Una alternativa sindical: los colectivos unitarios de base

La situación es catastrófica…

 
En Grecia,  ya no se habla sobre las medidas de austeridad, porque es el día a día;  estamos nadando en eso. Las medidas votadas son catastróficas:  la caída de los salarios  es enorme,  pero también los cambios en las condiciones y relaciones de trabajo. Por ejemplo, las convenciones colectivas de trabajo tienden a desaparecer  a pesar que  fueron muy importantes en Grecia. Hay 1,5 millones de desempleados en Grecia y más del 40% de los trabajadores del sector público no  recibieron su sueldo  desde cinco meses!  Muchas familias de cinco a seis miembros, en las que todos son desempleados,  no pueden pagar más por la electricidad. Todo el mundo tiene que buscar la manera de sobrevivir.  La salud y la educación pública están prácticamente destruidas. Por esta degradación, el gobierno está queriendo abrir  estos sectores a la especulación capitalista. Después de los migrantes, las mujeres son las más afectadas por la crisis: el 70% de los desempleados son mujeres.
 
Una segunda cosa es el ataque a los derechos democráticos en los diferentes niveles. Un problema mayor  radica en la migración, donde la represión es constante con palizas racistas  de la policía que persigue a  los migrantes e ilegales, que luego son golpeados aún más por grupos de fascistas. En cuanto a los trabajadores, cualquier  paro que supera las 24 horas, es considerado ilegal  y los trabajadores  son requisados unas pocas horas después de la huelga, con obligación de asistir … Todo esto es creado por la democracia burguesa, que sabotea  ella misma las instituciones democráticas existentes.
 
Una respuesta sindical alternativa.
Una de las características de la organización sindical griega es que nunca se ha unificado. El sector mayoritario es el sindicalismo burocrático que está completamente en línea con el núcleo de la filosofía adoptada, es decir, la austeridad. En Grecia no se utiliza tanto el término «burocracia», preferimos hablar de sindicalismo estatal: su visión es apoyar la implementación de las reformas de austeridad. Este es el primer problema importante.
 
Algunos sindicalistas  tratan de deshacerse de este sindicalismo oficial y burocrático. Dentro de los sindicatos,  han implantado Colectivos  Unitarios de Base (CUB), principalmente en los sectores de salud y educación, así como en los funcionarios municipales. Durante cuatro años, se ha establecido una coordinación nacional de estos sindicatos de base;  es un primer paso hacia la reorganización sindical de la clase obrera. Con otras iniciativas similares, estamos tratando de construir una coordinación oficial de sindicatos de base para su reconocimiento legal, pero aún no está ganado.
Dada la situación del país, nuestra posición es clara: contra la austeridad, contra la Unión Europea, el €uro y el gobierno. Algunos sindicatos también exigen la nacionalización de los bancos y la abolición de la deuda odiosa, así como la puesta bajo control obrero de las empresas que cierran, sin derecho a indemnización para los patrones.
 
¿Qué hacer contra la burocracia?
 
El problema es muy complejo. En cada sindicato de base , nos basamos en la democracia directa,  con la toma de decisiones en las asambleas generales. Luego, nos organizamos con otros sindicatos que tienen también delegados,   para defender juntos esas posiciones frente a la burocracia. Para estos grupos , el problema central es enfrentar  a la burocracia. Esta llama  a huelgas y  manifestaciones distintas, pero en las mismas  fechas y horario que  nuestros llamados de los sindicatos de  base. Sin embargo, la conciencia de los trabajadores crece  y el mundo laboral comienza a dar la espalda a la burocracia. Pero la única manera legal de declarar una huelga es a través de los sindicatos. Esta es la razón por la cual la coordinación de base  trata de tener una personería jurídica para resolver este problema. Por el momento, tenemos que cohabitar con la burocracia para hacer presión al interior  de los sindicatos. Hoy en día,  hay una crisis del movimiento sindical, ligado a la desmoralización, es cierto, ya que el ataque contra los trabajadores es virulent  desde tres o cuatro años.
 
Y la relación con Antarsya?
Antarsya es un frente político de varias organizaciones  de izquierda que, desde cuatro años, trata de llevar  las luchas contra el gobierno y por una solución anti-capitalista a la crisis. Afirma claramente que los trabajadores no deben esperar  que el capital retroceda. Queremos romper esta ilusión: no puede haber  resultado positivo para los trabajadores con el capitalismo, nunca lo hubo. Por lo tanto, hacemos  hincapié en el hecho de que no podemos volver atrás. También tratamos en las bases sindicales  de llevar la lucha contra la desmoralización y la idea de que no podemos hacer nada en contra de estas medidas.
 
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS