UN SUEÑO POSIBLE

Siento una alegría inmensa cuando un intelectual comunista cubano del calibre de Félix Guerra -en una reciente entrevista que le hiciera otro como él, Félix Sautié- habla así del socialismo al que debemos aspirar en este siglo, luego del  cuestionable devenir de los procesos de orientación socialista a lo largo del siglo XX:

—————————————–

 “El socialismo es la propiedad social, que lentamente pero sin pausa excluirá cualquier propiedad estatal. Y diluirá cualquier poder centralizado y autoritario, como sal en el agua. La propiedad estatal es pura metafísica utilitaria. Una póliza para controlar el Poder. El seguro de vida de la burocracia. El guardaespaldas indispensable para financiar corrupción.

“Socialismo es democracia integral a un nivel mucho más alto, incomparablemente mayor que en cualquier momento de la sociedad. La democracia para todos, el amor democrático sin barreras ni resquicios de exclusión.”

“El socialismo es propiedad cooperativizada y comunitaria en perfección constante de su continua complejidad. El sujeto y la multitud moviendo en personas el rumbo de sus destinos y la sociedad.”

“Es la propiedad autogestionada y cogestionada, cualquier maniobra o lógica de acceso pleno a los mecanismos para impulsar las fuerzas productivas y la creatividad social.”

“La circunstancia para que el individuo sea ciudadano en derecho y el ciudadano no extravíe en ninguna ocasión su individualidad.”

“Es también la garantía de propiedad individual mientras el protagonista acepte y disfrute y crea ser verdaderamente útil permanecer detrás de un mostrador y la caja contadora o concurriendo al mercado cotidiano.”

“El socialismo sería la sociedad de la diversidad, el disenso, las discrepancias, el debate y los acuerdos. De la información y la expresión libre de las ideas. De una prensa que responda a los intereses permanentes del pueblo y la Nación y no los eventuales de los gobiernos transitorios.”

“El socialismo sería reino de la voluntad de las mayorías y las minorías, del individuo y el talento, de las personas y sus vocaciones, del ciudadano y sus derechos y deberes, erradicados ya, hasta el último, los sectarismos, prejuicios y discriminaciones.
El socialismo sería el reino de la inteligencia y la descentralización de la inteligencia, como escribió Martí.”

“En ese socialismo, utópico ahora pero posible mañana (en horas tempranas de la tarde), será el pueblo quien reparta democráticamente las glorias y no quien cargue con las culpas.” (Entrevista a Félix Guerra Pulido por Félix Sautié, POR ESTO, desde La Habana21-07-2013)

——————————————-

Pronto, en Venezuela, saldrá  la edición ampliada de mi libro Rearmandola Utopía, en  el que este tema ha sido extensa y profundamente tratado desde convicciones muy parecidas a las expresadas por Félix Guerra.

28 de julio 2013, Santo domingo, RD.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS