Una escalada de represión intenta acabar con el movimiento estudiantil contra Bolonia en Valencia

La semana pasada salía a la luz pública una carta confidencial de los cinco rectores de universidades españolas más afectadas por las protestas contra el Proceso de Bolonia pidiendo ayuda al Gobierno central,muy alarmados ante la realidad del recrudecimiento de las luchas estudiantiles y la extensión del conflicto a otras capas sociales.Entre ellos también firmaba el rector de la Universidad de Valencia,Francisco Tomás,síntoma de su preocupación pese a su aparente tranquilidad ante las protestas.La masiva manifestación del 20 N en Valencia en que las asambleas de estudiantes movilizaron a 15.000 personas no ha pasado desapercibida como tampoco los encierros en marcha de más de un mes en los tres campus de la UV.La actividad contínua de las asambleas frente a la pasividad,irresponsabilidad y la incompetencia de los máximos representantes de la Universidad han sido la tónica hasta ahora,en que la criminalización y la represión son su única forma no de solucionar el conflicto,sinó de acallarlo.Por eso es importante informar y explicar los últimos hechos en las facultades valencianas.

La masiva movilización del 20 de Noviembre en Valencia contra Bolonia&nbsp

El 20N la convocatoria de las asambleas de estudiantes de la Universidad de Valencia resulta un éxito:15.000 personas salen a la calle y recorren el centro de Valencia en un ambiente pacífico y festivo por la paralización del Proceso de Bolonia y en favor de una Universidad pública y de calidad.Estudiantes de secundaria,universidad,y profesores asisten a la manifestación,que a nivel europeo convocaba el Fórum Europeo de Estudiantes.

El 21 de Noviembre Rectorado ordena el desalojo de las 8 facultades ocupadas&nbsp

Las facultades ocupadas nos comprometemos a retirar carteles y pancartas nuestras durante la semana de elecciones en la Universidad,para no coartar la reflexión ni el sufragio durante la campaña electoral y el día de votaciones.Pero para el Rector esto no es suficiente y el Viernes 21 de Noviembre envía una orden de desalojo de los encierros con la excusa de la semana electoral,y bajo la amenaza de la no celebración de las elecciones,a las que la mayoría de las asambleas contra Bolonia se presentan(a Junta y Claustro).Otras no se presentaban y aún así estaban obligadas a desocupar.

El Sábado 22 un servicio de limpieza desaloja todas las facultades de Blasco Ibáñez aprovechando la ausencia de ocupación durante los fines de semana.Se retiran todos los elementos de las acampadas y otros efectos personales de los alumnos,y desaparecen también las firmas recogidas contra Bolonia.Únicamente se evita la desocupación en Historia porque en ésta facultad los estudiantes sí que se quedan el fin de semana,y los vigilantes de seguridad evitan la entrada del servicio de limpieza.Lo que sí ordena el decano de Historia es la prohibición de salir o entrar al edificio,es decir,que los estudiantes que salgan de la ocupación ya no pueden entrar,y por supuesto ninguno de fuera.

El Domingo 23 por la tarde se celebra una asamblea general de asambleas extraordinaria para tratar los desalojos forzados,y algunas asambleas deciden seguir ocupadas pese a las amenazas,y otras deciden dejar el encierro durante la semana electoral y retomarlo después.El Lunes 24 la gente de las facultades desalojadas en su ausencia y sin su conocimiento denuncia públicamente la desaparición de efectos personales,y algo muy grave:de las firmas recogidas.

El día 23 de Noviembre la Policía visita Historia de madrugada&nbsp

Tras la asamblea general la gente encerrada en Historia se dedica a retirar cartelería y elementos que según Rectorado”entorpecen la democracia y el normal desarrollo de la semana electoral”,cuando sobre la una y media de la madrugada cinco vehículos de Policía aparcan frente a la valla de la facultad,y siete u ocho agentes se bajan con porras en la mano,algunos de los cuales saltan la valla de Filosofía,que linda con Historia y se pasean por el jardín,mientras otros se dirigen a la valla de Historia con la intención de entrar,cuando sin una orden de la autoridad máxima de ésa facultad la Policía no puede pisar la Universidad.Los agentes que han saltado la valla de Filosofía se dirigen hacia Historia pisando propiamente el recinto y violando la norma mencionada.Los vigilantes de seguridad de Historia se dirigen a ellos e interceden,mientras los estudiantes gritan una y otra vez que es ilegal que la Policía pise la facultad;tras proferirles ciertas amenazas,los agentes se repliegan y se van.

La semana electoral: 24-27 de Noviembre&nbsp

El Lunes 24 empieza la campaña electoral,y el Martes 25 fracasa el intento de ocupar Rectorado de forma pacífica y reivindicativa por los desalojos forzados,y la Policía realiza identificaciones a la gente que estaba a las puertas del edificio,así que el Miércoles por la mañana un grupo de 70 personas entra a Rectorado aprovechando la celebración allí del Consejo de Gobierno de la Universidad de Valencia;se impide el desarrollo del Consejo uno de los puntos del cual era la posible suspensión de las elecciones,y se protesta una vez más contra Bolonia reivindicando la paralización del Proceso,un debate público real,y un referéndum.

Éste suceso supone la criminalización del movimiento estudiantil por parte de las autoridades universitarias.

El Jueves,día del sufragio,el triunfo de las asambleas que se presentaban a los comicios es innegable:sus representantes ocupan las Juntas y gran parte del Claustro,que ahora está compuesto en su mayoría por gente contra Bolonia,al revés que antes.

El Jueves por la noche la Policía identifica a la gente que ocupa Derecho y les obliga a salir del edificio,sin dejarles luego entrar de nuevo.En ése momento salen las autoridades de hacer el escrutinio electoral en ésa facultad,entre ellos el decano,y se produce un altercado mientras éstos quieren salir y los estudiantes entrar a su campamento.La Universidad de Valencia y el decano de Derecho ponen dos denuncias por éste hecho,y la prensa hace el resto transformando esto en una retención violenta y en un intento de secuestro por parte de los estudiantes.

Desde Rectorado llegan después de las elecciones nuevas imposiciones y condiciones de los encierros,como por ejemplo la norma de dar una lista de la gente que se queda cada noche a dormir en las facultades ocupadas.

Desde el mismo Jueves del escrutinio,las facultades retoman las ocupaciones paralizadas momentáneamente durante la semana electoral.

Lunes 1 de Diciembre:se retoman los encierros,y comienza la represión: detienen a dos estudiantes&nbsp

Pasada la semana electoral ya no hay excusa desde Rectorado para no dejar a la gente seguir con los encierros,así que el Lunes 1 se retoman las ocupaciones en las facultades valencianas.Pero la respuesta institucional ha tomado una nueva vía y es la de la represión al movimiento contra Bolonia:el Lunes por la mañana es detenido y puesto en libertad tras declarar un estudiante de Tarongers,mientras por la tarde es detenido un estudiante de Historia,que es obligado a pasar la noche en el calabozo,y puesto en libertad el Martes por la mañana.Dos concentraciones de apoyo,una en la comisaría la misma noche de la detención,y otra el Martes en la Ciudad de la justicia,piden su puesta en libertad,y no más represión por parte de la Universidad de Valencia.

A ambos estudiantes les acusaban de desórdenes públicos por los hechos de Rectorado y de Derecho.

Ayer Miércoles 3 por la mañana,unas 150 personas se concentraban a las puertas de Rectorado para pedir el fin de la represión contra los alumnos que se encuentran protestando pacífica y democráticamente contra Bolonia.

Por todo esto,se condenan las medidas represivas por parte de las autoridades universitarias valencianas,su falta de diálogo y de no respeto a la democracia de la que tanto hablan de cara a los medios,su falta de posicionamiento claro en torno al Proceso de Bolonia,y su ineptitud para solucionar el conflicto o darle una respuesta adecuada.Así pues,se les pide al Rector y a las demás autoridades de la Universidad de Valencia la dimisión por no saber hacer frente a sus responsabilidades,a sus cargos,y querer acabar con las protestas estudiantiles de forma violenta y poco ética.

No más represión,no más detenciones,no más denuncias falsas,sí al diálogo,a la libertad de expresión y a la democracia.Por una paralización del Proceso de Bolonia,un debate público real y un referéndum.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS