Una comisión de la ONU determina que Israel ejerce el apartheid y el Estado sionista detiene el líder del BDS

Publicidad

Un informe de la Comisión Económica y Social para Asia Occidental de las Naciones Unidas determina que Israel ejerce apartheid contra la población palestina. El informe hace un llamamiento a apoyar la campaña del BDS -Boicot, Desinversión y Sanciones. El Estado sionista responde con la detención del líder internacional del movimiento BDS, el palestino Omar Barghouti. La detención se enmarca en la ofensiva sionista contra activistas palestinas e internacionales del BDS.

«Este informe establece, sobre la base de la investigación académica y abrumadora evidencia, que Israel es culpable del crimen de apartheid». Así comienzan las conclusiones del informe elaborado por la Comisión Económica y Social para Asia Occidental de las Naciones Unidas . El informe traslada la responsabilidad de determinar esto de forma legal en tribunales internacionales ya la misma ONU, al que exige que actúe «con urgencia» por dos motivos.

Portada del informe

Por un lado, remarca que la situación de apartheid detectada está presente y está teniendo lugar a día de hoy, sin nada que haga pensar que tiene que cambiar. «Cualquier demora agrava el delito mediante la prolongación de la sumisión de las palestinas para la práctica activa de segregación racial por Israel», subraya. Y añade que hay que «evitar más sufrimiento humano y poner fin a un crimen contra la humanidad que se está cometiendo ahora».

Por otra parte, el informe destaca que, desde los años 1970 y el caso de Sudáfrica, el apartheid es considerado, tanto por la ONU como por la población en general, en el segundo lugar en la jerarquía de criminalidad, sólo por debajo del genocidio. Por ello, el informe «recomienda en consecuencia que la comunidad internacional actúe de inmediato, sin esperar un pronunciamiento más formal con respecto a la culpabilidad del Estado de Israel, su Gobierno y sus funcionarios por la comisión del crimen de apartheid «.

El informe evalúa las prácticas de Israel contra la Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid y otras leyes fundamentales de derechos humanos. Asimismo, también recoge tanto la limpieza étnica de 800.000 palestinas en 1948, como la denegación del derecho al retorno de las refugiadas palestinas o «una serie de políticas diseñadas para limitar el volumen de la población palestina». También apunta hacia la restricción sistemática de derechos de la palestinas en territorio del actual Estado de Israel, en contraposición a la Ley del retorno , que concede automáticamente la ciudadanía a los judíos de cualquier lugar del mundo.

Por todo ello, denuncia una «ingeniería demográfica con el objetivo de establecer y mantener una abrumadora mayoría judía en Israel». Asimismo, tacha el Estado de Israel de «parafernalia de la democracia», donde a pesar de las elecciones democráticas, no hay ninguna amenaza de pérdida de hegemonía por parte del grupo racial dominante.

Cabe decir que el informe ya no está disponible en la web de la ONU, tal y como denunció por twitter la asociación la asociación pro-derechos humanos Al-Haq . Ahora mismo, hay que buscarlo a través de medios alternativos.

Apoyo a la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel

De forma implícita, el informe sugiere que tanto las entidades de la sociedad civil como la misma población apoyen la campaña de BDS. Así, afirma que las instituciones de la sociedad civil y las personas «también tienen el deber moral de utilizar los instrumentos a su disposición para crear conciencia de esta empresa criminal en curso y para ejercer presión sobre Israel para desmantelar las estructuras del apartheid «que permitan negociar de buena fe una paz duradera que reconozca los derechos de las palestina bajo la legislación internacional.

bacc80ners_twitter_web-02

9 activistas de los Países Catalanes se enfrentan a penas de prisión por defender los derechos humanos

Cita explícitamente el caso del apartheid sudafricano y expone que su fin fue, en parte, «por los efectos de los impactos acumulados de una variedad de medidas, incluyendo sanciones económicas y deportes boicots, llevada a cabo con la aprobación de los organismos de las Naciones Unidas y muchos estados miembros y con el apoyo de las bases en los estados con fuertes lazos estratégicos y económicos con Sudáfrica «. A continuación, añade que la eficacia de la campaña contra el apartheid era en gran parte debido al activismo internacional de la sociedad civil, que reforzó el consenso intergubernamental que se concretó en las Naciones Unidas.

A continuación, el informe detalla una serie de recomendaciones, tanto de generales como de concretos para diferentes actores estatales e internacionales. Así, el informe incluye recomendaciones, consignas y pasos a hacer desde ahora mismo para las Naciones Unidas; para los gobiernos de los estados miembros, a quien, entre otras cosas, afirma que deberían apoyar el BDS ya responder positivamente a las iniciativas que se lancen en este sentido; ya la sociedad civil y los actores sociales privados, a quien recomienda ampliar el apoyo a la campaña BDS. De principio a fin, el informe se apuntala en la defensa de los derechos humanos, tal y como subraya el BDS desde hace tiempo .

Israel responde con la detención del líder del BDS

A la espera de que la comunidad internacional mueva ficha, quien ha reaccionado ha sido Israel. El Estado sionista detuvo el pasado domingo, 19 de marzo, el líder internacional del BDS, el palestino Omar Barghouti .

Omar Barghouti

Foto de Kevin van den para Electronic Intifada

El Comité Nacional Palestino del BDS -BNC, por sus siglas en inglés- ha denunciado la detención del líder pro-derechos humanos y ha añadido que durante años «ha sido sometido a intensas amenazas, intimidación y represión por parte de varios grupos de extrema derecha israelí «. Subrayan que este acoso se ha acentuado después de que Israel considerara el BDS como una «amenaza estratégica» para su régimen racista estatal.

El digital Electronic Intifada se hace eco de la detención y de la calificación de lo que consideran «el último capítulo desesperado de represión e intimidación». Desde el BDS señalan que las acusaciones de Israel, por supuesta evasión fiscal, son «fabricadas». Según denuncia el BNC , tanto él como su esposa fueron interrogadas durante 16 horas el primer día; el miércoles 22 de marzo se cumplía el cuarto día de detención e interrogatorio.

El digital fue de los primeros medios de comunicación en hacerse eco del informe , el 15 de marzo. Desde el BDS apuntan hacia la información recogida por el diario israelí Haaretz , que el año pasado informó que Israel usaría «juego sucio» y «deslustre» para atacar activistas pro-derechos humanos que apoyaran la campaña.

Cabe destacar que este mes de marzo, Israel aprobó una ley que prohíbe la entrada o residencia no israelíes que aboguen por un boicot al Estado. La revista Newsweek recoge que el presidente de la británica Campaña de Solidaridad con Palestina, Hugh Lanning, ha sido advertido de la prohibición de entrar en el país en virtud de esta nueva ley.

Las amenazas no terminan, sin embargo, hacia las activistas internacionales: el ministro de asuntos estratégicos Gilardi Erdan quiere crear una base de datos de activistas israelíes que apoyen el BDS contra Israel o contra los asentamientos, según informa Haaretz .

» Hoy, hacer periodismo de paz pasa por dar apoyo explícito o implícito a la campaña BDS ya las activistas encausadas»

Estas fueron palabras pronunciadas por Xavier Giró, profesor de periodismo y director del Observatorio de la Cobertura de Conflictos en la UAB. Giró subrayó este punto en el marco de la presentación del informe Estudio de la cobertura mediática del conflicto entre Palestina e Israel , elaborado por las periodistas María Manyosa y Sergi Franch.

mesa redonda

Mesa redonda posterior a la presentación del informe

El acto de presentación tuvo lugar en la sede de la Fede.cat, el miércoles 15 de marzo. El informe analiza un total de 747 informaciones recogidas pers La Vanguardia , Diario Ahora , El País , RTVE y TV3 durante período de 18 meses, del 1 de abril de 2015 al 30 de septiembre de 2016. Entre las diferentes conclusiones, destaca que el 46% de las noticias usan fondos oficiales de Israel, por un 21% de fuentes oficiales palestinas y un 23% que usan testigos.

Tras la presentación del informe, tuvo lugar una mesa redonda moderada por Laia Altarriba con las periodistas Isabel Galí -TV3-, Joan Cañete – El Periódico- y Cristina Mas – Diario Ahora -, y José Ma. Royo, de la Fede.cat. Durante la mesa redonda se pusieron de relieve las carencias informativas cuando no se pueden hacer noticias desde el terreno así como las experiencias personales de aquellas que fueron corresponsales en Jerusalén. En este sentido, se destacó como la brevedad del tiempo o espacio para informar de lo que se considera noticia resto lugar al contexto histórico-político necesario. Para Cañete, que sitúa el origen del conflicto en la declaración de Balfour del 2 de noviembre de 1917, el marco mental que no hay que perder nunca es el derechos humanos y la legislación internacional.

Una comissió de l’ONU determina que Israel exerceix l’apartheid i l’Estat sionista deté el líder del BDS

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More