Un total de 85 dependientes murieron cada día en 2019 sin recibir la ayuda

Este año, "por primera vez desde el año 2015", ha aumentado la lista de espera, por lo que 2019 "ha sido un año de retroceso", dicen gerentes de asuntos sociales

Publicidad

En el año 2019 en torno a 31.000 personas dependientes en España han fallecido sin recibir la prestación o el servicio que les correspondía, es decir, que 85 personas cada día han muerto sin esa atención.

Así lo denuncia el presidente de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez, en una entrevista concedida a Europa Press con motivo del fin de este ejercicio y la llegada del próximo 2020.

Ramírez detalla también que las personas que piden atención en aplicación de la Ley de Dependencia esperan una media de 426 días para la tramitación del expediente completo y en cuatro comunidades autónomas se superan los 18 meses: Canarias (785 días), Extremadura (675 días), Andalucía (621 días) y Cataluña (576 días). «Es un plazo absolutamente insoportable», subraya.

A su juicio, 2019 ha sido un año caracterizado por el mantenimiento de los recortes aprobados en el año 2012. «La inestimabilidad política y el no haber aprobado los Presupuestos Generales del Estado (PGE), donde se incorporaban 500 millones de euros que los revertían y que no se hicieron palpables, ha hecho que se hayan sufrido los mismos recortes durante este año», destaca.

Por otra parte, el presidente de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales hace hincapié en que este año, «por primera vez desde el año 2015», ha aumentado la lista de espera, por lo que 2019 «ha sido un año de retroceso» en este sentido.

No obstante, José Manuel Ramírez apunta, como «positivo», que en 2019 se ha recuperado la cotización a la Seguridad Social de las cuidadoras no profesionales. «Eso hay que ponerlo en valor. El Gobierno, sin presupuesto, ha podido recuperarlo y en este momento la tienen 50.000 cuidadoras no profesionales. Debería haber más. El ritmo es lento pero también afecta la inestabilidad política», argumenta.

Otro factor positivo de este año, según recalca, ha sido la transparencia que ha practicado el propio Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. «Nos han facilitado a información y hemos podido hacer análisis más certeros y mejores para una planificación que mejore el sistema», aclara.

En este contexto, espera que en 2020 «haya un nuevo Gobierno que permita revertir los recortes» aprobados en 2012 y el cumplimento del Pacto de Estado por la Dependencia, «que se inicie una planificación para una financiación estable que permita el desarrollo del Sistema de Atención a la Dependencia de manera adecuada y de justicia social, y que se mantenga la transparencia del Ministerio».

Fuente

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More