Un proceso electoral viciado en Panamá

Nunca en la historia de Panamá hubo un proceso electoral más viciado que el actual. Viciado por antidemocrático, al impedir la candidatura del Prof. Jované. Viciado porque las dos principales candidaturas están acusadas de recibir dinero sucio de David Murcia Guzmán (DMG), acusado de lavado de dinero en Colombia. A unos les dio como socio y a otros como donante, según se señala. Si tuviéramos un Tribunal Electoral serio, el proceso electoral debiera ser suspendido y reiniciado con otras reglas y otros candidatos.

Si, según el diario La Prensa (martes 3/3/09), la principal vocera y abogada de Ricardo Martinelli, Alma Cortés, es también abogada de Ernesto Chong Coronado, socio de DMG en Panamá; si, según el diario La Prensa (11/3/09), DMG donó 6 millones a la campaña del PRD; si ambas candidaturas presidenciales son sospechosas de estar manchadas con dinero sucio, la Fiscalía Electoral de oficio debiera levantar la inmunidad a ambos candidatos e investigar.

La actual crisis es la muestra fehaciente que el sistema electoral panameño está podrido por completo. Las mismas reglas antidemocráticas que han impedido el surgimiento de alternativas distintas a los partidos tradicionales, las mismas reglas que permiten recibir donaciones privadas secretas a los candidatos, son las reglas que nos quieren forzar a elegir entre dos candidatos que se acusan mutuamente de recibir dinero sucio.

Nunca estuvo más claro que hoy la farsa electoral en la que los candidatos presidenciales no constituyen ninguna opción real para las aspiraciones populares de mayor democracia y solución a los problemas sociales. Ni Balbina, ni Martinelli, ni Endara son alternativa, porque representan el continuismo de la partidocracia oligárquica y corrupta.

Nunca fue tan obvio que estamos ante un sistema electoral antidemocrático y controlado por un puñado de políticos y partidos que utilizan el erario público para enriquecerse. Nunca fue más evidente que el Tribunal Electoral impide con diversas mañas la participación democrática de propuestas diferentes a la partidocracia: al negar la candidatura independiente del Prof. Juan Jované, al exigir cuotas exageradas y llenas de trabas para inscribir un partido o postular un candidato a diputado, alcalde o representante.

Nunca como en estas elecciones de 2009 se hizo tan descarada la compra de conciencias mediante millonarias campañas que esconden la ausencia de propuestas en un manto de insultos y mentiras descaradas. Nunca fue más evidente la manipulación del proceso electoral por los bloques económicos oligárquicos y sus medios de comunicación.

Los tres candidatos se han beneficiado con las alzas de los precios de la comida, con las alzas del combustible, con las licitaciones de millonarios proyectos de inversión pública. Los tres son millonarios y candidatos de los millonarios. Ni Balbina es la “candidata del pueblo”, ni Martinelli “el cambio”, ni Endara la “honestidad”. Los hechos lo prueban.Panameño, panameña, NO TE DEJES MANIPULAR, NO LES DES TU VOTO!

El momento histórico requiere que los sectores populares organicemos un proyecto político propio, un partido electoral que sí encarne el verdadero cambio al que aspira nuestro pueblo. Esta es la tarea urgente que debe asumirla vanguardia social, sindical, gremial, estudiantil y campesina. El Partido Alternativa Popular, que es una alianza democrática de diversas corrientes, abre sus puertas y se ofrece como embrión de ese gran proyecto político.

No caigamos en falsas ilusiones, no votemos con ninguno de los tres candidatos presidenciales. Es la única forma de forzar el cambio del sistema electoral y una Asamblea Constituyente. Algunos sectores populares están llamando a emitir este castigo mediante el voto blanco, nulo o la abstención, lo cual consideramos legítimo y progresivo. Pero, en función de avanzar en la construcción de una alternativa popular, el Partido Alternativa Popular exhorta a emitir un voto castigo o nulo rayando la papeleta con la consigna “JOVANE PRESIDENTE”.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS