente o cualquier otro apelativo para esos niveles.

Existe suficiente información en la red de redes, lamentablemente no al alcance del pueblo que no tiene acceso a la Internet porque es prohibitivo su costo en los lugares en que aún a gran costo tiene su acceso “denegado”, pero quiero retomar y citar algunas de las opiniones más relevantes de esos escritos en Kaos y comentarlas de acuerdo a mis modestos conocimientos de las teorías filosóficas del socialismo y a que las vivo aquí.

FELIX GUERRA
POEMAS DE LA SANGRE COTIDIANA
JUNIO 30 DE 2009. CIUDAD DE LA HABANA. CUBA

Las derrotas del socialismo del siglo XX son las capitulaciones de sus dirigentes y&nbsp los partidos que “no ven” y creen ir hacia el futuro apoyado en un solo cuello y en las espaldas debajo de ese cuello, como si progreso y justicia social pudieran ir a caballito.
&nbsp
En algunos casos la deformación llevó y lleva a evanescentes reinados, que duran decenios, y hasta dinastías, cuestión que a la luz del más simple sentido común resultan incompatibles con lo que debiera y debe ser el reino de la democracia más amplia, expansiva y genuina a que logre acceder un pueblo y la humanidad.
&nbsp
Consecuencia dos, el Poder casi omnímodo acelera el desgaste de líderes y va dejando al descubierto un fenómeno, vamos a llamarlo así, de que individuos y pueblos adquieren consciencia de que el socialismo en teoría “es más hermoso y justo” que el capitalismo y los ancestros, pero pierden el gusto a la sociedad real en que viven y desean cambios drásticos sin saber qué se les viene encima.

Hay un sinnúmero de ejemplos que condujeron a la desintegración de los países socialistas y por ende al retroceso al capitalismo de millones de trabajadores que optaron por esa opción ante la incapacidad de sus dirigentes ciegos a todos los consejos y por la aplicación de políticas ajenas por completo a las teorías socialistas reales que se conocen y que nunca se han aplicado ni tan siguiera como experimentos, se han ido al fondo gracias a la tozudez e inmovilidad de los dirigentes que son responsables de las buenas y malas decisiones que tomen, no pueden culpar a mas nadie porque no le dan participación activa a sus pueblos.

Cuba: Cada cosa, tiene su “cosa”

Pedro Campos | Para Kaos en la Red

Será necesario que la “dirección histórica”, la que en definitiva toma las decisiones principales, &nbsp comprenda la necesidad de avanzar a la fase de socialización de la revolución. Todo apunta a que por allí andan las trabas. Ellos, por sus méritos históricos y lo mucho de bueno que han hecho por este pueblo, merecen reconocimiento; la forma en que actualmente dirigen el país, el Partido y la economía, no.&nbsp Buenos resultados en la salud y la educación, son insuficientes para el bienestar del pueblo cubano. Es comprensible que otros se conformen con lograr eso algún día.

Nuestro capitalismo monopolista de estado que ha mostrado sus más bajos sentimientos usureros y crematísticos (ánimo de lucro en el mercado) con el monopolio&nbsp del mercado interno de todo tipo de productos, ha terminado por derrochar y malgastar muchas fuerzas productivas, maquinarias, plantas enteras, proyectos que nunca se terminaron porque no fueron bien “planificados”; ha desaprovechado recursos en la preparación de muchos profesionales que después, aún siendo necesarios, no ejercieron lo que estudiaron y fueron a realizar labores más “rentables” o se fueron del país, y otros por el estilo.

Una verdadera, sensata, sostenida y constructiva política de ahorro sería posible si lográramos avanzar de este capitalismo monopolista de estado, que han llamado “socialismo” para desgracia de este vocablo, al verdadero socialismo, donde cambien las relaciones asalariadas de producción por las asociadas, no sea un centro burocrático quien decida cómo usar todo el dinero disponible para las inversiones, sino que los recursos estén repartidos entre quienes lo producen para garantizar la reproducción ampliada de todas las ramas; los trabajadores todos –manuales e intelectuales- se sientan de verdad &nbsp estimulados y responsables de lo que se gasta porque ello se revierta directamente a favor o en contra de sus entradas y no sea una burocracia designada y despilfarradora la que dirija y gestione directamente la administración de las entidades productivas, sino los trabajadores mismos. Si no lo desean, una vez más no nos oigan, pero nunca será tarde.

Con más de lo mismo, seguiremos de mal en peor. Los obsecados creen que el poder radica en el control de las armas, el dinero o las instituciones. El verdadero poder está en los corazones del pueblo que, con tales métodos solo logran dispersar y hacer volar, en busca de otros aires.

Cuán difícil le puede resultar hacer aportes a personas que como yo no dominan el arte de la literatura y los conocimientos filosóficos como el profesor PEDRO CAMPOS, que admiro y menciono con respeto y a su vez le pido mis disculpas por citarlo en estos temas, escabrosos de por sí pero muy bien enfocados por él en la dirección que corresponde sin disfrazarlos demediocridad y transmitiendo en ellos amor profundo a una causa que es la de todos nosotros que creemos aún en la posibilidad de un socialismo real en nuestro país aunque les pese y resistan los burócratas.

Nuestro país que ha ayudado a muchos otros países del mundo subdesarrollado tanto en las crisis políticas como sociales por decisión de sus altos dirigentes y en muchos casos de humanidad con la aprobación interna asumida por el pueblo que es solidario en su inmensa mayoría, pero también se toman decisiones de muy severas consecuencias para nuestro futuro sin consultarnos ni a medias, también se magnifica un falso desarrollo que puede confundir a otros pueblos, que reciben información real o deformada de nuestra realidad por otros medios.

Vemos con preocupación cómo se mencionan logros de la revolución cubana basados en unos pocos parámetros de calidad de vida que se controlan y mantienen a toda costa y a cualquier costo, muy alabados y maximizados por nuestra prensa oficialista y unidireccional que no expresa en su justa medida lo que realmente nos sucede y que no expresa nuestra real calidad de vida que no se puede basar en cuatro parámetros, algunos de ellos nos moverían a la risa a los que aquí vivimos sino fueran tan serios, como ejemplo se informa de una tasa de desempleo de menos de un 2% que nos situaría a la cabeza del mundo en este logro social y al mismo tiempo salen a la luz (increíbles) reportajes de periodistas de la televisión cubana en varias localidades de Oriente, Cienfuegos y en la propia capital donde más de la mitad de la población laboralmente disponible no trabaja porque no le interesa el trabajo que se les oferta dada la pobre e inconsecuente retribución que nada tiene que ver con el costo de la vida, gracias a un desenfoque perpetuo de la dirección del país en la justeza de quelos medios de producción tienen que pertenecer a sus legítimos dueños, el pueblo.

Daniel Rodríguez Delgado | 5-8-2009

www.kaosenlared.net/noticia/cuando-politica-es…la-guerra-otros-medios

El socialismo de Estado rebasaba la lógica de las relaciones burguesas de producción y representación, muy primitiva y reduccionistamente– lo que unido a la conformación de élites, además de falta de correspondencia entre sus fines y medios agudizaban aún más las contradicciones propias. Es absolutamente claro que existe un cambio de época, generacional, existencial, tecnológica.

Estas consideraciones, clara para la mayoría de los revolucionarios en todo el mundo, parecen no tener la misma claridad para la dirección histórica cubana, la cual se comporta dando muchas veces la sensación de creer a Cuba un trofeo de guerra y ellos los únicos legitimados para encabezarlas y su modelo, esencialmente instaurado en la segunda mitad del siglo XX, y con claros ribetes militaristas, el único capaz de hacer feliz al pueblo. Algo lamentable, incomprensible, ante tantas muestras de dignidad, clarividencia y entrega de esa misma dirección

O entramos a la política revolucionaria, creativa, innovadora, des-enajenante y emancipadora, reclamada por todas los revolucionarios y deseada por el pueblo en sus análisis del 2007, y dejamos atrás la política signada por una concepción estatista, verticalista y burocrática y especialmente contrainsurgente o se estaría incentivando una política de conflicto. &nbsp

Ya hemos perdido demasiado tiempo, error que les costó el Socialismo a otros países y revolucionarios. Seamos claro y dejemos de jugar a la academia. Hay cosas que debemos hacer aunque sea por sobrevivencia, incluso por simple egoísmo nacional, aunque no se hagan por las cosas correctas y los ideales ni los principios… y ni esas estamos haciendo.

Solo quiero añadir: ES HORA DE ACCIONAR YA, QUE LA HISTORIA PASA LA CUENTA.

Nota: le pido mis disculpas a los citados sin su consentimiento en este texto pero no he modificado ni una sola palabra por ellos expresada en sus comentarios en Kaos y de esta forma les reitero mi adhesión a sus planteamientos.