Una mujer transexual pide en su nota de suicidio que la sociedad deje de odiar a quienes son como ella

Por Kaos. Mujeres, géneros y luchas LGBTTI

Ashley colaboraba muy activamente en la red social Reddit, en los foros TwoXChromosones y asktransgender, donde ayudaba a muchas otras personas transexuales que pasaban por momentos difíciles. Los miembros de esos foros se encuentran desolados tras su pérdida. Tan solo unas semanas antes de su suicidio, Ashley le decía a otra compañera que pensaba en poner fin a su vida

Ashley colaboraba en grupos de apoyo hacia personas transgénero, sin embargo, mencionó en su publicación de Facebook que no aguantó más la presión social y el rechazo.

Ashley Hallstrom, de 26 años de edad, decidió suicidarse y revelar la razón que la llevó a quitarse la vida. Según informes de las autoridades, la mañana del pasado miércoles 14 de octubre, encontraron su cadáver en Logan, una localidad del estado de Utah, en Estados Unidos.

En su último post en Facebook Ashley expuso que quería que su historia fuera difundida y sirviera para despertar conciencias respecto a la discriminación que sufren las personas transexuales.

Texto de Ashley en su totalidad:

“Estas van a ser mis últimas palabras. No puedo soportar vivir un día más, así que me voy suicidar. El motivo por el que lo voy a hacer es porque soy transexual. Para aquellos de vosotros que no sepáis muy bien qué significa eso, se trata de que a pesar de nacer con un cuerpo de hombre, soy y siempre he sido una mujer. Siempre he sabido que era una mujer, desde que tengo recuerdos. Eso me causó una grave depresión desde una edad muy temprana. Desde que era muy joven me han dicho que la gente como yo éramos monstruos y abominaciones, que estamos mal de la cabeza y que la sociedad nos odia. Eso hizo que yo misma odiara lo que era. Traté con todas mis fuerzas de ser como todo el mundo, pero eso es algo que no se puede cambiar.

A los 20 años supe que no estaba sola. Tuve la esperanza de que finalmente podría vivir y amar lo que era. Finalmente salí del armario como mujer transexual y comencé mi transición. Por primera vez en mi vida podía decir que era realmente feliz. Pero a pesar de este gran cambio nunca pude superar completamente la depresión que me causaba ser transexual. En todas partes veía el odio que la sociedad sentía por nosotros. Había sido envenenada por una sociedad que no nos comprendía y, lo que es peor, ni siquiera trataba de hacerlo. Veía el dolor que se causaba a quienes eran como yo y experimentaba ese mismo dolor hasta que no lo soportaba más. A pesar de ello, quería ayudar a quienes pasaban por lo mismo que yo, porque nadie debería tener que sentir que odia su vida tanto como para querer terminar con ella, nadie tendría que sufrir esa tristeza. No soy la primera que se siente así, ni por desgracia seré la última.

Estoy escribiendo todo esto porque necesito compartir mi historia. No quiero ser tan solo un número más de una estadística trágica. La gente tiene que saber que no soy solo una cara más de alguien a quien nunca han conocido. Yo estaba viva. Tenía una familia y amigos a los que quería mucho y siento el daño que les hará todo esto. Me encantaba estar rodeada de mis seres queridos. Me encantaba escuchar música y cantar. Me encantaba salir a comer con los amigos y disfrutar de una buena comida. Era una persona real. Aún quiero ayudar a la gente y creo que todavía puedo hacerlo. Por favor, compartid mis últimas palabras. Creo que mis últimas palabras pueden ayudar a que la sociedad cambie y que un día no haya más como yo. Por favor, ayudad a que se haga ese cambio porque las personas trans están por todas partes. Nunca puedes saber a quién estás haciendo daño hasta que es demasiado tarde. Por favor, ayudad a que se arregle la sociedad.”

Fuentes: Libre Prensa y Dos Manzanas

-->
COLABORA CON KAOS